martes 28 de junio de 2022
OPINIóN Análisis político

El kirchnerismo y la decadencia del peronismo

Otra vez la grieta llevándonos a caminos oscuros y sin salida, existiendo en la periferia cercana a esta polarización una inmensa pobreza y niveles de educación decadentes que llevan al ¿Pueblo? a tener un desenlace catastrófico.

01-10-2021 11:15

En la etapa ateniense, Grecia tuvo su esplendor militar, cultural, filosófico y científico. En la etapa macedónica, Grecia se transformó en un Imperio gracias a la capacidad militar de Alejandro Magno y las enseñanzas de Aristóteles. En la etapa tebana, comenzó a sufrir los padecimientos producto de la inmoralidad, la altísima corrupción y la variedad de traiciones, dando lugar a su destrucción y el renacer de otro Imperio: el romano.

Con el Peronismo pasa algo similar, en su primera etapa con Juan Domingo Perón en plenitud se construyó un movimiento cuya base se sostenía con la organización del trabajo, la conformación de convenios colectivos, la formación de entidades corporativas que permitieran una fácil resolución de los problemas y una economía basada en la planificación cuya finalidad fue la de industrializar el país, dejándole una herencia formidable al desarrollismo frondizista.

La psicología kirchnerista

En el medio, con Perón exiliado, se vio el esplendor estratégico-táctico del ya maduro Teniente General, que a 10.000 kilómetros de distancia desarrolló una resistencia perfecta que logró desestabilizar a sus peores enemigos, retornando al país como un Mito y reincorporado como Presidente de la Nación con el 62% de los votos aquel 23 de septiembre de 1973.

En la actualidad sin Perón, los ya decadentes miembros de su fuerza política, se vieron y se ven envueltos como en la etapa tebana en Grecia, en hechos de deplorables actitudes, connotados hechos de corrupción, utilización del Estado para beneficios personales y falta de apego a la Constitución y sus leyes.

El 12 de Septiembre pasado, en las Elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) el oficialismo tuvo una derrota contundente frente a su principal oponente, el hoy llamado JUNTOS o JUNTOS POR EL CAMBIO, que venía de ser derrotado en 2019 por los actuales FRENTE DE TODOS, por la misma razón por la cual perdió Alberto y Cristina Fernández, el mal manejo de la público y de la economía, no logrando aumentar el empleo, disminuir la pobreza, capitalizar el salario de los trabajadores, descender los programas sociales y eliminar el hambre.

Peronismo, ajuste y acuerdo multipartidario para un futuro mejor

El pueblo se los hizo saber y principalmente los que están por debajo de la línea de pobreza. Aquellos que son moneda de cambio desde hace décadas por parte de la dirigencia política que sólo ve su ombligo y sus ambiciones, o como decía Perón: “que los muchachos vienen con un gallito bajo el brazo y solamente les interesa resolver sus intereses y los de sus gallitos, pero no les interesa resolver los problemas del Pueblo.”

Cristina Kirchner perdió hace tiempo la brújula de lo que piensa el Pueblo, mientras se refugia entre sus más íntimos jamás podrá comprender al Pueblo y es por ello que pierde y seguirá perdiendo aunque realice cambios bruscos de Gabinete, obligándolo a Alberto Fernández a modificar el organigrama del Poder Ejecutivo Nacional. Incluyendo entre tantos movimientos a Aníbal Fernández nuevamente en el Ministerio de Seguridad, órgano éste que no supo conducir y por donde aumentó considerablemente el delito organizado como el narcotráfico, instalando con su mala gestión a “Los Monos” como la principal banda de traficantes de estupefacientes en Rosario, con posibilidad de constituirse -sino se hace nada al respecto- como el Cartel de Sinaloa en la Argentina.

La retrotransparencia permanente del kirchnerismo

Pareciera ser que el Kirchnerismo pretende perder el 14 de Noviembre, ahora ¿cuál será su estrategia post derrota? Eso es una incógnita y por otro lado, si el Macrismo domina ambas Cámaras, la de Diputados y de Senadores ¿hará lo que tenga que hacer para normalizar el país? O ¿se verá envuelto en la misma tesitura que llevó adelante De Narváez en 2009 cuando triunfó en las Legislativas de aquel período, dejándole al Kirchnerismo la Presidencia de la Cámara de Diputados? Eso es otra incógnita.

Otra vez la grieta llevándonos a caminos oscuros y sin salida, existiendo en la periferia cercana a esta polarización una inmensa pobreza, un hambre latente, personas sin trabajo en aumento y lo peor, niveles de educación paupérrimos y decadentes que llevan al ¿Pueblo? a tener un desenlace catastrófico en las próximas décadas.

También es de destacar que la Izquierda volvió a tener un protagonismo, el cual se encontraba dormido y en términos generales culminó tercero en la Provincia de Buenos Aires. En CABA, tercero se encontró Javier Milei, que con un discurso “anti zurdo” y “anti casta” fue la sorpresa de las PASO. Y junto a su par José Luis Espert apuntan ser la renovación dirigencial que la sociedad reclama para transparentar la política utilizando el sentido común. El líder del Frente Avanza Libertad menciona que se debe debatir y aprobar en el parlamento una reforma laboral y modificar la aprobada el 20 de Septiembre de 1974 durante el gobierno de María Estela Martínez de Perón, que fue para la época una de las leyes laborales ejemplo en el Mundo y que lamentablemente fuera reglamentada por el gobierno de facto de Jorge Rafael Videla que le impuso su impronta conservadora, perjudicando a los trabajadores y sus familias.

El peronismo desafortunado

El país está en una zona gris, cercana a la franja negra, y si no se hace algo para sacarlo de allí y colocarlo cerca de la franja blanca, nos veremos incorporados como una Nación “bananera” que sólo quiere jugar en la Tercera Categoría en el Mundo y no volver a colocarse como uno de los países potencia.   

* Alejandro Mansilla. Licenciado en Ciencias Políticas. Presidente del Movimiento de Reafirmación Peronista.