MODO FONTEVECCHIA
Temporada teatral

Inferno estrenará su segunda temporada en el Teatro Astros

La obra de Rafael Spregelburd vuelve a la calle Corrientes.

INFERNO EN EL TEATRO ASTROS
INFERNO EN EL TEATRO ASTROS | Télam

El Teatro Astros (Av. Corrientes 746) recibirá por segundo año consecutivo a la obra Inferno desde el 15 de febrero. La obra está escrita, dirigida y protagonizada por el reconocido director, actor y dramaturgo Rafael Spregelburd, junto a Andrea Garrote (con quien tiene una compañía hace 30 años), Violeta Urtizberea y Guido Losantos.

Inferno es un texto comisionado a Rafael Spregelburd por el Vorarlberger Landestheater Bregenz de Austria para celebrar los 500 años de El Bosco. "Inspirado en el eterno asombro de esa pintura abigarrada, lúdica, moral, profética, el autor diseña un complejo laberinto sobre el pecado, la culpa, la virtud y la tortura del alma, una suerte de heptalogía en siete breves cantos asimétricos que llevan al límite las posibilidades expresivas de Andrea Garrote, Violeta Urtizberea y Guido Losantos junto al propio Spregelburd", describe el anuncio de la obra.

Con música en vivo de Nicolás Varchausky (que se mueve entre la electroacústica y la performance), vestuario de Lara Sol Gaudini y un espacio diseñado por Santiago Badillo (intervenido para la ocasión por la fotografía de Marcos López), la obra cuenta con la producción artística de Carolina Stegmayer para El Patrón Vázquez, la compañía fundada por Garrote y Spregelburd en 1994.

Las funciones tendrán lugar el miércoles 15 y 22 de febrero a las 20:30 horas y, durante marzo, los jueves y viernes en el mismo horario.

Las entradas se pueden conseguir a $3000 en teatro-astros.com o en la boletería del teatro.

Teatro, música y circo: Tecnópolis propone multitud de actividades para el verano

¿De qué trata Inferno?

"Luego de un viaje etílico y no del todo claro a Santiago de Chile, un periodista de columnas de turismo despierta algo confundido. Dos catequistas lo sacan de la cama para traerle urgentes novedades: el Vaticano ha abolido el infierno. Ahora que el sitio específico de condena para las almas no existe más como lugar en sí sino que pasa a ser sólo una palabra, resulta que el infierno está en todas partes. Está en el lenguaje. La única forma de escapar del infierno es con siete llaves. Hay que aprender las siete virtudes: fe, esperanza, caridad, templanza, justicia, prudencia, fortaleza", dice la sinopsis del propio director.

"Pero así como el infierno se organizaba en círculos, la virtud también: parece imposible ejercitar las siete virtudes a la vez porque son descentradas e incompatibles, están mal definidas y el daño llama inexorablemente al daño. Una fábula moral dentro de otra, que es a su vez el plagio de un escritor vanidoso que copió un argumento de un ocioso suplemento literario basado en géneros playeros; ahora todos deberán pagar el simulacro: el autor, su abogada, sus críticos, sus víctimas, sus personajes secundarios, sus ángeles y sus torturadores. Y nadie es tan estúpido como para hacerse aparecer en sus relatos con su nombre real", añade.

"Inferno me permite trabajar una vez más sobre las obsesiones permanentes: el mundo como creación del lenguaje, el caos, la catástrofe, la culpa, la estafa. Ante la propuesta de reinterpretar el infierno simbólico de la pintura del Bosco, decidí más bien traer el infierno lo más cerca posible de nuestra experiencia real. Somos un país atravesado por un trauma infernal, el de la dictadura, y aún estamos imaginando cómo balbucear por fuera de ese tabú. Me acompaña un equipo soñado de comediantes desaforadas para pintar con un humor incómodo las horas más negras de nuestro infierno común. Nos hemos abocado a la tarea titánica de abordar un imposible: tejer historias con los retazos de una tela desgarrada por el horror. El espacio de este drama (la arquitectura de una pesadilla que no se anuncia como tal) está hecho de horror vacui, de símbolos, de plagios, de duplicaciones, de caos y de desgarros. El Teatro Astros asume la enorme aventura de enmarcar con grandeza este proyecto ambicioso", cierra Rafael Spregelburd.

MVB FM