viernes 27 de mayo de 2022
OPINIóN Opinión
05-05-2022 07:00

En lugar de dar planes trabajar hay que trabajar en un plan

Lamentablemente en nuestro país hay una confusión total y/o una falta de voluntad política para resolver problemas que otros países de América Latina lo están resolviendo.

Como dice el dicho popular: “enseñar a pescar y no dar el pescado”.

Hay que desarrollar programas de formación y enseñanza -creativos- de métodos y de aprovechamientos de nuestros recursos para que sepamos y podamos trabajar eficientemente y quede esta manera logremos recuperar la autoestima frente a la sociedad y sobre todo frente a las nuevas generaciones de las cuales deberíamos ser modelo.

Tener claro los objetivos, aunque en la marcha a veces nos topemos con obstáculos y con fracasos, estos últimos lejos de ser un problema nos ayudan a capitalizar y seguir adelante.

"Pan para hoy y hambre para mañana", la dura crítica de Boric a los planes sociales en Argentina

Un país sano es un país en el cual quienes lo habitan tienen dignidad, techo, comida y se sienten orgullosos de pertenecer. Nosotros siempre nos comportamos como espectadores de lo que hay afuera y nos encandilamos por lo que los otros pueden y nosotros no. Deberíamos ser personas no tan deseosas de escapar de nuestra propia patria.

Sería deseable sentirnos actores de nuestra propia vida en vez de sentirnos resentidos de pertenecer a este país.

No hay que dar planes trabajar en todo caso hay que trabajar para un plan.

Nuestros funcionarios, nuestros políticos y todos los que viven del pueblo deberían trabajar para un plan, un plan que nos saque del agujero en el que estamos. Una buena metáfora de lo que pasa en nuestro país es el Hospital de Clínicas que es el hospital escuela donde los médicos trabajan a destajo, con una vocación de servicio poco común y sin embargo el Hospital se cae a pedazos.

Domingo Cavallo: "Más que los planes sociales hay que eliminar los subsidios económicos"

Alguien (yo, si tuviera 20 años menos) se podría ocupar de levantar ese edificio casi sin dinero, solicitando donaciones de casas o fábricas de caños, de pintura, de ladrillos, de cemento, etc. Promocionando con grandes carteles de publicidad a quienes realizaron esas ayudas y convocando a todos aquellos que tienen planes y que tengan conocimientos de albañilería, de electricidad, de herrería o de todos los que tengan habilidades necesarias para levantar nuestro querido Hospital.

Sería un ejemplo para nuestro país que “cuando se quiere se puede”.

Obvio que en el mientras tanto hay que dar planes porque no se puede desproteger a los más necesitados, pero tienen que ser planes por un tiempo limitado, por un período, no para toda la vida. Porqué un plan para toda la vida -salvo los planes por discapacidad- es denigrante, es poner al semejante como a un inútil y frente a la sociedad como un desperdicio, como un envase descartable que no le sirve a nadie, un individuo que es expulsado de la sociedad. Es algo sumamente triste y además ejerce sobre las personas más necesitadas una agresión que se traduce en ser esclavo o en ser violento.

Miguel Pichetto: "No podemos confundir peronismo con planes sociales"

Se habla del consumo, pero en realidad lo que nos pasa es que nos estamos consumiendo a nosotros mismos. Peleando entre nosotros, mortificándonos los unos a los otros, perdemos la vida discutiendo cosas pequeñas. No podemos pensar y mucho menos lograr un consenso para generar un proyecto. Cada día que termina nos sentimos vacíos porque lo hemos consumido en ver quién gana y quién pierde, pero no hemos producido nada. Entonces sentimos que la vida no vale nada y que se nos va entre las manos.

Perdemos la noción de que la vida vale la pena ser vivida, perdemos la noción de qué queremos, para dónde vamos y cuál es nuestro objetivo. Nos sentimos cansados, tristes porque no tenemos un rumbo claro para seguir. Estamos francamente desorientados.

Parecería que nuestra sociedad tiene una enfermedad autoinmune. Nos atacamos y desconocemos lo que es propiedad de nuestro país y entonces lo destruimos.

Javier Milei: "Cuando sea presidente en 2023, voy a mantener los planes sociales"

Este es un país rico y todos lo sabemos. Un país que produce alimentos. Me pregunto a quién le conviene que la gente y sobre todo los chicos padezcan hambre, ¿a quiénes?