Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
lunes 21 de octubre de 2019 | Suscribite
INTERNACIONAL / Según los bocas de urna
martes 17 septiembre, 2019

Elecciones en Israel: Empate técnico entre Netanyahu y Gantz

El primer ministro y el líder de la oposición no tendrían mayoría para formar Gobierno. El analista Joe Gehr advierte que si ninguno logra una alianza con otros partidos, habría una nueva votación.

Galería de imágenes

por Leandro Dario


Fotogalería
Elecciones Israel Foto: AP
martes 17 septiembre, 2019

Los primeros sondeos a boca de urna revelaban este martes que habría nuevamente un bloque político en Israel tras las elecciones generales. El premier Benjamin Netanyahu y su rival Benny Gantz estaban empatados al cerrar los centros de votación. El oficialista Likud obtendría entre 31 y 33 escaños de los 120 de la Knesset, el Parlamento israelí, mientras que el Partido Azul y Blanco, una alianza de centro encabezada por el ex general Gantz, conseguiría entre 32 y 34 bancas, por lo que no habría en primera instancia una mayoría clara para formar Gobierno.

En ese caso, comenzaría una ronda de negociaciones para diseñar alianzas. El primer ministro, en el poder hace diez años, se juega algo más que su supervivencia política. Investigado por la policía por corrupción y fraude, perdería su inmunidad en caso de dejar el poder y sería investigado por la fiscalía. En diálogo con PERFIL, el analista político Joe Gehr, licenciado en Relaciones Internacionales por la Universidad Hebrea de Jerusalén y fundador de la empresa Technon, confió que durante la campaña los candidatos “se tiraron a matar a tal punto que no sé qué tan fácil será crear una coalición”.

Elecciones en Israel: victoria derecha

¿Qué escenario prevé luego de las elecciones?

—Está muy complicado. Ninguno de los candidatos tiene la mayoría de 61 diputados para formar Gobierno. Hay un jugador que, como en las elecciones pasadas, será clave. Se trata de Avigdor Lieberman, de Israel Nuestro Hogar. Por un lado, ha chocado con Netanyahu en el último tiempo, pero, por otro, él es una persona muy estratégica y su objetivo final es algún día ser primer ministro de Israel. Yo creo que si analiza sus opciones es más probable que le dé su voto a Netanyahu que a Gantz. De no ser así, es muy posible que haya una tercera elección general, que es algo que nadie quiere en Israel porque es un proceso largo y costoso.

Lieberman había exigido a Netanyahu un proyecto de ley para que los ortodoxos hagan el servicio militar obligatorio a cambio de su apoyo para formar Gobierno. ¿Sigue manteniendo esa línea roja?

—De forma pública mantiene esa línea. Pero no se sabe qué tendrá bajo la manga, qué tipo de conversaciones está teniendo con la gente del Likud. Es un proyecto bastante polémico el que propone. Básicamente, la mitad de la población está de acuerdo y la mitad no.

¿Por qué, pese a las investigaciones en su contra, Netanyahu aún es tan competitivo electoralmente?

—Netanyahu es un líder que tiene unas ideas muy claras, es un comunicador excelente, habla muy bien inglés, le habla muy bien a los medios, y ha podido mantener una relación muy importante con Estados Unidos y con Trump. El electorado de Israel ve lo que se ha logrado en los últimos diez años y sin duda alguna le dan parte de ese crédito a Netanyahu, en especial vinculado al progreso en start ups y en materia de seguridad. Esta campaña está tratando de convencer a los partidos de extrema derecha para que lo apoyen. La promesa de anexar el Valle del Jordán, por ejemplo, es un anzuelo para esos grupos.

¿Hay cierto hartazgo también tras diez años de gobierno?

—Una parte de la población cree que por las acusaciones de corrupción, que todavía no han pasado al ámbito legal por ser primer ministro y tener inmunidad, llegó el momento que se vaya y haya un cambio. Muchos de sus rivales dicen que en los últimos dos años todo lo que hizo fue asegurar su cargo para no enfrentarse la justicia como un ciudadano común.

La propuesta de anexar el Valle del Jordán mata al Acuerdo del Siglo propuesto por Donald Trump o ese acuerdo ya nació muerto porque fue rechazado por las autoridades palestinas?

—Simplemente es un anzuelo que está tirando para enganchar a los partidos de derecha. Esa propuesta no tiene demasiado apoyo y no creo que pase en la Knesset. El Valle del Jordán tiene su importancia en términos militares, porque le da profundidad estratégica a Israel y previene que entren tropas y tanques.

Benny Gantz es una figura nueva en política. ¿Qué cambios habría en Israel si se convierte en primer ministro?

—Es una incógnita. Representa a un partido que dice ser de centro, pero mucha gente en Israel lo ve como de centroizquierda. Por un lado tiene como laderos a tres ex generales y un ex ministro de Defensa, que tienen una experiencia muy grande en seguridad. En el campo político, no está claro cuál sería la línea que adoptaría. Como partido tendrían que aclararlo un poco más. Ha mostrado básicamente que protegerá a Israel y atacó a Netanyahu como estrategia de campaña.

Estados Unidos acusó a Irán de estar detrás del ataque a plantas petroleras en Arabia Saudita. Si escala el conflicto con Teherán, ¿puede Israel involucrarse en una eventual guerra?

—Israel ha adoptado correctamente una política de no meterse en ese conflicto. Por supuesto, siempre está atento a lo que pasa con Irán. Pero si hay una lucha por poder entre Irán y Arabia Saudita, Israel se sienta a un lado y observa. Irán dijo que quiere borrar a Israel del mapa y matar a todos los judíos. Desde ese momento, Israel ha estado muy pendiente de lo que hacen los iraníes. Por el vacío que se creó en Medio Oriente desde que Barack Obama sacó a Estados Unidos de la región, los propios intereses de los países árabes hicieron que se pongan del lado israelí y vean a Irán como una amenaza más grande.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4789

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.