POLITICA
encuentro en la fiesta de la vendimia

Bullrich y una foto con radicales con un mensaje para el tándem Larreta-Morales

Bullrich 20230305
para la foto. Valdés, Juri, Manes, Bullrich, Suárez, Cornejo, Naidenoff, Losada y Monzó se mostraron unidos en Mendoza. | Prensa Bullrich

Cada año electoral la tradicional Fiesta de la Vendimia en Mendoza se vuelve una caja de resonancia de encuentros que anticipan o aceleran los movimientos políticos que vendrán con el cierre de listas. Y la versión 2023 no fue la excepción con una foto de Patricia Bullrich con dirigentes de peso dentro de la Unión Cívica Radical. Una señal que tiene dos destinatarios claros: Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Morales.

Es que el jefe de Gobierno porteño y el gobernador de Jujuy, junto al senador Martín Lousteau, vienen avanzando en un entendimiento de cara a los armados internos en Juntos por el Cambio. El primero ya formalizó su candidatura; el segundo lo hará el miércoles 15 con un acto en el teatro Gran Rex, pero por lo bajo la sintonía viene en aumento, incluyendo también en la misma línea a Elisa Carrió.

“¿Nace un equipo?”, se entusiasmaban cerca de Bullrich una vez que se concretó la foto. “Está todo el radicalismo ‘no Morales’”, describían. Es que en el encuentro retratado estaban figuras de peso del centenario partido como Facundo Manes (presidenciable); los otros dos gobernadores, Gustavo Valdés (Corrientes) y Rodolfo Suárez (Mendoza); los senadores Alfredo Cornejo (candidato a gobernador mendocino), Carolina Losada (suena para competir en Santa Fe o en un binomio presidencial), Luis Naidenoff y Mariana Juri; y los diputados Rodrigo de Loredo (precandidato en Córdoba) y Juan Martín (santafesino). Junto a ellos posó Emilio Monzó, quien tiene a dirigentes cercanos trabajando con Bullrich hace tiempo, como Nicolás Massot y Sebastián García de Luca, pero nunca formalizó un acercamiento.

No es la primera vez que la titular del PRO consigue fotos con radicales. Cornejo fue uno de los primeros. Hace unas semanas, en otra fiesta (la del Chamamé), estuvo con Valdés, Losada y Naidenoff. Con De Loredo viene compartiendo recorridas en Córdoba. Esta vez lo sumó a Manes y se mostró con todos juntos.  Este sector radical, además, tiene previsto armar encuentros el martes y miércoles, para mostrar peso político frente al armado de Morales y Lousteau.

El uso de las FFAA ya generaba tensiones entre equipos de JxC

Sin embargo, en el radicalismo nadie es contundente respecto a darle una lógica de acuerdo al evento. “Hay diálogo en la coalición”, resumió uno de los presentes, cercano a Manes. Y agregó: “Yo lo veo más como que la UCR es amplia y tiene actores importantes. Y en el caso de Facundo hubo quienes se ocuparon de decir, falsa y malintencionadamente, que estaba alejado o solo y nada más falso”. El diputado compartió la foto en sus redes con un mensaje de unidad de JxC.

“Creo que es una demostración de fuerza de que a nadie lo llevan de las narices”, analizó otro. Pero igual no descartó un entendimiento: “Es muy difícil que Horacio logre aglutinar a toda la UCR. Sobre todo si Pato se sigue poniendo cada vez más competitiva”. 

Cerca de Bullrich son más optimistas. “La búsqueda con la foto de hoy es que se genere un eje que demuestre que Horacio no tiene el apoyo de todo el radicalismo. y que Morales no maneja todo el radicalismo”, aseguró un armador. Otro fue más a fondo: “Este espacio va a armar una línea interna radical para que de ahí salga el vice de Pato y ministros”.

Lo más curioso del encuentro es que al mismo tiempo estaban participando de la Vendimia tanto Morales como Lousteau. Cerca del jujeño minimizaron el impacto de la foto y prefirieron poner la mirada en el lanzamiento del 15 y el fortalecimiento de JxC. “No hay ninguna pelea, hay un trabajo conjunto para tener un programa de gobierno y para integrar acciones, más allá de que va a haber varios candidatos y candidatas a presidente”, expresó en diálogo con la prensa. Levantó la candidatura local de Cornejo y llamó a Omar de Marchi, del PRO, a participar dentro de la coalición, luego de las amenazas de ruptura.