martes 27 de septiembre de 2022
INTERNACIONAL antes bucha, ahora izium

Europa quiere llevar a Putin ante un tribunal por crímenes de guerra cometidos en zonas de Ucrania

La Unión Europea evalúa la posibilidad de crear un tribunal internacional que juzgue crímenes de guerra, tras el hallazgo de cientos de cuerpos de soldados y civiles ucranianos en Izium, una de las ciudades recuperadas por Kiev en su ofensiva en el sur y el este del país. Según el Defensor del Pueblo de Ucrania, al menos mil personas fueron torturadas y asesinadas en los territorios ocupados por las tropas rusas durante siete meses en la región de Járkov. Los combates prosiguen con fiereza en Donetsk, mientras Rusia bombardea varias ciudades, en muchos casos a objetivos civiles.

17-09-2022 23:55

La presidencia checa de la Unión Europea (UE) llamó ayer a crear un tribunal internacional que juzgue crímenes de guerra, tras el hallazgo de cientos de cuerpos cerca de Izium, ciudad del este de Ucrania liberada recientemente de las fuerzas rusas, mientras los combates en el país continúan. 

“Somos favorables a que todos los criminales de guerra sean castigados”, declaró ayer el ministro de Exteriores de República Checa, Jan Lipavsky, cuyo país tiene en este momento la presidencia rotativa de la Unión Europea. “Pido que se cree rápidamente un tribunal internacional especial que castigue el crimen de agresión”, insistió.  

El llamamiento llegaba tras el hallazgo de unas 450 tumbas cerca de Izium, donde “el 99% de los cuerpos exhumados mostraban signos de muerte violenta”, dijo el viernes el gobernador regional Oleg Sinegubov. “Hay varios cuerpos con las manos atadas a la espalda y una persona está enterrada con una cuerda alrededor del cuello. Obviamente, estas personas fueron torturadas y ejecutadas”, agregó.

Vuelve el horror por las zonas reconquistadas a los rusos: cientos de cadáveres con huellas de torturas 

El Defensor del Pueblo ucraniano, Dmitro Lubinets, señaló en Telegram que “probablemente más de mil ciudadanos ucranianos fueron torturados y asesinados en los territorios liberados de la región de Járkov”. 

Indignación. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, prometió en un video publicado en Telegram, un “castigo terriblemente justo” para los responsables de los presuntos crímenes cometidos en Izium. 

El macabro hallazgo ha provocado una ola de indignación en Occidente, a unos cinco meses de que la retirada del ejército ruso de la región de Kiev revelara la existencia de cientos de cadáveres de civiles, de los cuales muchos mostraban signos de tortura o de haber sido víctimas de ejecuciones sumarias, especialmente en la localidad de Bucha.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, sostuvo que “cada vez que vemos que la marea rusa se retira de las partes de Ucrania que ha ocupado, vemos lo que deja a su paso. Y este último descubrimiento de aparentemente 440 fosas comunes en Izium es un recordatorio de ello”, sostuvo y pidió que estos actos sean considerados “crímenes de guerra”.

También Emmanuel Macron se mostró conmocionado por el hallazgo de las tumbas. “Condeno enérgicamente las atrocidades cometidas en Izium bajo la ocupación rusa”, tuitéo el presidente francés. en un mensaje en Twitter. “Los autores serán considerados responsables de sus actos. No hay paz sin justicia”.

20220917_izium_jarkov_tumbas_ucrania_afp_g
Exhumación. Las tareas de los forenses, recuperan cadáveres, algunos con las manos atadas.

Reacciones. “El mundo debe reaccionar ante todo esto. Rusia ha repetido en Izium lo que hizo en Bucha”, dijo Zelenski en un mensaje de video el viernes por la noche, celebrando el envío de un equipo de la ONU al terreno para unirse a la investigación ucraniana. Estados Unidos y la Unión Europea mostraron su indignación y responsabilizaron de lo sucedido a Rusia.

“Este comportamiento inhumano de las fuerzas rusas debe cesar inmediatamente”, declaró en un comunicado el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell.

El jueves, antes del descubrimiento de las tumbas, la presidenta de la Comisión Europea Ursula von der Leyen había pedido la comparecencia del presidente ruso Vladimir Putin ante la Justicia internacional por crímenes de guerra. 

El presidente estadounidense, Joe Biden, advirtió a su homólogo ruso contra la utilización de armas químicas en Ucrania. “Cambiaría el curso de la guerra de una manera que no se ve desde la Segunda Guerra Mundial”, advirtió el mandatario estadounidense durante una entrevista con la cadena CBS.

Sobre el terreno, donde las fuerzas ucranianas armadas por los occidentales primero contuvieron el avance ruso en el este y luego recuperaron miles de kilómetros cuadrados en una contraofensiva relámpago en el noreste, los enfrentamientos proseguían.

Por primera vez en seis meses, El Vaticano condenó la guerra "insensata, repugnante y sacrílega"

Civiles. En las zonas recapturadas por las fuerzas ucranianas, los enfrentamientos con el ejército ruso atrincherado en el lado este del río Oskil continuaban. Según un comunicado del Estado Mayor General de las fuerzas ucranianas, “el enemigo llevó a cabo durante el día cuatro ataques con misiles y 15 ataques aéreos, así como más de veinte ataques con lanzacohetes múltiples contra emplazamientos civiles y militares en Ucrania”. Y en la región de Járkov, una niña de 11 años murió por disparos de misiles rusos en la localidad de Chuguiv, indicó el gobernador Oleg Sinegubov.

Asimismo, “los invasores rusos bombardearon” una central térmica ayer por la mañana en Mikolaivka, afirmó Pavlo Kirilenko, gobernador de la región de Donetsk, en el este, en Telegram.

En la vecina región de Dnipropetrovsk, “los rusos dispararon Grad (lanza cohetes múltiples) y artillería pesada toda la noche sobre el distrito de Nikopol”, afirmó el gobernador local, Valentin Reznitchenko. Y en el sur, una persona murió en Dmitrivka por bombardeos rusos, según el gobernador regional, Vitali Kim. El ejército de Moscú negó los bombardeos a civiles y dijo que se trataba de ataques de “alta precisión” contra objetivos militares, algo que sostiene siempre ante la muerte de civiles en sus bombardeos.

 

Reconectaron la electricidad en Zaporiyia

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA), que preside el argentino Rafael Grossi, anunció ayer que se ha restablecido la cuarta línea eléctrica dañada que conectaba la central nuclear de Zaporiyia con la red exterior, por lo que ya tiene suministro eléctrico. La central se encuentra paralizada desde el 11 de septiembre, cuando se apagó el último reactor activo. Ahora cuenta de nuevo con el suministro de 750 kilovoltios de la cuarta línea que resultó dañada en los combates entre fuerzas rusas y ucranianas, según ha informado la propia AIEA. Este suministro eléctrico es fundamental para facilitar la refrigeración de los reactores y por tanto su seguridad, así como “otras funciones de seguridad esenciales”, sostuvo la agencia en un comunicado. La línea restaurada se perdió hace dos semanas, por lo que la central dependía de la propia energía que producía y de las líneas de emergencia conectadas a otra central.