24 nov 2020
OPINIóN |Economía
lunes 5 octubre, 2020

Trabajar en Argentina: siempre un poco más difícil

Las medidas cambiarias han tenido mucha repercusión pero su efecto más relevante es el impacto que tendrán en los negocios y el empleo.

Guillermo Fretes*

Anuncios de los ministros Martín Guzman y Claudio Moroni Foto: CAPTURAS TV
lunes 5 octubre, 2020

Las recientes medidas cambiarias han tenido mucha repercusión, sobre todo vinculadas con el ahorro en dólares, pero su efecto más relevante no está centrado allí  sino en el impacto que tendrán en los negocios y el empleo. 

En este sentido, las medidas más impactantes son las que restringen las posibilidades de financiamiento de inversiones y, además, encarecen el costo de los insumos importados del sector productivo. El BCRA niega el acceso al mercado de cambios a todas aquellas empresas que, endeudadas en moneda extranjera, tengan que afrontar servicios de esa deuda a menos que lo requerido se encuentre por debajo del 40% del monto total adeudado. El resto debe refinanciarse a un plazo promedio de dos años. 

El cepo y la producción agropecuaria

Esto pierde de vista que, a diferencia de lo que hace el sector público, el privado no puede imponer la restructuración a sus acreedores. De tal modo que la regulación coloca a este sector, que hubiese financiado en el exterior sus inversiones en el país o hubiese financiado la importación de los insumos que necesita, en una incómoda situación ante sus acreedores, perdiendo credibilidad y prestigio

Esto no es gratis; se paga. Se paga en restricciones en el acceso al crédito o en el precio de los productos o del dinero, donde un factor a agregar será el precio de un riesgo incrementado. ¿El resultado? Más empresas en dificultades, más lejanas las nuevas inversiones y, en definitiva, más puestos de trabajo en riesgo.

Relanzan Ahora 12 y Ahora 18 con nuevos plazos y suman rubros clave del consumo hogareño. 

Esto último es lo que parece estar siempre fuera de la mira de las medidas gubernamentales frente a esta emergencia. No solo por esta medida cambiaria, sino en general por la aproximación del gobierno al tema y las prioridades que pone para legislar. Mientras esto sucede, el régimen de promoción de la economía del conocimiento por ejemplo, duerme en el Senado que, en cambio sí se apura y prioriza trasladar tres jueces

No se ignora que la situación es grave y singular, pero por momentos pareciera que las autoridades creyeran que los empleos se generan espontáneamente, necesariamente.

Cómo son los nuevos créditos para electrodomésticos e inversión productiva

Esto claro: no es así. Atrás de la generación de puestos de trabajo siempre tiene que haber alguien dispuesto a poner el dinero necesario para crearlos. Y arriesgarlo. Lógicamente el riesgo se toma porque hay un incentivo para hacerlo, alguna ventaja futura por el riesgo actual que se toma. Pero si uno mira las medidas adoptadas y las preocupaciones enunciadas por el gobierno, esto no es tenido en cuenta. Se espera la generación de puestos de trabajo como un hecho natural, no como un resultado provocado o, en el mejor de los casos, dependiente de la benevolencia y desprendimiento de alguno. Y desde luego, la realidad muestra que así los puestos de trabajo nuevos no aparecen y los que existen se cierran. 

Más allá de las palabras y las frases bonitas, lo que se evidencia es un desinterés real por combatir la pobreza y el hambre. Porque aunque parezca de Perogrullo, es preciso recordar que para distribuir algo, primero tiene que crearse ese bien.

 

* Guillermo Fretes. Abogado. Ex-vicepresidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV).


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5189

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.