viernes 30 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA GUERRA POR NAGORNO KARABAJ

Armenia y Azerbaiyán acordaron el cese el fuego

Luego de dos días donde se registraron 155 soldados muertos de ambos bandos, en lo que representó uno de los enfrentamientos más graves desde el 2020, se tomó la decisión de detener los ataques provisoriamente.

15-09-2022 08:45

Armenia y Azerbaiyán negociaron un alto el fuego para poner fin a una ronda de combates que ha causado la muerte de 155 soldados de ambos bandos por el enclave de Nagorno Karabaj, disputado por ambos países. Fueron 105 armenios y 50 azeríes.

Lograron la tregua después de dos días de intensos combates que supusieron el mayor brote de hostilidades entre ambas naciones en casi dos años. Poco antes del anuncio, miles de armenios salieron a las calles de la capital, Everán, para acusar al primer ministro, Nikol Pashinián, de traicionar a su país al tratar de apaciguar a Azerbaiyán.

Ambos países se culpan mutuamente por las hostilidades. Las autoridades armenias acusan al régimen de Ilham Aliyev, de una agresión no provocada y las azeríes a coro con su socio principal, el presidente de Turquía, Recep Tayip Erdogan, aducen que respondieron a cañoneos de Armenia.

Azerbaiyán y Armenia se cruzan en otra guerra

Desde comienzos de este año, Turquía y Armenia mantienen reuniones en Viena para establecer relaciones diplomáticas, más allá de la falta de reconocimiento del genocidio armenio propinado por los Jóvenes Turcos entre 1915 y 1923.

Nagorno Karabaj, la tierra disputada

Armenia y Azerbaiyán están enfrentados desde hace décadas por la región de Nagorno Karabaj, que forma parte de Azerbaiyán, pero está bajo el control de Armenia por decisión de su población desde que terminó la guerra separatista en 1994.

Durante una guerra de seis semanas en 2020, Azerbaiyán recuperó amplias franjas de Nagorno Karabaj y territorios adyacentes que estaban en poder de las fuerzas armenias. Hubo 6.500 muertos en los combates, que terminaron con un acuerdo de paz bajo la mediación de Rusia con el envío de unos 2.000 soldados.

AO PAR