lunes 26 de septiembre de 2022
MODO FONTEVECCHIA CONSTERNACIÓN MUNDIAL

El mundo le rinde tributo a Isabel II

A partir del fallecimiento de la Reina, se vieron diversos homenajes y condolencias alrededor de globo. Además, un repaso por los hitos en la familia real durante su reinado.

09-09-2022 08:12

Mandatarios y líderes de todo el mundo rindieron homenaje a la reina Isabel II de Inglaterra, fallecida ayer a los 96 años en el castillo de Balmoral, en Escocia, después de 70 años en el trono.

Banderas a media asta, apagón de la Torre Eiffel, minuto de silencio en el Abierto de Tenis de Estados Unidos, condolencias por doquier y una multitud reunida en los alrededores del Palacio de Buckingham a pesar de la lluvia marcaron el desenlace de una vida dedicada a la corona británica.

Isabel se convirtió en monarca en la madrugada del 6 de febrero de 1952, aunque no lo supiera durante varias horas. Tenía 25 años. El rey Jorge VI murió mientras dormía en la finca de Sandringham, en Norfolk, cuando Isabel, su hija mayor, se encontraba en unas vacaciones de safari en Kenia.

La nueva línea sucesoria: el bisnieto de Isabel II ahora es el "heredero del heredero"

Un águila se había elevado sobre la cabeza de Isabel aproximadamente en el momento en el que murió su padre. Isabel fue coronada 16 meses después de la muerte del rey. Cosechó el respeto de propios y extraños.

En 2019, cuando Jeremy Corbyn, el ex líder del Partido Laborista y declarado antimonárquico, se postuló como candidato a primer ministro sólo aventuró que la monarquía necesitaba mejoras, no su extinción.

En junio, cuando apareció con su sombrero y sus zapatos de tacos en el balcón del Palacio de Buckingham durante las celebraciones de su Jubileo de Platino, les confesó a quienes la acompañaban: “Como pueden ver, no puedo moverme”. Se dice hasta hoy que no nació para ser reina el 21 de abril de 1926. Sobrevivió a todos los que oficiaron en su coronación y se convirtió por sí misma en una institución.

Una historia familiar plagadas de emociones

En 1992, tres de sus hijos se separaron de sus cónyuges: el príncipe Andrés, la princesa Ana y el príncipe Carlos. Lo que había empezado como prometedores cuentos de hadas se convirtió en un festín para los medios sensacionalistas. La reputación de la familia estaba en su nivel más bajo en una generación.

No fue el único daño. Un incendio destruyó parte del Palacio de Windsor y el contribuyente británico se resistió a pagar la factura. En palabras de la reina, "1992 no es un año que recordaré con placer, ha resultado ser un 'AnnusHorribilis'".

La muerte de la princesa Diana en un accidente automovilístico en París cambió la visión pública de la monarquía. La conmoción y el dolor público fueron inmensos. La reina mantuvo su característica reserva y permaneció inicialmente en Balmoral. Una decisión que dejó a la familia real al margen de la opinión pública.

La reina Isabel, los caballos y el "romance secreto" con "Porchie", el cuidador

Un rápido regreso a Londres hizo que Isabel permaneciera en el corazón de su público. La monarquía se recuperó de esta agitación. La popularidad real alcanzó nuevas alturas gracias a los nietos de la reina. Los príncipes Guillermo y Enrique se casaron con plebeyas, modernizaron la monarquía y produjeron una nueva generación que captó la admiración del público.

En 2020, el príncipe Enrique y Meghan Markle abandonaron la familia real quejándose del trato que los tabloides británicos daban a Meghan. Citaron actitudes de acoso y racismo hacia la duquesa. Quien estuvo al lado de la reina en todos los altibajos fue el príncipe Felipe. Llevaban 73 años casados hasta que murió en 2021.

AO PAR