viernes 27 de enero de 2023
INTERNACIONAL INTRIGAS DEL VATICANO

Por orden de Francisco, el guardián de los secretos de Benedicto XVI debe irse del monasterio donde vivía

El arzobispo alemán y secretario privado del fallecido Papa Emérito recibió una notificación de Bergoglio para irse de Mater Ecclesiae antes del 1 de febrero. Sucede después de la publicación de un libro en el que habla de las internas surgidas de la convivencia de los dos papas y otras revelaciones escandalosas para la Iglesia.

13-01-2023 07:45

El arzobispo alemán Georg Gänswein, el que fuera secretario personal de de Benedicto XVI y que acaba de publicar un revelador libro sobre su vida junto al papa emérito, deberá abandonar antes del 1 de febrero el Monasterio Mater Ecclesiae, donde residía con el fallecido pontífice.

Según la revista alemana Die Zeit, Gänswein -ex prefecto de la Casa Pontificia- recibió esta orden directamente en una nota enviada por el papa Francisco días después de haber mantenido una reunión en El Vaticano.

El monasterio Mater Ecclesiae, dentro de los jardines vaticanos, fue la residencia del papa emérito Benedicto XVI durante casi diez años, donde vivió con su secretario y las "memores", mujeres que le ayudaban en la vida cotidiana.

Un explosivo libro de Georg Gänswein y los conservadores conspiran para que Francisco renuncie

Su partida de la que fue su residencia durante casi una década tiene lugar cuando se supone que Gänswein está cumpliendo con instrucciones precisas de Benedicto XVI, quien le pidió que destruya todos sus documentos privados de todo tipo "sin excepciones".

georg ganswein benedicto
En su autobiografía Nada más que la verdad. Mi vida junto a Benedicto XVI, que salió a la venta el 12 de enero, Gänswein, recordó cómo no pudo alcanzar un "clima de confianza" con el Papa Francisco.

El hijo putativo del papa alemán, un religioso de 66 años conocido por su elegancia impecable y su severidad doctrinal que conoce a la perfección los secretos y los "pecados" de la Curia romana, se comprometió a defender su legado a cualquier precio.

La publicación del libro Nient'altro che la veritá. La mia vita al fianco di Benedetto XVI (Nada más que la verdad. Mi vida junto a Benedicto XVI), que salió a la venta en Italia este 12 de enero, generó polémica en todo el mundo por las revelaciones que hace el secretario personal de Benedicto XVI y por el hecho de que se haya conocido su contenido en la misma semana del fallecimiento del emérito.

Atribuyen un "hermoso milagro" a Benedicto XVI: los detalles de la historia de Peter Srsich

Además, el libro abrió una grieta dentro de la Curia romana, justo cuando se cree que el sector conservador, al que pertenece Gänswein, comenzó a conspirar para presionar al papa Francisco y obligarlo a renunciar al cargo.

Entre otras confidencias, el alemán cuenta que le provocó "dolor en el corazón" que el Papa Francisco limitara la misa en latín y que se quedó "en shock" cuando Bergoglio le apartó de su cargo como prefecto de la Casa Pontificia para que se dedicara a cuidar de Benedicto XVI.

georg ganswein benedicto
"Parece que el Papa Francisco ya no se fía de mí y quiere que seas mi guardián", le dijo Benedicto XVI a Gänswein después de que el pontífice lo expulsó de su cargo de prefecto de la Casa Pontificia.

En el libro, Gänswein asegura que, a finales de enero de 2020, se convirtió en un "prefecto reducido a la mitad" y que, después se reunió con Bergoglio. "De ahora en adelante, quédate en casa, acompaña a Benedicto, que te necesita", le dijo Francisco.

De vuelta al monasterio, el arzobispo recordó que, al contárselo a Benedicto XVI,este le respondió, en tono irónico: "Parece que el Papa Francisco ya no se fía de mí y quiere que seas mi guardián".

Benedicto XVI intervino en vano ante Francisco para que reconsiderara su decisión, según el arzobispo oriundo de Baviera, al igual que el papa emérito alemán. 

Por otra parte, Gänswein se refiere a un episodio que le hizo sentirse "humillado" cuando, según explica, el Papa Francisco le dijo que su presencia no era necesaria en una visita en junio de 2014 a la comunidad de San Egidio.

georg ganswein benedicto
El hijo putativo del papa alemán, que renunció azotado por los escándalos y las intrigas, un religioso de 66 años conocido por su elegancia impecable y su severidad doctrinal, se comprometió a defender su legado a cualquier precio.

Benedicto XVI, el alemán que renunció al trono para ser un Papa en las sombras

Asimismo, explica que las continuas comparaciones entre el Papa Francisco y Benedicto XVI "siempre han entristecido Ratzinger, sobre todo cuando el comentario procedía desde dentro del Vaticano".

Francisco se reunió el pasado lunes con Gänswein, y aunque no trascendió el contenido de este encuentro, se cree que el papa le imploró al alemán detener la publicación de sus memorias. Solo unos días después, el pontífice pareció referirse veladamente a la interna Vaticana al afirmar que "la Iglesia no hace proselitismo".

"No olvidemos esto. Cuando vean cristianos que hacen proselitismo, no son cristianos. Son paganos disfrazados de cristianos", finalizó.

Quién es Georg Gänswein

georg ganswein benedicto
Gänswein -cuya figura apuesta fue tema recurrente de la prensa italiana en su época de esplendor- asegura que Francisco "rompió el corazón" de su predecesor al dar marcha atrás a su decisión de relajar las restricciones al uso del latín en las misas. 

El secretario privado del fallecido papa Benedicto cuenta haber sido "un poco transgresor" en su juventud, cuando llevaba el pelo largo y escuchaba a Pink Floyd.

Fue ordenado sacerdote en 1984 y se convirtió en secretario de Ratzinger cuando éste era cardenal y lo siguió durante su pontificado, convirtiéndose en una figura mediática por su prestancia digna de un actor de Hollywood.

La decisión del papa Francisco que "le rompió el corazón" a Benedicto XVI

Conocido como el "apuesto Georg", su estrecha relación con Benedicto XVI generó envidias, confiesa en sus memorias. A principios de mes participó en la preparación  de las exequias del papa emérito y que según medios religiosos eligió inclusive el vestuario con que fue sepultado en una cripta en las llamadas grutas vaticanas.

En cambio, sus vínculos con Francisco siempre fueron fríos y la publicación del libro salpicado de polémica probablemente no los mejore. Según observadores del Vaticano, el papa argentino podría nombrar a Gänswein como embajador, para enviarlo lejos de la Santa sede y de sus intrigas. 

ds