OPINIóN
OPINION

Las pymes en alerta con el plan económico del Milei

La fuerte devaluación y el paquete de medidas que incluye el DNU anunciado por el Gobierno nacional a pocos días de comenzar la nueva gestión, indefectiblemente traerá consecuencias directas en el sector de las pequeñas y medianas empresas bonaerenses y también a nivel nacional.

pymes
Aseguran que "las pymes tienen que adecuarse día a día" | Freepick

El comercio minorista todavía tiene algo de movimiento en el marco de las fiestas de fin de año. En mayor o menor medida, la gente sigue consumiendo, pero la recesión ya comenzó a reflejarse. Sin ir más lejos, las ventas navideñas en los comercios minoristas pymes cayeron 2,8% con relación al pasado año, y el 44% de los comercios a nivel nacional vendió menos de lo esperado. Estos datos surgen de un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En medio de un proceso que combina el cambio de gobierno, la devaluación del tipo de cambio oficial y fuertes aumentos de precios, se advierte que la gente se está ajustando para reducir los gastos. Esta implica un cambio de hábitos que repercutirá en los indicadores de consumo.

Damián Di Pace: “El ingreso está cayendo tanto que el consumo se está retrayendo”

En Argentina, según la Secretaría de Industria y Desarrollo Productivo del Ministerio de Economía de la Nación, las pequeñas y medianas empresas representan el 99,4% del total de empresas del país y emplean al 64% de los asalariados registrados. Además, según datos de la Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa, en el primer trimestre de 2023 las MiPyMEs crearon 140.000 puestos de trabajo con respecto al mismo período de 2022. Es un sector clave para la economía de nuestro país, de eso no hay duda, pero en los últimos 10 años viene siendo golpeado producto de una economía en constante crisis.

pymes

Las pymes son parte de la comunidad y de la gente, y no escapan a la crisis general y al impacto de cualquier decisión política-económica del Gobierno de turno. Las pymes forman tejido social y económico en cada localidad y barrio, por eso son fundamentales y necesarias en la reactivación de la economía de un país.

Cuidar la industria nacional y las economías regionales

Reactivar la industria nacional y preservar las economías regionales es crucial por varios motivos. No sólo influyen directamente en el desarrollo y éxito de cada sector, sino también en el crecimiento productivo y económico de la Argentina. En el contexto actual, la liberación de precios y la posible apertura de las importaciones impactará de lleno en las pymes de esos y otros sectores, lo cual pone en peligro su subsistencia.

El Gobierno busca el déficit cero y esperemos que tenga suerte y mejore la calidad de vida de los argentinos. Pero el problema son las formas sin medir las consecuencias. Al mismo tiempo que se toman medidas de impacto, es necesario cuidar a los generadores de empleo y también el bolsillo de la gente. La clase media es la que más consume y ya lo está empezando a sentir.

Aldo Abram sobre la liberación de importaciones: "Le van a poner un techo al mercado interno"

Sabemos que muchas medidas son necesarias, que algo había que hacer para tratar de parar la inflación y no terminar en una hiper, pero al mismo tiempo es clave incorporar mecanismos de corrección, porque desde hace años que las pymes, los comercios minoristas, y la gente terminan pagando las malas decisiones políticas. No se puede cortar nada de cuajo sin medir las consecuencias, sin cuidar a los pequeños empresarios y comerciantes, sin defender el poder adquisitivo de los trabajadores.

Está más que demostrado que a pesar de largos años de inflación y mala gestión, los comerciantes siempre buscan no despedir a su gente. Aún en tiempos de pandemia -con la ayuda del 50 por ciento del sueldo provisto por el Gobierno de turno-, no lo hicieron. Vemos que luego de las fiestas hay peligro de muchos despidos porque los empleadores no tienen margen para seguir sosteniendo sus planteles de trabajo.

La idea del déficit cero es buena, pero no veo que las consecuencias recaigan sobre “la casta”, como dicen. Pedimos que se preserve la salud del sector pyme, que son las principales generadoras de empleo y cumplen un rol fundamental en la contención de los lazos sociales en contextos de dificultad.

Estamos abiertos al diálogo para acompañar decisiones que no representen solamente recortes de gastos, sino que también estimulen la actividad de los sectores productivos y la generación de empleo, que es el camino para fortalecer el crecimiento de la Argentina.

*presidente de la Federación Económica de la provincia de Buenos Aires (FEBA). La entidad nuclea a más de 250 cámaras que representan a las pymes bonaerenses de todos los sectores productivos.