domingo 14 de agosto de 2022
INTERNACIONAL Pandemia de coronavirus

Letonia podría sacrificar miles de visones por "mutaciones descontroladas" del Covid-19

Al menos cuatro de estas mutaciones fueron descritas en por los científicos como "potencialmente peligrosas" y se teme que de la granja surja una nueva "cepa letona".

11-12-2021 19:15

El gobierno de Letonia informó que se detectaron mutaciones "descontroladas" del virus que causa el Covid-19 en una granja que alberga unos 100 mil visones destinados a la producción de pieles. Ahora, las autoridades sanitarias barajan la posibilidad de sacrificarlos para evitar un rebroteo el surgimiento de una nueva cepa del virus.

Según el medio de comunicación local delfi.lv, el coronavirus llegó por primera vez a la granja de pieles Baltic Devon Mink (cerca de la ciudad de Bauska) en algún momento entre el 20 de febrero y el 3 de marzo, y los primeros informes de visones que contrajeron Covid-19 fueron detectados a mediados de abril, después de la muerte de nueve animales.

Según los informes, el coronavirus continuó propagándose desenfrenadamente entre la población de la granja -calculada en más de 97 mil visones- durante los últimos meses. La aparente similitud genética de las muestras del virus tomadas de los animales y las personas en la granja llevó a los científicos a concluir que el patógeno dio un salto entre especies varias veces.

visones
El visón es identificado hasta ahora como el único animal capaz de transmitir Covid-19 a los humanos.

Los "visones zombies": animales sacrificados en Dinamarca salen de sus tumbas

Se informó, además, que si bien algunas de las mutaciones del coronavirus encontradas en la granja de visones -la más grande de Letonia- aparentemente no fueron descritas previamente por los investigadores, al menos cuatro de estas mutaciones fueron descritas por los científicos como "potencialmente peligrosas".

"Existe la preocupación de que tales mutaciones puedan disminuir la efectividad de las vacunas", reconoció Monta Briviba, investigador del Centro de Estudios e Investigaciones Biomédicas (BMC) de Letonia que participó en la secuenciación del coronavirus que afectó a los visones del país europeo.

visones
Desde el inicio de la pandemia se reportaron brotes de Covid-19 en 407 granjas de visones en Europa.

La mordedura de un ratón con Covid-19 causa alerta en Taiwán

El científico dijo que la variante del Covid-19 que continúa afectando a los visones de la granja podría próximamente describirse como la nueva "cepa letona". El BMC explicó que la transmisión del Covid-19 entre animales, en principio, no se puede controlar, y no se sabe qué nuevas mutaciones del virus pueden aparecer entre ellos.

Ante esto, las autoridades sanitarias del país están debatiendo la posibilidad de sacrificar a miles visones, como ocurrió en Dinamarca y Países Bajos. Aunque el Servicio de Alimentación y Veterinaria del país dijo que los visones de la granja no presentan síntomas de la enfermedad y tampoco registran un aumento de la tasa de mortalidad, el BMC dijo que no veía otra solución que extinguir a la población animal para evitar un rebrote sanitario.

El caso de los millones de visones sacrificados en Dinamarca

visones
En 2020, el gobierno de Dinamarca ordenó el sacrificio de unos 15 millones de visones y el cierre de toda la industria de pieles de visón del país

El peligro de la propagación incontrolada del coronavirus entre los animales de las granjas peleteras es bien conocido en todo el mundo: desde el inicio de la pandemia se reportaron brotes de Covid-19 en 407 granjas de visones en Europa.

En 2020, las autoridades de Dinamarca sacrificó a toda la población de visones de granja del país debido a las preocupaciones sobre las mutaciones del virus entre los animales. Esta decisión tuvo como resultado el exterminio de unos 15 millones de visones y el cierre de toda la industria de pieles de visón del país que, hasta entonces, era el mayor productor mundial de ese producto.

La matanza se consideró ilegal, ya que la ley danesa no permite el sacrificios de animales sanos, y el escándalo resultante provocó la dimisión del ministro danés de Agricultura, Mogens Jensen. A diferencia de las variantes Delta u Ómicron, la mutación en los visones desapareció pocas semanas después en las regiones afectadas.

ds