miércoles 07 de diciembre de 2022
INTERNACIONAL Votan este domingo

Italexit, guerra en Ucrania y subsidio: las claves de las elecciones anticipadas en Italia

Una 50 millones de italianos definen el parlamento que elegirá al sucesor de Mario Draghi. Candidatos y todos los detalles del sistema electoral. Qué dicen las encuestas, y la brecha norte - sur siempre presenta.

24-09-2022 22:00

Italia comenzó la cuenta regresiva hacia las elecciones generales anticipadas del 25 de septiembre. Una serie de desafíos marcarán al próximo gobierno del país que atraviesa el fuerte descontento popular por el estancamiento económico, la guerra en Ucrania y el auge de la extrema derecha antieuropeísta.

El próximo domingo 50 millones de italianos serán convocados a las urnas para elegir a los miembros del parlamento que decidirá el sucesor del primer ministro saliente, Mario Draghi, luego de que la falta de apoyo de sus socios políticos provocaran la caída de su gobierno el pasado 21 de julio.

Italia, conocida como "el gigante industrial con pies de barro", detenta algunos de los peores indicadores en Europa: no tiene salario mínimo, la caída del poder adquisitivo fue la peor del continente según la OCDE, padece la fuga de cerebros y jóvenes que emigran en busca de oportunidades, falta de crecimiento y una de las peores brechas de género comparada con sus vecinos, entre otros.

Elecciones en Italia 20220923

1. ¿Por qué se celebran elecciones anticipadas?

Las próximas elecciones generales en Italia estaban previstas inicialmente para el 2023, sin embargo, el presidente Sergio Matarella convocó a anticipadas luego del colapso de la diversa coalición que sostenía al exitoso economista Mario Draghi como jefe de gobierno, que incluía partidos de izquierda, antisistema, derecha y centro. Esto no fue algo que sorprendió, considerando la volatilidad política en Italia por la que los gobiernos duran poco tiempo.

La caída de Draghi, extitular del Banco Central Europeo y ferviente europeísta, se dio a pesar de encabezar la recuperación económica de Italia luego de la crisis de la pandemia de coronavirus, a tal nivel que The Economist lo distinguió como "el país del año". La guerra en Ucrania acentuó la crisis y eventualmente provocó la escisión de la coalición del jefe de gobierno que aprobó una serie de sanciones a Rusia, un histórico aliado italiano, y ayuda militar a Ucrania.

Mario Draghi
El primer ministro saliente de Italia, Mario Draghi.

Admiradora de Mussolini y antieuropea: Giorgia Meloni, la favorita para gobernar Italia

2. Un subsidio, el norte rico y el sur pobre

Uno de los puntos de fricción entre los miembros de la coalición -todavía- gobernante fue el "ingreso de ciudadanía", un subsidio de 550 euros al mes que cobran 2,5 millones de desempleados, implementado en 2019. La mayoría de los beneficiarios (1,7 millones de personas) viven en el sur del país, donde el 10% de los hogares se encuentra en la pobreza absoluta y los jóvenes emigran, en contraste con el rico e industrializado norte de Italia.

En medio de la crisis económica y el pedido de ayuda financiera a la Unión Europea, ese "gasto social" alimentó los discursos de derecha. En tanto, la campaña electoral se apoderó del tema, y los ultraderechistas prometieron abolirlo sin más ni menos. 

3. La "coalición de centroderecha", la favorita de la contienda

El alto costo de vida y la falta oportunidades fueron temas clave de la campaña electoral liderada por la ultraderecha en la figura de Giorgia Meloni, una confesa admiradora del exdictador Benito Mussolini que podría hacer historia al convertirse en la primera mujer en ocupar el cargo de primera ministra, según los últimos sondeos. Tiene una agenda antieuropeísta y anti-derechos que preocupa a una Europa convulsionada por la guerra en Ucrania.

Elecciones en Italia 20220923
Giorgia Meloni.

Su partido, Hermanos de Italia, es una fuerza conservadora y ultranacionalista considerada "posfascista" y heredera del Movimiento Social Italiano (MSI), fundado por los seguidores de Mussolini tras su caída (1945). Cuenta con el apoyo de La Liga de Matteo Salvini, Forza Italia de Silvio Berlusconi, y el antisistema Movimiento 5 Estrellas, liderado por el Giuseppe Conte, el expremier y uno de los causantes de la caída de Draghi.

Entre todos podrían obtener el 46% de los votos, según los sondeos previos a la veda. El ascenso de la derecha tiene que ver también con que la izquierda llega dividida. En segundo lugar está Enrico Letta del Partido Democrático Italiano, que rompió con el antisistema Movimiento Cinco Estrellas de Giuseppe Conte.

Giuseppe Conte 20220923
Giuseppe Conte, líder del Movimiento Cinco Estrellas.

4. El Italexit

La canalización del enojo de los italianos en gran parte está dirigida hacia la Unión Europea, por lo que el fantasma de una salida del bloque, fogoneada por algunos políticos de extrema derecha, preocupa a Europa. En tanto, con el retorno de la derecha al poder luego del gobierno pro-europa de Draghi (quien mantenía una estrecha relación con el presidente francés Emmanuel Macron) genera una "incertidumbre preocupante", según definió la ministra francesa de Asuntos Europeos, Laurence Boone.

Además de las restricciones a la soberanía económica que impone la zona euro, potenciada por economías fuertes como la francesa y la alemana, se temen tensiones dentro de la UE sobre temas como inmigración y cuestiones sociales, incluido el derecho al aborto. Italia sería, después de Suecia, el segundo país miembro de la UE en formar un gobierno de coalición con la extrema derecha.

Elecciones en Italia 20220923
Enrico Letta del Partido Democrático.

5. La guerra en Ucrania

Al momento incierto en Italia respecto a Europa se suma la incertidumbre por la guerra entre Rusia y Ucrania, que provocó una crisis energética que aumentó drásticamente el costo de vida y de las tarifas y se convirtió en un tema clave en la campaña electoral. Además, también preocupan las ambivalentes posturas de los protagonistas de la coalición de derecha con el presidente ruso, Vladimir Putin, una figura que provoca divisiones en la clase política italiana.

Italia, que forma parte de la OTAN desde su fundación en 1949, alberga varias bases militares de la organización en su territorio, en particular en Nápoles, Sigonella (Sicilia) y Aviano (norte). En tanto, si gana la derecha, es posible que Italia recobre la antigua estrategia de jugar a "dos puntas", de un lado sus aliados occidentales (la UE y Estados Unidos) y del otro Rusia, un aliado histórico.

Rusia e Italia 20220922
Vladimir Putin junto al ex primer ministro Giuseppe Conte (Movimiento 5 Estrellas) y sus dos vice primeros ministros de entonces, el euroescéptico líder de la Liga Matteo Salvini y el actual ministro de Asuntos Exteriores Luigi Di Maio (ex 5 Estrellas).

Vladimir Putin se metió en la campaña electoral en Italia: "Tenemos mucho por recordar"

6. ¿Cómo funciona el sistema electoral italiano?

A nivel político Italia es inestable y entretenida, en línea con los permanentes cambios del caótico sistema electoral que mezcla dos sistemas, el de mayoría simple y el proporcional, algo que favorece a las coaliciones frente a los partidos individuales. Según las reglas electorales, en esta democracia parlamentaria bicameral un tercio de los escaños del parlamento se asignan con el primer modelo y dos tercios con el segundo. Los italianos mayores de 18 años pueden votar la configuración parlamentaria que luego elegirá al jefe de gobierno mediante un voto de confianza, luego de negociaciones entre los partidos y la aprobación del jefe de estado.

Desde que Italia se convirtió en república en 1947, las sucesivas modificaciones al sistema electoral le dieron la fama de ser "inestable", siendo la más reciente el referéndum de 2020 que dispuso la reducción de los miembros del congreso. Los gobiernos han colapsado repetidamente, dando lugar a 67 gabinetes en los 76 años transcurridos desde la creación de la república italiana. Esto se ve agravado por la inestabilidad económica, la corrupción y la división entre el norte y el sur del país.