POLITICA
Cumbre latinoamericana

Los líderes latinoamericanos en la Unasur: la unidad en medio de las divergencias

Todos concuerdan con la unidad, pero la presencia de Nicolás Maduro trajo divergencias.

Unasur 20230530
Cumbre de la Unasur. | CEDOC

En esta cumbre de presidentes sudamericanos, en Brasilia, la prensa experimentó dificultades para acceder en tiempo y forma a los discursos de los jefes de Estado. El único pronunciamiento que se logró escuchar, en vivo, fue el del brasileño Lula da Silva. En los demás casos aparecían las imágenes, pero sin sonido. Fue el caso del alegato de Alberto Fernández, quien asistió a esta cúpula regional con su canciller Santiago Cafiero.

El jefe de la Rosada coincidió con el diagnóstico realizado, momentos antes, por el líder brasileño: “Venimos de un proceso de desarticulación de América Latina. Y no puedo dejar de mencionar la influencia de los años de Donald Trump como presidente de Estados Unidos; como tampoco puedo dejar de pensar que se creó en esos momentos el Grupo de Lima con el único fin de permitir la intervención militar en un país sudamericano; o que la Unasur se fue diluyendo para crear en su lugar el Pro-Sur, porque esa era la lógica que proponía Washington”.

Lula promueve la recuperación de UNASUR y propone una "moneda única de referencia" 

Esto no les gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Alberto filosofó sobre la encrucijada que enfrenta el mundo. “Estamos en un momento de cambio, donde la globalización no es la que conocemos. Lo que antes era un proceso de relocalización de las industrias ahora es la deslocalización. Las empresas vuelven a sus países de origen. Es un dato objetivo que hoy la globalización se está revisando”. Según el gobernante argentino este nuevo contexto aparece “cuando las instituciones democráticas muestran su debilidad en la región. Y nos preocupa, porque la construcción de la democracia y la preservación de los derechos humanos es algo que costó la vida de mucha gente en Sudamérica y no podemos perderlo”.

En su visión, la revisión de los procesos globalizadores puede resultar en un fortalecimiento de las regiones. “Creímos que Europa estaba en una enorme crisis cuando ocurrió el Brexit. Y sin embargo, Europa está absolutamente fortalecida, dando la pelea y enfrentando desafíos a la que se ve sometida por la disputa entre China y Estados Unidos”.

Unasur 20230530

“¿Qué necesita el mundo?” se interrogó. Para luego decir que América Latina tiene de todo: “Tenemos energía. Hidrógeno verde, gas como energía de transición y alimentos. Pero tenemos que dejar de mandar granos o semilla y empezar a proveer alimentos industrializados. Además, con Chile y Bolivia tenemos el 66% del litio en el mundo, lo que representa una oportunidad formidable”.

En línea con el discurso predominante en la cumbre, Fernández sostuvo que “nos quisieron hacer creer que Unasur era un espacio ideológico. Yo vi una Unasur en la que convivían el ex presidente Alvaro Uribe con el presidente Hugo Chávez; y no pensaban lo mismo. Es que Unasur es un espacio de intereses comunes, que nosotros debemos profundizar y desarrollar”.

 

Unasur 20230530

La Unasur vuelve a reunirse en Brasilia, con Lula de anfitrión, Alberto Fernández y Nicolás Maduro

Lo cierto es que en esta cumbre fallaron las grandes convergencias. Entre quienes divergieron se encontraban el chileno Gabriel Borich y el uruguayo Luis Lacalle Pou. Ambos figuran entre los gobernantes más jóvenes. Las disidencias se originaron alrededor de la presencia de Nicolás Maduro y el más rudo fue Lacalle. En una live de Instagram, dijo que de esta cita iría a salir una declaración sobre derechos humanos y democracia, que todos tenían la intención de suscribir. Y cuestionó la vigencia de ambos principios en Caracas.

El chileno fue más delicado: “Nos alegra que Venezuela retorne a las instancias multilaterales porque creemos que en estos espacios es donde se resuelven los problemas y no con declaraciones donde solo nos atacamos los unos a los otros. Sin embargo, esto no puede significar meter los problemas debajo de la alfombra, o hacer la vista gorda sobre temas que para nosotros son de principios importantes”.