martes 18 de mayo de 2021
POLITICA Cumbre en Olivos
25-08-2020 19:20

Alberto mira a su electorado: combatir la inseguridad y subir al ring a Macri

El Presidente definió este mediodía el plan de seguridad para el conurbano bonaerense. Apunta contra el ex presidente por su imagen negativa en estos distritos.

25-08-2020 19:20

De los dos millones de votos de diferencia que le sacó al entonces Gobierno en las elecciones de octubre de 2019, más de un millón y medio los obtuvo en el Gran Buenos Aires. La semana pasada, Alberto Fernández revisó los números con los que llegó a la presidencia y entendió que debe atender las necesidades que empiezan a surgir en este sector frente a una parte de la sociedad que sale a la calle.

Mientras Juntos por el Cambio y Mauricio Macri se apropiaban de la marcha del 17A, distintos intendentes del conurbano bonaerense transitaban por la Quinta de Olivos asegurándole a Fernández que en sus distritos la imagen del ex Presidente sigue con porcentajes negativos por encima del 70 por ciento, al igual que en los meses de campaña electoral. “Está muy activa la memoria de lo que fue la gestión de Macri y la crisis económica que dejó, la está sacando bastante barata”, le dijo uno de los jefes distritales. Horas después, Fernández endureció sus críticas contra el líder del PRO.

Más allá de las imágenes de los dirigentes, hay un número que encendió alarmas en la Casa Rosada: En estos distritos que le dieron la victoria electoral, la mayor preocupación no es ni el coronavirus ni la economía, sino que al tope de los reclamos surge la inseguridad. Ante la consulta de quién es el que debe solucionarlo, las miradas apuntan al Gobierno nacional, más allá de la responsabilidad de la provincia de Buenos Aires.

En medio de los dichos de Duhalde, la Cámara Electoral prepara las elecciones 2021

“La pelea electoral legislativa más importante del año próximo se da en estos territorios. La plata está llegando y la economía no va a ser un problema en unos meses para estos sectores, tenemos que resolver la inseguridad”, detalla un funcionario.

Una semana atrás, el almuerzo que mantienen los principales funcionarios del Gobierno en la Quinta de Olivos sirvió para empezar a discutir el plan de seguridad. A la cita que llegan cada martes el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro; el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el presidente del bloque del Frente de Todos, Máximo Kirchner, se sumaron los ministros Gabriel Katopodis (Obras Públicas) y Mario Meoni (Transporte), el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, e intendentes como Fernando Espinoza (La Matanza), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y Juan Zabaleta (Hurlingham).  

En este encuentro no pasó desapercibido el malestar de los jefes distritales con el titular de seguridad de la provincia, Sergio Berni. Ferraresi fue quien más duro se mostró en medio de un aumento de la seguridad y la desaparición de Facundo Castro Astudillo por la cual se investiga a la policía bonaerense. Mientras la justicia avanza y se espera el resultado de la autopsia del cuerpo encontrado días atrás, Kicillof insiste en que no se encubrirá a nadie. Sin embargo, la salida de Berni no parece estar en los planes.

La imagen de Alberto Fernández es negativa por primera vez desde el inicio de la pandemia

El Presidente también mira con desconfianza a Berni, quien mantiene buena imagen por su voz de mano dura contra el delito aunque es uno de los responsables de combatirlo. Ahora es el Presidente el que se pone al frente del problema que va en crecimiento. “Si vamos a pagar el costo y si el ciudadano cree que lo debemos resolver, entonces tenemos que ponernos al frente y resolverlo nosotros”, dijo uno de los asistentes a este almuerzo.

Un mes atrás, los intendentes comenzaron a plantear que el despliegue de fuerzas federales en el Conurbano no alcanzaba para prevenir robos que la crisis económica generada por la pandemia iba a incrementar. Tal como adelantó PERFIL, el reclamo tenía que ver con contar con fondos para disponer de manera urgente. Detallan que entre el inicio de una licitación de patrulleros por parte de la Provincia hasta que el auto está en la calle puede llevar hasta seis meses.

En el encuentro de este martes 25 de agosto en Olivos se terminó de definir el plan que se anunciará en los próximos días. Incluye la compra de dos mil patrulleros para los municipios del Gran Buenos Aires; refuerzo de fuerzas federales (Plan Centinela 2); un programa de “paradas seguras” con cámaras y botones antipánico; refacción de 100 comisarías y construcción de módulos carcelarios. 

Además, se lanzará un programa de reclutamiento de diez mil nuevos policías bonaerenses. Kicillof detalló que durante el último año de la gestión de María Eugenia Vidal y este año, en el que avanzó la pandemia del coronavirus, no hubo nuevos egresados. Por esto pidió que en el plan haya una suma significativa de efectivos. También se anunciarán fondos de seguridad para los distritos del interior.  Mientras tanto, Massa avanza en las negociaciones con la Ciudad y la Provincia para presentar el proyecto de la creación de una Agencia de Seguridad Metropolitana en el Congreso.

Santiago Cafiero dialogó los últimos 20 días con el gobernador bonaerense y los intendentes para atender los distintos reclamos. El jefe de Gabinete fue quien terminó de definir los principales puntos del plan que genera tironeos internos y de presentarlo en la mesa de Olivos.

"Abramos las ventanas", dijo Espinoza mientras se discutía el plan. Los invitados al almuerzo de hoy terminaron la reunión con las camperas puestas por el frío que corría. Aunque se trató de una mesa enfocada en la seguridad, también hubo un momento para evaluar la situación del coronavirus en estos distritos. Al igual que se evaluó en el encuentro de la semana pasada, creen que el sistema de salud en el AMBA finalmente no colapsará por lo que hoy quedó en claro que en estos territorios "no habrá marcha atrás" con la cuarentena. 

También hubo elogios hacia Hugo Moyano que visitó el sábado al Presidente y generó revuelo por la foto sin barbijo ni distancia social en la que sus familias se mostraron juntos. Fernández descató lo "centrado" que está el dirigente sindical, a lo que se subieron otros comensales que suelen hablar con él. 

RA/MC