martes 03 de agosto de 2021
OPINIóN Covid 19
21-04-2021 09:47

Frente a esta segunda ola de la pandemia, nadie se salva solo, ni sola

Es necesario seguir manteniendo las medidas de cuidado y dar respuestas a las problemáticas que tenemos en nuestros barrios.

21-04-2021 09:47

Genera una gran angustia ver la cantidad de contagios y muertes por el Covid-19 en nuestro país, algo que ha recrudecido especialmente ahora, que ha llegado la segunda ola. En mi trabajo cotidiano en los barrios del conurbano veo todos los días que la situación se ha puesto muy compleja en todos los sentidos. Tanto a nivel sanitario por la densidad poblacional, la falta de acceso a servicios básicos, que en muchas ocasiones dificulta mantener las medidas de cuidado; como a nivel económico, por la imposibilidad de realizar changas y trabajos informales que le permiten sobrevivir a muchos vecinos y vecinas de estas zonas más humildes. Por eso se hace indispensable que la entrega de alimentos y mercadería se acelere y llegue a los lugares donde debe llegar en tiempo y forma, porque son momentos en los que las necesidades se hacen más urgentes.

Desde Somos Barrios de Pie, ante la relajación que notamos, desde principios de este año venimos llevando adelante una campaña en barrios de todo del país con compañeros y compañeras, instalando postas sanitarias para retomar la difusión sobre las medidas de cuidado, tomar temperatura, inscribir a las personas mayores al plan de vacunación; como así también repartiendo productos de higiene, desinfectando calles, etc. También abordamos las campañas de desinformación y la problemática de la violencia de género, que se profundizó fuertemente en todos los distritos. Por último, otro problema que tenemos es la dificultad de los chicos y chicas para mantener la continuidad educativa de manera virtual debido a la falta de dispositivos y de conexión. Si bien durante el verano una gran cantidad de estudiantes universitarios solidariamente se acercaron a nuestros comedores a realizar tareas de apoyo escolar y de refuerzo ante los problemas que tuvieron el año pasado, es necesario mejorar las condiciones para que puedan acceder a sus estudios. 

COVID: en el Conurbano, la mitad de los testeos dan positivo

Por otro lado, son muy pocas las casas que tienen internet con banda ancha. La mayoría usa datos del celular, además de que suele haber una sola computadora -en caso de que haya- que deben que compartir todos y todas, lo que hace muy difícil mantener la regularidad de la cursada. Por este motivo estamos pidiendo que se llame a un nuevo aporte extraordinario a las grandes fortunas para engrosar el presupuesto educativo y comprar las netbooks que hacen falta. Alrededor de un millón y medio de chicos y chicas tuvieron problemas para mantener sus estudios y con un 10% (30 mil millones de pesos) de lo que esperan recaudar actualmente por esta ley se puede comprar las notebooks que hacen falta, como así también distribuir puntos de conexión para que puedan mantener sus estudios, en un contexto que nuevamente se dictarán clases virtuales por la gran cantidad de casos que se fueron registrando. 

Frente a la situación tan compleja que enfrentamos en los barrios populares de Argentina y en especial del conurbano bonaerense y más allá del trabajo cotidiano de todas y todos los militantes de las organizaciones sociales que ponemos el hombro para salir lo mejor parados de esta pandemia, despierta una esperanza ver aterrizar cada avión que trae vacunas para inmunizar a nuestro pueblo. Gracias a la gestión del Gobierno desde el principio se decidió priorizar la salud de los argentinos y argentinas, reconstruyendo el sistema de salud y saliendo a buscar vacunas, negociando con todos los laboratorios posibles, mientras la oposición, quien en sus años de gobierno quitó el rango ministerial a la salud, paralizó obras en la Provincia de Buenos Aires y la desfinanció en todo el país, sólo aportó un rechazo vergonzoso a las medidas adoptadas, con una actitud que pone en peligro a nuestra población.

La cuarentena no es la misma para quienes viven en Palermo que en Villa Caraza

Una nueva ola golpea a la región y nuestro país no es una excepción. Si bien por ahora el sistema de salud viene respondiendo y están llegando vacunas periódicamente, es necesario seguir manteniendo las medidas de cuidado y dar respuestas a las problemáticas que tenemos en nuestros barrios, que se potencian por el paso en primer lugar de los 4 años de políticas neoliberales del macrismo y en segundo lugar por una pandemia que llevó a tomar medidas que dificultaron la actividad económica pero que fueron necesarias para garantizar el acceso a la salud de quienes se enfermaron por este virus.

Desde las organizaciones populares vamos a seguir organizando a la comunidad en los barrios. Vamos a difundir las medidas de cuidado y a extender la solidaridad que nos caracteriza, para que nadie se quede sin un plato de comida ni atención médica. Compañeras y compañeros que no fueron indiferentes a esta situación inédita, algunos de ellos dejando su vida, y que se pusieron al frente comedores y espacios de contención para los vecinos y vecinas que necesitaron una ayuda durante el período de aislamiento. Compañeros que desarrollaron una labor reconocida por el presidente como esencial y que esperamos aún pueda ser prioritaria para que sean vacunados, continúen con sus tareas comunitarias y no se enfermen, ni mueran en el intento. 

Nadie se salva solo, ni sola. Esa será nuestra bandera hasta el final de la pandemia.


 

* Norma Morales. Dirigenta nacional del Movimiento Somos-Barrios de pie . Delegada en la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP).