1st de March de 2021
POLICIA Crimen en Villa Gesell
14-04-2020 20:20

La depresión de los rugbiers: sin visitas ni celulares y con otro fallo en contra

La Cámara de Apelaciones confirmó que seguirán detenidos hasta el juicio oral. Están detenidos en La Plata.

14-04-2020 20:20

Llevan 87 días encerrados y aislados del resto de la población carcelaria. Hace casi un mes que no pueden recibir visitas por la pandemia del coronavirus. Los ocho rugbiers que permanecen detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa (18) esperaban ansiosos la decisión de la Cámara de Apelaciones y Garantías de Dolores. Algunos creían que podrían dejar el encierro y continuar el proceso bajo arresto domiciliario. Pero nada de eso pasó. 

El fallo de los camaristas -que se conoció esta tarde- ratificó el procesamiento con prisión preventiva dictado en primera instancia y agravó el cuadro depresivo que sufren varios de los acusados por el crimen ocurrido en enero 2020 en Villa Gesell.   

"La prisión preventiva se encuentra sólidamente justificada, y no observo arbitrariedad ni desproporción alguna en la medida cautelar dispuesta", expresó el camarista Luis Defelitto en su voto, al que adhirieron sus colegas Miriam Yaltone y Fernando Sotelo.  

Desde el 13 de marzo, Máximo Thomsen (20), Ciro Pertossi (19), Blas Cinalli (18), Enzo Comelli (19), Ayrton Viollaz (20), Luciano Pertossi (18), Matías Benicelli (20) y Lucas Pertossi (20) están alojados en la alcaidía penitenciaria de Melchor Romero, en el partido de La Plata. Ya conocen cómo es la rutina carcelaria: antes estuvieron en la comisaría de Pinamar y luego pasaron por la Unidad Penitenciaria N° 6 de Dolores.  

Los rugbiers después del crimen: "Matamos a uno, ¿cuándo traés las flores para fumar?"

Por la pandemia del coronavirus dejaron de recibir visitas, aunque algunos de sus familiares todavía les envían una vianda con alimentos. Solo se conectan con el mundo exterior gracias al teléfono público que tienen en el pabellón.

Por ahora no poseen celulares, pese a que la semana pasada el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) autorizó el uso de telefonía móvil en las celdas de casi todos los pabellones.  

Según las fuentes, los rugbiers duermen en calabozos que están acondicionados para dos internos, y todavía no tuvieron contacto con el resto de la población carcelaria.

Los dejan salir al patio sólo dos horas por día, un tiempo que por lo general aprovechan para hacer algo de ejercicio. Al igual que en el penal de Dolores, el resto de los detenidos los repudió cuando llegaron.

"Cada vez que salían al patio los insultaban desde las ventanas, pero eso con el paso del tiempo fue cambiando y ahora están más tranquilos", dice a PERFIL una fuente de la alcaldía. Cuando están fuera de las celdas juegan las cartas, leen y escriben.  

La última selfie de los rugbiers tras asesinar a Fernando Báez Sosa

Los rugbiers arrancaron esta semana expectantes, sabiendo que a más tardar el jueves la Cámara de Apelaciones daría a conocer su decisión. Algunos eran pesimistas en cuanto a una posible salida de la cárcel, pero otro tenían la esperanza de que los camaristas revirtieran el fallo de primera instancia

La decisión de los jueces confirmó el peor de los pronósticos con el agregado que encima ahora no podrán ser enviados a una unidad penitenciaria más cercana a sus familiares, porque los traslados fueron suspendidos por la pandemia del coronavirus. 

El crimen de Fernando ocurrió cerca de las 4.40 de la madrugada del sábado 18 de enero frente al boliche Le Brique, en pleno centro de Villa Gesell, cuando el joven fue atacado a patadas y trompadas por varias personas.

El ataque quedó filmado por cámaras de seguridad y teléfonos celulares, por lo que horas después fueron detenidos como autores del crimen diez rugbiers que se hallaban de vacaciones y se alojaban en una casa cercana al boliche. Dos de los acusados (Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino) fueron excarcelados en febrero, pero siguen bajo proceso.  
 

MC

En esta Nota