sábado 25 de septiembre de 2021
POLICIA un caso que conmueve al mundo
04-09-2021 02:14
04-09-2021 02:14

El argentino que mató a su hijo lleva diez días prófugo: creen que sigue en España

Martín Ezequiel Álvarez Giaccio continúa prófugo. Interpol emitió una circular roja y la Policía de Cataluña vigila a todos sus contactos más cercanos. El temor a un suicidio.

04-09-2021 02:14

La foto de Martín Ezequiel Álvarez Giaccio (44) está en todos los aeropuertos de Europa. Su rostro es bien conocido porque desde que mató a su hijo de 2 años en un hotel de Barcelona la noticia traspasó las fronteras de España. Pese a ello, el economista argentino lleva ya diez días prófugo.

Desde el 24 de agosto pasado, la Policía de Cataluña vigila los lugares que considera claves para obtener una pista sobre su paradero: el domicilio donde vivía con su esposa francesa Aurelie; la casa de su padre, en la localidad de El Vendrell, y las residencias de amigos y compañeros de trabajo.        

Los investigadores están convencidos de que Álvarez Giaccio no solo planificó con antelación el asesinato de su hijo Leo, de apenas 2 años y 9 meses, sino que además pensó muy bien lo que iba a hacer después de matarlo. 

Para los detectives, el hecho de haberles pedido dinero prestado a sus familiares y llevar consigo el pasaporte permite sospechar que el acusado no dio pasos en falso al inicio de la investigación.  

Sigue la búsqueda del argentino y presunto asesino de su hijo en Barcelona

Lo que creen es que su idea era abandonar España. Si finalmente lo hizo –sospechan los investigadores– es porque utilizó documentación adulterada. Hasta ahora, nadie con ese nombre abordó un vuelo ni cruzó alguna frontera terrestre o marítima. 

La última pista que tienen los pesquisas lo ubica en el Aeropuerto de El Prat, a donde llegó a bordo de un taxi. Aparentemente no hay registro de que haya salido del país ni imágenes en la zona de embarque. Hay quienes especulan también que, en realidad, su intención pasaba por sembrar una pista falsa para que los investigadores perdieran tiempo buscándolo allí.

Una posibilidad que perdió fuerza con el paso del tiempo es que estuviera escondido en la zona de Montjuïc, con una altura de 177 metros sobre el nivel del mar. Esta zona es un atractivo turístico que recibe miles de visitantes y cuenta con varios senderos de tierra y muchos parques, lo que dificulta tanto una búsqueda aérea como terrestre. 

La hipótesis de un posible suicidio tampoco suena descabellada, aunque por estas horas nadie se anima a ponerle demasiadas fichas. La falta de pistas sobre su paradero y el hecho de que perdió contacto con sus familiares más cercanos podrían sostener esta teoría, aunque la huida apurada del hotel y el viaje hacia el aeropuerto indicarían otra cosa. 

Un argentino acusado de matar a su hijo es el hombre más buscado en España

Lo cierto es que ya pasaron diez días y todavía no hay indicios certeros sobre su destino. Para alertar a la sociedad los investigadores dieron a conocer en las últimas horas un fotomontaje con distintos cambios que el hombre podría haber adoptado en su fisonomía para pasar desapercibido. Además, Interpol emitió una circular roja por si intenta abandonar España o es detenido en otro país.

“Álvarez Giaccio tiene 44 años, mide 1,78 metros de altura, lleva el pelo rapado, la barba recortada, tiene complexión atlética y los ojos marrones”, dice el pedido de captura difundido por Los Mossos D’Esquadra, la policía autónoma de Cataluña. En el momento de su fuga llevaba puesta una remera gris, un pantalón de jean y unos zapatos rojos. 

Crimen y fuga. El homicida se alojó el 24 de agosto en la habitación 704 del hotel Concordia de Barcelona, sobre la Avinguda del Parallel. Uno de los huéspedes declaró en la causa que recuerda haberlo visto en la pileta jugando y filmando con su celular a su hijito Leo. No notó ninguna conducta extraña. 

Álvarez Giaccio estaba en proceso de separación, aunque todo era muy reciente: hacía apenas ocho días que había dejado el departamento de la calle Arizala, en el barrio de Sants Badal, Barcelona, donde vivía con su ex mujer y su hijo. 

La noche del 24 de agosto, a las 21.21, le envió un mensaje a Aurelie: “Te dejo en el hotel lo que te merecés”, decía.  La mamá del niño avisó a las autoridades, pero no llegaron a tiempo: cuando finalmente entraron a la habitación del hotel, Leo estaba muerto y su papá había desaparecido con rumbo incierto.

Acuchilló a sus hijos y le envió una foto a su ex pareja con el brazo ensangrentado

“Sinceridad, empatía y compromiso”

El hombre más buscado de España vivió casi la mitad de su vida en el continente europeo. Hacía más de veinte años que estaba radicado allí y, según reveló el sitio Infobae, la última vez que estuvo en Argentina fue en el año 2014. De acuerdo con los registros de Migraciones, nunca más regresó. 

Los investigadores descartan un posible escape a nuestro país –al menos en lo inmediato– porque están restringidos los vuelos por la pandemia de coronavirus.  

En su cuenta de Linkedin, que ya fue eliminada, contaba que se había formado en Buenos Aires pero que se recibió de economista en la Universidad de Barcelona.  

“Mi nombre es Martín Ezequiel Álvarez Giaccio, soy licenciado en Economía por la Universitat de Barcelona y poseo más de 15 años de experiencia trabajando para reconocidas entidades financieras (CaixaBank, Banco Sabadell, BBVA, RCI Bank)”, se presentaba en la red social, donde además hablaba de los valores que lo definían: “Son la profesionalidad, la comunicación, el trabajo en equipo, la sinceridad, la adaptación, la versatilidad, la calidad, la empatía y el compromiso”.