2nd de March de 2021
INTERNACIONAL Crisis global
05-01-2021 14:39

Los principales riesgos geopolíticos del año: ¿será 2021 peor que 2020?

La asunción de un Joe Biden deslegitimado, la pandemia, la disputa entre Estados Unidos y China y el descontento en América Latina fueron señalados en el último informe de Eurasia Group.

05-01-2021 14:39

¿Puede 2021 ser peor que 2020? ¿Puede, al menos, ser igual de malo? Según la consultora Eurasia Group, que elabora todos los años su análisis de riesgo político global, se tratará de un año complejo, con múltiples amenazas geopolíticas, económicas, sociales y sanitarias, con una pandemia que aún condicionará la recuperación económica. Según la prestigiosa firma liderada por Ian Bremmer, se trata de “la peor crisis que el mundo ha experimentado en generaciones”.

En el “Top Risks 2021”, hay enumerados diez probables riesgos mundiales. En el último puesto está América Latina. Según el ranking, el descontento social y las vulnerabilidades previas a la pandemia amenazan con copar las urnas este año en la región, cuando se celebren elecciones legislativas en Argentina y México, y presidenciales en Chile, Perú y Ecuador.  

¿Cuáles son los riesgos en 2021?

  1. Presidente de Estados Unidos N° 46: Joe Biden será un mandatario con asterisco, según lo calificó Eurasia Group. El demócrata, que asumirá el próximo 20 de enero tras haber derrotado a Donald Trump, se juega hoy gran parte del éxito de su gestión en unas elecciones cruciales. Georgia celebrará la segunda vuelta que dirimirá dos bancas para el Senado. Si los demócratas vencen, Biden contará con mayoría legislativa para aprobar con rapidez proyectos urgentes para sacar al país de la crisis económica. Si, en cambio, los republicanos ganan al menos un escaño, la Cámara alta se convertiría en una máquina de impedir, en un país absolutamente polarizado, donde casi la mitad del electorado cree que Joe Biden es un presidente ilegítimo.

    Los principales riesgos geopolíticos de 2021. 20210105
  2. Una larga crisis del Covid-19: Ni el coronavirus ni sus impactos de amplio alcance desaparecerán una vez que comience la vacunación. De hecho, los países pobres no tendrán disponibilidad generalizada de la vacuna hasta, al menos, 2022. La pandemia dejará un legado de alta deuda pública, desempleo y descontento social. “Las diferentes tasas de recuperación, tanto dentro de los países como entre ellos, avivarán la ira y el malestar público. Además, los mercados emergentes podrían enfrentarse a una crisis financiera”, alerta Bremmer.
     
  3. Clima: El año pasado fue el más caluroso del planeta. Los gobiernos y las empresas han anunciado nuevas políticas para abordar una crisis creciente. Si bien la asunción de Biden, con su compromiso de reincorporar a Estados Unidos al Acuerdo de París, puede ser interpretado como una buena noticia, la transición energética estará dominada por la competencia y la falta de coordinación.
     
  4. Ampliación de tensiones entre EE.UU. y China: Como señalaron los internacionalistas argentinos Esteban Actis y Nicolás Creus, autores del libro La Disputa por el Poder Global, la conflictividad entre las dos súper potencias es estructural y llegó para quedarse. Los esfuerzos de Estados Unidos para reclutar aliados en su disputa con Beijing, la diplomacia de las vacunas y la competencia por liderar la tecnología climática complicarán aún más la relación bilateral central del sistema internacional. Con una estrategia más sofisticada basada en la coexistencia y la disuasión , Biden jugará al póker con Xi Jinping. El objetivo será el mismo que tenía Trump: evitar la transición hegemónica.

    Los principales riesgos geopolíticos de 2021. 20210105
  5. Datos globales: El control de los datos será central en la disputa tecnológica entre Washington y Beijing. China solía ser una excepción a la hora de controlar y limitar el flujo de información en Internet. Pero esa norma se propagó a otros países. Sistemas de reconocimiento facial, apps, tobilleras electrónicas, y metadatos fueron utilizados por autocracias, dictaduras y democracias para limitar la propagación del coronavirus.
     
  6. Riesgos cibernéticos: Según Eurasia Group, será difícil mantener el inestable status quo en el ciberespacio. Una combinación de riesgos de baja probabilidad y alto impacto y tendencias tecnológicas inexorables hacen de 2021 el año en que el ciberconflicto creará un riesgo tecnológico y geopolítico sin precedentes.
     
  7. Turquía: Ankara evitó con lo justo una crisis financiera a fines de 2020. El presidente Recep Tayyip Erdogan giró hacia una política monetaria más ortodoxa con el nombramiento de un equipo económico pro mercado. Si bien el gobierno surfeó la crisis, la misma podría reaparecer y afectar a su base electoral. El gran riesgo es que, para distraer a la atención, el presidente se lance al “aventurerismo” en la política exterior, lo que renovaría las tensiones con Chipre, Grecia y Francia en el Mediterráneo.
     
  8. Medio Oriente y los precios bajos del petróleo: Los precios de la energía se mantendrán bajos, manteniendo la presión sobre gobiernos de la región y del norte de África, que ya enfrentaban inestabilidad política y social y dependen de la exportación y cotización del oro negro para mantener a flote su macroeconomía.
     
  9. Europa después de Merkel: Angela Merkel dejará de ser canciller de Alemania en 2021. Su liderazgo fue fundamental en 2020 para asistir a los países del sur de Europa y mantener cohesionada a la Unión Europea. Su inminente partida dejará un importante vacío de poder, en momentos en que Hungría y Polonia, entre otros, desafían las cláusulas democráticas que sustentan el proyecto comunitario.
     
  10. Decepciones en América Latina: Si Medio Oriente es el gran perdedor de la crisis del coronavirus, América Latina se queda con un cómodo y claro segundo puesto. La caída de la economía fue la mayor de todas las regiones del mundo. No habrá disponibilidad generalizada de vacunas hasta el segundo semestre de este año. Encima, los países de la región no están preparados para una nueva ola de contagios, con los sistemas de salud saturados por la cantidad de pacientes, estresados por el agotamiento de su personal, y deteriorados por décadas de abandono y desinversión.
     

Los principales riesgos geopolíticos de 2021. 20210105

La crisis coincidirá con un intenso cronograma electoral: en 2021 habrá elecciones legislativas en Argentina y México, así como presidenciales en Ecuador, Perú y Chile. “Los cinco países han experimentado un importante deterioro fiscal, el resultado de un mayor gasto para mitigar el impacto económico de la pandemia. Dado el aumento de la pobreza, la creciente desigualdad y el alto desempleo, presidentes debilitados no estarán dispuestos a tomar decisiones políticamente costosas, como el recorte del gasto en servicios sociales”, sostiene el informe.

Eurasia Group considera que el presidente Alberto Fernández quedará más debilitado tras las elecciones de este año, “dado el grave estado de la economía”. Esa circunstancia reducirá aún más “su capacidad de imponer ajustes fiscales y medidas de reducción de la inflación”, condiciones que son discutidas con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para lograr una renegociación de la deuda y aliviar la sangría de las reservas del Banco Central.

El otro elemento que enciende las alarmas en América Latina es la posibilidad de la emergencia de nuevos liderazgos populistas en las presidenciales en Perú y Ecuador.

En esta Nota