martes 31 de enero de 2023
PROTAGONISTAS ¿Lo canonizan?

Atribuyen un "hermoso milagro" a Benedicto XVI: los detalles de la historia de Peter Srsich

Allá por el año 2012, un adolescente estadounidense que tenía un tumor recibió la bendición de Joseph Ratzinger y su vida experimentó un giro inesperado por intermedio de la fe.

12-01-2023 00:49

En redes sociales cobró impulso recientemente una historia protagonizada por el papa emérito Benedicto XVI, quien le habría dado la bendición a un joven que tenía un tumor y soñaba con ser sacerdote.

A través del relato del presbítero Peter Srsich, de la Arquidiócesis de Denver, se conoció una llamativa faceta de Joseph Ratzinger, a quien le atribuyen "el milagro" de haber sanado un tumor tras colocar su mano derecha sobre el pecho del enfermo que se acercó para recibir su bendición.

“Tuve como 30 segundos o un minuto para hablar con él, así que le dije lo básico de mi historia: ‘tenía cáncer, quería ser sacerdote. ¿Me puede dar su bendición?’”, detalló Peter Srsich al Denver Catholic en 2021.

“Me dio su bendición. Fue un gran regalo poder conocer al Santo Padre, estrechar su mano y recibir su bendición. Fue una poderosa experiencia conocer al Papa”, observó el Padre Srsich.

Benedicto XVI
Benedicto XVI. FOTO: Télam

El problema de salud había sido detectado en 2011, cuando los médicos descubrieron "un tumor del tamaño de una pelota de béisbol (...) sentado en mi pecho entre la caja torácica y los pulmones, y en realidad colapsó mi pulmón izquierdo y estaba presionando mi corazón"., recordó Srsich, el sacerdote que protagonizó "el milagro".

“Finalmente descubrimos que era un linfoma no Hodgkin en etapa cuatro, que era un tumor, y luego algunos otros tumores en el sistema sanguíneo en sí eran la célula cancerosa”, explicó el sacerdote.

Entonces el joven de 16 años comenzó a recibir sesiones de quimioterapia y rayos. “El cáncer realmente no me afectó mucho, pero la quimioterapia fue lo que me derribó y me golpeó”, recordó.

La decisión del papa Francisco que "le rompió el corazón" a Benedicto XVI

El encuentro "milagroso" entre Srsich y Benedicto XVI

Sin embargo, el futuro sacerdote no perdió la fe y comunicó su deseo a la fundación Make a Wish: quería conocer en persona al Santo Padre.

El encuentro milagroso se produjo en junio de 2012, durante una audiencia general del Papa Benedicto XVI en la Plaza de San Pedro en el Vaticano.

“Tuve como 30 segundos o un minuto para hablar con él, así que le dije lo básico de mi historia: ‘tenía cáncer, quería ser sacerdote. ¿Me puede dar su bendición?’”, resumió el presbítero de la Arquidiócesis de Denver.

Benedicto XVI 20230112
Peter Srsich, sobreviviente de cáncer, fue ordenado sacerdote en la Catedral Basílica de la Inmaculada Concepción el 15 de mayo de 2021. FOTO de Anya Semenoff (Denver Catholic)

Me dio su bendición. Fue un gran regalo poder conocer al Santo Padre, estrechar su mano y recibir su bendición. Fue una poderosa experiencia conocer al Papa”, agregó Srsich.

Fue entonces cuando Benedicto XVI lo bendijo, mientras apoyaba su mano derecha en el pecho del joven, justo encima de donde estaba ubicado el tumor.

La salud de Srsich fue mejorando, hasta que se recompuso por completo, ingresó al Seminario St. John Vianney. Sus días más dramáticos quedaron atrás y pudo desarrollar su vocación: fue ordenado diácono en febrero de 2020 y sacerdote al año siguiente.

“Es una gran vida ser sacerdote”, concluyó el P. Srsich. “Todas las pruebas, todos los sufrimientos valieron la pena”.

¿Fue un milagro?

Tras el impacto suscitado por el fallecimiento de Benedicto XVI, en las últimas horas reflotó aquella historia inolvidable del año 2012, cuyos máximos protagonistas fueron el entonces papa y el adolescente estadounidense que tenía cáncer.

Fieles de todo el mundo insisten en atribuirle a Joseph Ratzinger la misteriosa sanación del joven. Sin embargo, el Padre Srsich minimizó las versiones y expresó su punto de vista ante los medios estadounidenses: "La quimioterapia me ayudó a combatir el cáncer. Estar frente al Papa y conocerlo, y ver mi futuro, me ayudó a superar esto, y en alguna medida pequeña, no milagrosa, me ayudó a sanar el cáncer".

CA