viernes 03 de febrero de 2023
MODO FONTEVECCHIA FUERTE DESMENTIDA

Eduardo Valdés: "Nunca hablé con el Papa sobre la candidatura de Alberto Fernández"

El diputado nacional negó su influencia en la designación del Presidente. Además, afirmó tener pruebas suficientes contra la Corte Suprema y comparó al grupo de Revolución Federal con el bolsonarismo: "Son lo mismo, pero sin tanta masividad".

16-01-2023 10:53

El exlegislador porteño, Eduardo Valdés, se refirió a la injerencia del Papa Francisco en los hilos del país: "Presta más atención al día a día del mundo, sin embargo, recibe más dirigentes de la oposición que del oficialismo”. Por otro lado, habló de las diversas crisis que azotan a los países de la región, en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

¿Por qué te preocupa que Silvio Robles se vuelva un prófugo de la Justicia? ¿Cree que si lo convocan no volvería?

También dije que Carlos Rosenkrantz, el mes pasado, estuvo en el Club de Mar en San Ignacio, en el mismo lugar que el prófugo “Pepín” Rodríguez Simón, en la casa del senador José María Torello. Son cosas que me parecen horribles: un ministro de la Corte que está con el prófugo más importante que tiene la Justicia argentina.

Nunca hubiera querido firmar un juicio político a la Corte, pero tenemos las pruebas suficientes para demostrar el mal desempeño en cuatro hechos puntuales.

Uno es la coparticipación federal, donde precisamente Silvio Robles habla con el ministro de Justicia, Marcelo Silvio D'Alessandro. Pero lo más importante acá es que los gobernadores de las provincias son los agentes naturales del gobierno federal.

Intolerable juicio político a la Corte

Y, sin embargo, no fueron oídos. Ni siquiera le contestó la Corte al pedido de ser amicus curiae del tribunal en el caso donde se resolvían recursos para ser administrados por las provincias. 

En segundo término, planteamos el hecho del Consejo de la Magistratura. No hay ningún superior tribunal del mundo que haya puesto en funcionamiento una ley que haya sido derogada por un Congreso.

El tercer tema es la ley del 2X1, donde incumplieron la Constitución, que desde 1994 había constitucionalizado los tratados internacionales de los Derechos Humanos. Y donde, 10 años después se había hecho constitucional la convención sobre la imprescriptibilidad de crímenes de lesa humanidad. Tuvo que haber una conmoción social suficiente para que el Congreso diera marcha atrás en ese fallo.

El Frente de Todos avanza contra la Corte Suprema y también busca acorralar a la oposición

Y por último, la administración de la obra social, donde los afiliados del Poder Judicial denuncian la pésima administración que hace el máximo tribunal sobre la obra social. Lo bueno es que va a ser televisado para que la población se entere de porqué llevamos a cabo esta acción. 

La crisis de Brasil y el paralelismo con la grieta argentina  

En el caso de Brasil, el intento de la toma de la Plaza de los Tres Poderes fortaleció a Lula y le permite la potencial unión de los brasileños. ¿En Argentina, por el contrario, el juicio político al máximo tribunal profundice nuestra grieta?

No tiene nada que ver el juicio político de la Corte con la grieta argentina. Nosotros damos los argumentos, más allá de cualquier grieta. Por algo tuvieron que correr al ministro de Justicia de la Ciudad.

Al respecto de la grieta, no sé cuánto funciona y cuánto no. Desde la asunción de Alberto Fernández, casi todos los sistemas políticos de la región se destrozaron. En cambio en Argentina no pasa nada comparado con los otros países.

Lo que pasó en Brasil no es distinto a lo que quisieron hacer el último 9 de julio acá cuando pusieron las horcas, y terminó con el intento de magnicidio. Revolución Federal es como el bolsonarismo pero sin tanta masividad.

Luego de las revueltas en Brasil, hubo declaraciones más pacifistas en trono a la crisis de violencia que azota al país
Luego de las revueltas en Brasil, hubo declaraciones más pacifistas en trono a la crisis de violencia que azota al país

En Brasil ese intento produjo una pacificación en ese país ya que la gente descubre el peligro de lo que significa el discurso del odio. ¿Funciona de la misma forma con el intento de asesinato de la vicepresidenta?

Ojalá que sea así. Pero vale recordar que cuando se eligió a la presidente de la Cámara de Diputados fue bochornosa, con los gestos obscenos del presidente del bloque de la oposición. Es un clima pre-existente al pedido de juicio político.

El Presidente está lejos de querer profundizar la grieta. Por ejemplo, la Corte no habló de la participación de los jueces en el viaje a Lago Escondido, y eso dice mucho.

Algo que le reclamaban del oficialismo a Alberto Fernández  era que no podía llevar adelante actos que luego no terminaran satisfactoriamente. ¿En el caso del juicio a la Corte, por el contrario, está triunfando la idea de que no importa que no se tengan los votos suficientes, lo primordial es instalar el tema en la sociedad?

Esto es un pedido del Presidente junto a los gobernadores, de ahí lo tomamos los legisladores.

En el 2003, que son los últimos antecedentes de un juicio político a ministros de la Corte, el presidente Néstor Kirchner, le propone a la Cámara de Diputados hacerle juicio político a Julio Nazareno. Y más allá de que este último lo haya salido a torear, se pudo conseguir que tres de ellos renunciaran y quedaran sólo dos hasta el final.

Sin diálogo, Alberto Fernández y Cristina Kirchner acordaron el temario de las extraordinarias mediante intermediarios

No es una cuestión de cómo empezás con mayoría, sino demostrar ante la sociedad que el mal desempeño existió. Va a haber dictamen en dos meses mínimo. Después la Cámara tiene tres años para hacer suyo el dictamen.

Ayer, el ex Jefe de Gabinete, Rodolfo Terragno, sostuvo que el papa Francisco fue quien eligió a Alberto Fernández y no Cristina Kirchner. Y, además, especificó que usted tuvo un papel importante en ese proceso de negociación. ¿Cuánto hay de verosímil en lo que cuenta?

Para mí él fue uno de los grandes periodistas de la década del ´70, pero no tiene nada que ver con lo que dijo. Nunca hablé con el Papa sobre la candidatura de Alberto Fernández. De hecho, la última vez que hablamos fue en el viaje que hizo a Chile.

Aparte, hay que dejar de meter al Papa para agrietarlo, mira más el mundo que el día a día del país. Además, recibe más gente de la oposición que del oficialismo.

AO JL