MODO FONTEVECCHIA
ELECCIONES 2023

Graciela Camaño: "Me siento cerca de Juan Manuel Urtubey"

La diputada nacional respaldó al exgobernador de Salta y señaló las fuertes contradicciones e incompatibilidades que hay en el interior de ambas coaliciones mayoritarias.

Graciela Camaño
Graciela Camaño | Wikipedia

Graciela Camaño, diputada nacional, afirmó que la política se ha vuelto personalista y está perdiendo la función de representar, eje que considera fundamental recuperar. “El político, en lugar de fortalecer el sistema de representación, se dedicó a gritar lo que se quiere escuchar”, resaltó en Modo Fontevecchia, por Net TV y Radio Perfil (FM 101.9).

Nos gustaría hablar del “otro peronismo” que representa usted, con Urtubey, Scharetti, Randazzo y Roberto Lavagna. ¿Cómo ve usted ese centro que no está en ninguna de las dos coaliciones y que se nutre con componentes de ambas? ¿Lo ve mejor que en 2019, cuando la experiencia se diluyó?

No se puede mirar lo que nos está pasando políticamente, en el sentido de la organización política, no de la política, que es una ciencia de creencia, con los ojos del hoy. Nos tenemos que remontar a algún tiempo atrás, cuando en el ‘94 se suponía que íbamos a seguir siendo una democracia de partidos, y empezamos ser una democracia de partidos fragmentados.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Primero se fragmentó el radicalismo y después se fragmentó el peronismo. Hoy es muy difícil identificar, salvo a la izquierda, por ideología. Fíjese usted que hasta el sector del liberalismo, que tenía una clara identificación partidaria en aquel momento, ahora tampoco la tiene, al punto que necesitaron utilizar una palabra que identifica al sujeto como “libertario” para un partido político.

La belicosa reacción de Patricia Bullrich en campaña

Es una situación muy difícil, porque esto lo que genera, en definitiva, es que no haya liderazgos orgánicos y que los compromisos políticos sean el compromiso del conjunto.

Todos esos nombres propios que usted nombró, (yo por supuesto no hablo en nombre de ese conjunto de nombres propios, soy la palabra solamente de mi persona), intentamos construir una alternativa frente a lo que no alcanza a definirnos, pero no es sencillo.

Vivimos un momento de la democracia también en la que la comunicación tiene muchísimo que ver con las expectativas que puedan tener cada uno de los que aspira a ser dirigente político.

Una encuesta ubica a Larreta como ganador en la interna de Juntos por el Cambio

La realidad es que el espacio público está captado por una discusión que para mí no genera ningún tipo de posibilidades de que la gente pueda llegar a identificar claramente dónde está el lugar que considera que realmente tiene los hombres y las ideas para sacar el país adelante.

Cuando usted analiza profundamente lo que dicen cada uno de los candidatos, todos están diciendo lo mismo. Todos están diciendo que nos vamos a salvar con Vaca Muerta, con el litio, con la minería, y todos están diciendo que es necesario ajustar.

Lo gracioso es que venimos de un ajuste desde hace ocho años, porque el primer momento de Mauricio fue un ajuste leve, después vino un ajuste más importante. Entramos a este período y hubo un ajuste constante.

¿Cuál es la expectativa que tiene un ciudadano que está ajustado en su vida desde hace ocho años si lo que tiene que hacer, junto con el próximo gobierno, es achicar el Estado, vivir con propio, entre otras cosas?

Encuesta: Massa le ganaría el balotaje a Milei pero perdería con Larreta o Patricia Bullrich

Nadie está planteando cómo vamos a crecer, que es el verdadero eje de la discusión. Nadie está planteando cómo vamos a distribuir, lo que está irremediablemente “linkeado” con el crecimiento.

Porque si crecemos, como cuando crecimos a tasas china, pero distribuimos de manera grotesca como se distribuyó en algún momento desde el kirchnerismo que parecían el “tío patilludo”, repartiendo plata para todos lados como si nunca se hubiera fuera acabar y no generaron un proyecto de país, “estamos pelados”, como dicen en algunos países centroamericanos.

Juan Manuel Urtubey: "Como peronista, lo del kirchnerismo me da vergüenza"

Me parece que está hablando algo más amplio que la Argentina, que es el fin de las ideas. Es casi una característica del postmodernismo que las ideas fuerza que erizaban a los partidos en el siglo XX, con la llegada del postmodernismo, del debilitamiento de la autoridad, el debilitamiento de la idea del deber, nos sumergimos en una especie de magma, y eso toca a todos los partidos, al liberal, al radical, al al peronista.

En ese contexto, entonces las personas pasan a ser más importantes que las ideas, porque el significante empieza a ser el significado, para decirlo de alguna manera.

¿En ese caso qué significa Schiaretti? Vió que “el Gringo” propuso incluso un frente de frentes. Me gustaría que nos hable de estas elecciones y de estas personas que representan esta idea alternativa al Frente de Todos y Juntos por el Cambio…

Schiaretti blanqueó que quiere sumar a Rodríguez Larreta al “frente de frentes”

Me siento cerca de Juan Manuel Urtubey, comparto las ideas con él. Es una persona joven, que es una persona a la que conozco profundamente, y que puede demostrar una acción de gobierno impecable en su provincia en todo en todo sentido, no solamente en la gestión, en la descentralización, en la municipalización real que se hizo en Salta, y también en el ejercicio del poder.

El dirigente es quien ejerce el poder no desde el pensamiento del poder siglo XX, que era un poder hasta hereditario, sino desde el punto de vista de la construcción del poder como una herramienta para resolver los problemas que tiene el pueblo.

El poder es algo prestado, cuando se termina, se termina. No viene el que a mí me gusta, no viene mi heredero, no viene mi pariente. Entonces, en ese lugar donde estamos todos, y donde seguramente, por el planteo que hemos realizado y que quisiéramos que se efectivice, iríamos a una interna entre aquellos que deseen presentarse como presidente.

“El pacto Schiaretti-Macri es para disolver Juntos por el Cambio en Córdoba y el peronismo en el país”

Por supuesto que con un enorme respeto por la figura del “Gringo” Schiaretti, del que conozco también su trayectoria política. Me tocó compartir con él el recinto de la Cámara de Diputados y luego verlo ejercer el poder en su provincia, haciendo una gestión donde se cargó hombro el trabajo y se mostró como un gran administrador.

Lejos de toda discusión pueril y con una línea de conducta que, de alguna manera, significaron, tanto él como Juan Manuel de la Sota, en la provincia de Córdoba, en esta forma de conducción de la Nación en la que los gobernadores debían rendir pleitesía, se mantuvieron firmes, con mucha dignidad con su provincia. 

En esa interna, yo estoy más cerca de Juan Manuel Urtubey. Vamos a ver cómo lo resolvemos. 

Es cierto que están en discusiones el tema del “frente de frentes”, que no sé cómo se puede articular en la práctica. Lo veo muy difícil, pero me parece que, lo más importante, es que nosotros hayamos decidido armar un frente, dejar abierta la interna partidaria y, de alguna manera, sostener este espacio no estando ni en uno ni en otro extremo.

Urtubey: "Si uno se suma al FdT o a JxC es parte del problema"

Hay muchas discusiones internas en uno de los extremos. El problema que yo veo más serio en Juntos por el Cambio, por ejemplo, y también está presente en el Frente Renovador es que son incompatibles algunos planteos que se hacen.

Cuando uno mira qué piensa un candidato y qué piensa el otro, es incompatible. Es tan enorme el uso del slogan, que uno no alcanza a visualizar dónde está la idea en lo que se quiere decir. Es como que la idea queda flotando, “llego al gobierno y veo que hago”. Me parece que ese es un problema que tenemos.

En Argentina siempre se armaron frentes. El peronismo siempre fue un partido que fue a elecciones con frentes políticos, pero tenían algo que ver, algo en común los que armaban el frente.

Cuando Massa se juntó con el kirchnerismo, le dije “te vas a un conglomerado de ideas”, pero, cuando uno mira Juntos por el Cambio, que uno pensaría que podría venir un poco más prolijo, ve que del otro lado también hay un conglomerado de ideas. Entonces, es muy difícil saber a qué lleva todo esto.

Schiaretti y Urtubey buscan sumar más peronistas para su frente

Lo que usted afirma es que, finalmente, en este magma ninguno de los dos frentes tiene coherencia, entonces Massa tiene razón. No hay “ideas fuerza”, el significante termina siendo la persona…

Claro, pero eso no es representar. Es haber agarrado la política como algo propio por parte de un grupo de dirigentes. Si venimos a la política a representar no podemos decir “no les dije lo que iba a hacer porque no me iban a votar”, es una locura.

Se está corroyendo el valor más importante que tiene la gestión pública, que es la representatividad. Si nosotros venimos a representar, tenemos que poder, en algún punto, permitirnos ser la voz de las personas, los ciudadanos, que se sientan representados.

Hay problemas de fondo. El sistema democrático fue pensado, y lo aceptamos así y se fue enriqueciendo a lo largo de los años en todo el mundo, porque era una forma de representar la voz del pueblo. Cuando ingresa la comunicación y la tecnología, la voz del pueblo se hace más potente, en algún caso, que la del propio político. Ahora, el político, en lugar de fortalecer el sistema de representación, se dedicó a gritar lo que se quiere escuchar.

Tras jurar como abogada, Elisa Carrió confirmó su precandidatura a presidenta

La función del político no es hacer y decir lo que se quiere escuchar, sino de convencer, dirigir un proceso de ideas, de acciones, que realmente sean las que combinen para todos. Siempre hay conflicto, se deslegitima rápidamente lo que se consigue en una elección.

Una elección no es un trámite. Es un momento solemne en el que nosotros, los que representamos, recibimos el mando. No estamos ungidos por Dios, estamos ungidos por el pueblo. Eso es lo que se perdió y me parece que es muy peligroso. No se ve claramente quién entiende esto.

FM JL