MODO FONTEVECCHIA
FRENTE DE TODOS

Para esquivar el ajuste, el Gobierno recurre al canje de bonos con aval de la UBA

La palabra ajuste no es agradable y mucho menos para la sociedad. Ante esto, Sergio Massa busca el respaldo de la Universidad de Buenos Aires.

Sergio Massa
Sergio Massa | NA

Durante el fin de semana el equipo económico siguió explicando cómo va a implementar el canje de deuda en manos del sector público, en particular su aspecto más polémico: la utilización del Fondo de Garantía de la Anses. Urgido por algunos cuestionamientos, Massa decidió salir a buscar una auditoría externa que le sirva como cobertura. Para quitar el fantasma de un daño a los fondos de la Anses, anunció que pedirá un dictamen a la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA.


Más allá de este atajo tan inusual, lo cierto es que el complejo modo en que el Gobierno presentó la medida lleva por detrás esconder, o al menos maquillar, cuál es su verdadero objetivo. Más allá de que Massa pregona que trata de ordenar el endeudamiento y tener más bonos para operar en el mercado cambiario, lo cierto es que con el correr de los días prevaleció el objetivo fiscal: el Gobierno va a vender los bonos para financiar el déficit, para cubrir gastos que no tiene otro modo de afrontar.

Vender stocks para esquivar la disciplina fiscal es una receta que se repitió en las últimas dos décadas y que fue utilizada a ambos lados de la grieta. El economista Amílcar Collante realizó un resumen claro al respecto: "Los Gobiernos se consumieron y agotaron todas las 'cajas' disponibles", explicó y pasó a resumir.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Reservas: el Banco Central se aseguró casi US$ 3.000 millones

El primer kirchnerismo se gastó el superávit fiscal que recibió, los fondos de las AFJP y las reservas del Banco Central. El macrismo, exprimió la capacidad de endeudamiento en dólares, tanto con el mercado como con el FMI. Y el actual gobierno agotó la posibilidad de endeudarse en pesos.

De ese modo, todos los gobiernos deciden gastarse hasta la última gota de financiamiento en lugar de buscar el equilibrio fiscal. La decisión de acudir a este canje de títulos públicos en dólares parece anotarse en esa línea.

BL JL