MODO FONTEVECCHIA
Panorama político

Así como el kirchnerismo fue anti Menem, el anti kirchnerismo más duro tenía que ser pro Menem

El politólogo Pablo Touzon anticipó la reivindicación del menemismo representada en Javier Milei al afirmar, en sus análisis, que era lógica una reivisita al legado del ex presidente. "El kirchnerismo construye su relato negando su propia participación del proceso de los '90", afirmó.

Pablo Touzon
Pablo Touzon | Télam

El periodista y autor de “¿Qué hacemos con Menem?”, analizó la dialéctica de oposición kirchnerismo-menemismo, lo que arroja luz al giro epocal que se genera con la irrupción de Javier Milei. “El único busto de la parte democrática que no había en la Casa Rosada era el de Menem”, declaró en Modo Fontevecchia, por Net TV, Radio Perfil (AM 1190) y Radio Amadeus (FM 91.1).

Pablo Touzon es periodista, politólogo, analista, fundador y editor de la revista Panamá. Es autor de libros como “La grieta desnuda. El macrismo y su época” y, esencialmente, de un libro  que publicó en 2020: “¿Qué hacemos con Menem?”. 

Fuiste una especie de pitoniso al adelantar tu preocupación con Menem a través de tu libro “¿Qué hacemos con Menem? 20 años después, algo que termina siendo un tema casi central de la agenda política  del 2023/2024.

Me quedé pensando en relación al spot que se realizó luego del fin de la segunda presidencia de Carlos Menem, aquel que decía “Menem lo hizo”. Pienso en  cómo podría ser el spot del kirchnerismo, es decir, qué podría contener un spot de “el kirchnerismo lo hizo”, me parece un buen ejercicio comparativo.

¿Qué hacemos con Menem?”, antes de salir en formato de libro, salió en la revista digital Panamá, en plena cuarentena, incluso antes de que muera Menem. En ese momento era un ejercicio un poco provocador. Ya empezaba bajo la especie de súper reivindicación de Alfonsín que generaba Cristina, sobre un Alfonsín un poco masticado por todos.

En 2020 viene Alberto con su propio Alfonsín, entonces nos preguntamos la tarea de la época, que implicaba un poco salirse del agotamiento del modelo kirchnerista, que ya había ejemplificado Macri en su propia caída. 

Los líderes políticos confirmados para la asunción presidencial de Milei 

Nos preguntamos si no es Menem el único que nadie quería nombrar, en base a un texto que había escrito Martin Rodríguez, donde señalaba que el único busto de la parte democrática que no había en la Casa Rosada era el de Menem. 

Menem fue la parte más cancelada del peronismo, porque un poco el kirchnerismo construye su relato negando su propia participación del proceso de los '90. Menem era una especie de Akenatón, de esta tradición paragónica peronista en el sentido de que era el tipo que reversionaba la religión, entonces, mejor sacarle todo los registros históricos. El kirchnerismo se fundó contra Menem, con lo cual era obvio que ese punto de vista iba a estar cancelado. 

Menem lo hizo 

Me parece muy inteligente lo que planteas sobre que Macri fue un "antikirchnerismo light" y, finalmente, el verdadero antikirchnerismo era Menem, porque el kirchnerismo vino a plantearse como el fin de las ideas que representaba Menem, es decir, lo eligió como contraparte. La respuesta lógica de la sociedad al kirchnerismo tenía que ser alguien que reivindicase a Menem. Cuando escribieron este libro, Milei todavía no estaba en la escena política, recién fue candidato a diputado por CABA en 2021 obteniendo solamente 300.000 votos. En ese contexto, simplemente con una mirada histórica, concluye que la próxima reivindicación será la de Menem. ¿En 20 años la nueva reivindicación será el kirchnerismo? ¿La historia se repite de esta manera?

Yo pensaba, en relación al proceso del kirchnerismo, preguntarnos ¿qué hacemos con Néstor?. Por ejemplo, la comparación con Massa. Muchos opositores decían que Massa es un “mini kirchner” y yo pensaba que, más allá de las diferencias contextuales, es verdad que Kirchner, en sus primeros años de práctica política, era un hombre con absoluta consciencia del sistema político y contaba con la ventaja de ser un desconocido. Néstor se dedicó a cortejar y  seducir a la sociedad civil argentina, sobre todo a la progresista. La idea era construir un poder de cara a la sociedad movilizada del 2001, y restaurar la autoridad presidencial. 

Confirman a los 4 herederos de Carlos Menem: quiénes son 

En comparación con Massa, era regalarle un poco de nota, porque finalmente la construcción del kirchnerismo no se dio simplemente por sectores de poder, fue más complejo que eso. Yo creo que el mismo “nestornauta”, que inventó La Cámpora, le saca mucha nota, descomplejiza y hace mucho más plano a un personaje que tenía muchas más aristas buenas y malas,  como fue kirchner.

Hoy, un poco el propio kirchnerismo se encargó de destruir ese personaje. Tal vez en el futuro haya algo de ese estilo. A mí me interesa más en relación a Néstor Kichner que en Cristina, que me parece que está sobre narrada, algo de eso va a haber. 

VF FM