viernes 30 de septiembre de 2022
INTERNACIONAL Estrategia escapista

Un hombre cambió de género y se liberó de una denuncia por violencia contra su ex pareja

Sucedió en España. La mujer perdió su derecho a la restricción perimetral porque su agresor cambió de nombre en el Registro Civil. Él comenzó su transición mientras eran pareja, pero la víctima, al querer separarse, sufrió vejaciones y abusos.

20-09-2022 13:10

Una mujer denunció a su ex pareja por violencia de género, pero como él decidió cambiar su identidad en el Registro Civil y llevar nombre de mujer, no recibirá el amparo de la Ley de Violencia Machista. Se trata de dos personas de Cataluña, España, que tenían una relación heterosexual, hasta que él decidió transicionar. Como la mujer no quería sostener una relación con esa persona con una identidad diferente a la que había conocido decidió separarse, pero allí comenzaron los maltratos. 

Ambos viven juntos en la actualidad y la víctima no sabe qué hacer para resguardarse. Ella realizó la denuncia el pasado 15 de agosto, pero fue tomada como “violencia doméstica”, una entidad menos contundente que la de “violencia machista”. Esto implica que ella no puede pedir una orden de restricción perimetral, ya que para la justicia el conflicto es como el que podría darse entre amigos o hermanos y están obligados a vivir en la misma casa porque la pensión contributiva de quien ejerce violencia le impide irse.

El nuevo libro de John Boyne acerca de la transición de género

Transición de género y violencia machista: la historia de la pareja

La pareja comenzó en 2011 cuando ambos tenían más de 50 años, pero en 2020, según contó Carmen (es un nombre ficticio), su pareja Agustín (también es un nombre falso), decidió comenzar a probar vestuario femenino y luego decidió hacer un tratamiento hormonal para ser mujer. Ante esto, Carmen decidió cortar porque, aunque lo apoyaba, ella era heterosexual.

En ese momento comenzaron los maltratos. “Cada vez que me duchaba, se metía en la bañera y me toqueteaba, al igual que por la noche, cuando creía que yo estaba dormida, se metía en la cama para tocarme”, contó Carmen a El Mundo de España. Luego, el 15 de agosto, la mujer regresó a su casa tras pasar la tarde con sus nietos y encontró el candado con el que trababa la puerta de su habitación roto y todas sus pertenencias revueltas. Agustín la golpeó y amenazó y ella huyó a un hospital para que le hicieran un parte de lesiones y poder hacer la denuncia.

Sin embargo, los Mossos d'Esquadra, la policía de Cataluña, no pudieron cursar la denuncia al advertir que Agustín se había cambiado de género cinco meses antes, en marzo. “Cuando me senté delante del agente me comunicó con sorpresa que mi ex pareja tenía, ahora, nombre de mujer a efectos oficiales”, detalló Carmen.

Femicidio en Campana: "El acusado había sido denunciado por dos parejas diferentes"

Un hombre cambió de generó y se liberó de una denuncia por violencia contra su ex pareja.

La mujer también contó otra situación inusual que le tocó vivir. Un día Carmen no podía ingresar a su casa porque su ex no se lo permitía, pero cuando llegó la policía tampoco pudo actuar porque su identidad en el documento es la de una mujer.

Por su parte, las abogadas de Carmen cuestionaron la validez de los documentos que Agustín presentó ante el Registro Civil para hacer el cambio de identidad y apuntaron que el tema es muy delicado, sobre todo con la ley que está por aprobarse que permite el cambio de sexo o género sin ningún trámite.

RB/fl