jueves 19 de mayo de 2022
POLITICA RECHAZO
20-03-2022 04:35

Alerta en el sector por el "castigo" a las exportaciones

20-03-2022 04:35

La relación del Gobierno con el campo no estaba en su mejor momento pero en esta coyuntura de guerra contra la inflación volvió a entrar en tensión,  luego de las medidas anunciadas por el presidente Alberto Fernández de crear un “Fondo Estabilizador del Trigo Argentino” y la suba de dos puntos porcentuales a las retenciones a la harina y aceite de soja.

Según informó Julián Domínguez, ministro de Agricultura, Ganadería, y Pesca de la Nación, las medidas solo alcanzan a 11 empresas exportadoras, de las cuales 8 representan el 95% del total de la exportaciones.

Sin embargo, el sector agrario salió a responder las medidas del Gobierno, que espera la convocatoria de mañana por parte del presidente Fernández para la creación de una mesa de acuerdo en la lucha contra la inflación, que tendrá sentados a representantes del campo, empresarios y del sector del comercio.

La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (CIARA) rechazó “la suba de derechos de exportación para la harina y el aceite de soja al 33%, atentando contra la industrialización de la soja en el país”.

“Estos productos representan un tercio de las exportaciones totales de la Argentina y se encuentran en el primer y segundo lugar del ranking anual de ventas totales del país al mundo. Esta medida es una clara indicación de que el gobierno desincentiva las exportaciones, y castiga el empleo industrial, particularmente de las provincias de Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires”, explicó la cámara industrial aceitera en un comunicado de prensa.

La CIARA argumentó que “la suba de derechos a exportación no tiene legalidad dado que el Poder Ejecutivo perdió las facultades delegadas del Congreso Nacional y el Decreto debe ser refrendado por la Comisión Bicameral. Las empresas agroexportadoras están analizando todas las acciones judiciales para cuestionar dicho Decreto”.

Y agregó: “Atender la crisis de precios internacionales que impacta sobre la población argentina es un obligación del Estado y de las empresas, pero atacar la industria nacional ajena a esta situación es el peor de los caminos”.

También expresó que “el Gobierno decidió subir alícuotas en productos procesados que no afectan el índice de inflación, pero deterioran las condiciones de producción y exportación del primer complejo exportador nacional”.

Un producto que sí afecta al índice del IPC es el precio del pan dentro de alimentos. En ese sentido, Domínguez confirmó que la administración del Fondo Estabilizador Temporal del Trigo Argentino “quedará en manos de la Secretaría de Comercio Interior”, a cargo de Roberto Feletti, y señaló que esa cartera tendrá la competencia tanto del precio del trigo como del pan.

Por último, la CIARA expuso alternativas que podía haber tomado el gobierno sin necesidad de recurrir a las medidas que tomó, como “abrir nuevos cupos de exportación para registrar ventas futuras en 2022 y 2023 de maíz y trigo que le podrían reportar no menos de 700 millones de dólares”.

 


La agenda de Comercio y el “Capitán Frío”

R.P.

El secretario de Comercio Interior de la Nación, Roberto Feletti, mantuvo reuniones con productores de alimentos, pymes y trabajadores, con el propósito de articular propuestas y acciones en defensa de los ingresos de los argentinos. El funcionario fue uno de los ausentes en la foto que el presidente, Alberto Fernández, se tomó con el equipo económico.  

Feletti se reunió en primer término con pequeños y medianos productores de alimentos vinculados a la agricultura familiar y las economías regionales, ligados a la producción de frutas, verduras, lácteos, carne porcina, pescado y granos, y, en el segundo, con el espacio Producción y Trabajo –frente que nuclea sindicatos, pymes, cooperativas, productores rurales y movimientos sociales–. El objetivo común, que las canastas reguladas lleguen a todo el país.

“La Secretaría está reconstruyendo un conjunto de elementos regulatorios sobre el esquema de precios y necesitamos de la colaboración de todos los sectores productivos para seguir armando programas y canastas de productos de consumo masivo y diario para que le lleguen a las y los consumidores alimentos de primera calidad a precios razonables”, aseguró  Feletti.

El secretario remarcó también que “el escenario de guerra actual agudizó el impacto de los precios internacionales”.