POLITICA
Transición de gobierno

Comenzó el cambio de gestión en YPF con "operaciones" y polémica por las indemnizaciones

El equipo de Horacio Marín ya comenzó a trabajar en la petrolera del Estado y acordó la salida y transición de los equipos. Un artículo periodístico disparó rumores y malestar por las indemnizaciones a cargos políticos salientes emparentados con La Cámpora.

2023_09_10_ypf_na
YPF. La Justicia de Nueva York dispuso pagar la compensación que reclama el fondo Burford Capital, que alcanza los US$ 16 mil millones de dólares. Argentina aún puede negociar. | NA

A cinco días de oficializarse el cambio de gobierno nacional y por ende comenzar una nueva conducción en la petrolera de la cual el Estado posee el 51%, en YPF se viven intensos días a partir de rumores y denuncias de "operaciones" político mediáticas para resolver las últimas desvinculaciones, aquellas en las que la agrupación La Cámpora tiene sus nombres en los llamados "cargos políticos".

Fuentes de la empresa confiaron a PERFIL que los directores que lideró Pablo González ya presentaron su renuncia y los nuevos directivos ya están trabajando en la transición que dejará a Horacio Marín como nuevo presidente. Sin embargo, lo que aún no quedó definido es la situación individual de los funcionarios que dependen de la "Unidad Presidente", donde algunos optarían por retirarse sin cobrar dinero y otros lo harían a través de un "acuerdo mutuo", un régimen que más que una excepción es la norma de las últimas gestiones en YPF, y que está contemplado al igual que en muchas empresas privadas. 

El malestar en la empresa comenzó con un artículo periodístico del fin de semana del periodista Nicolás Gandini en Econojournal, donde se mencionaba que por información de cuatro fuentes que trabajan en la empresa, hay una interna entre dirigentes de La Cámpora, donde algunos quieren irse cobrando una indemnización que en algunos de los casos ascendería a 100 mil dólares. Entre los nombres que se mencionan están los íntimos de Máximo KirchnerSantiago “Patucho” Álvarez y Santiago Carreras, la directora de Comunicación Desiré Cano, también esposa de Hernán Reibel, uno de los secretarios de Cristina Fernández de Kirchner, y el ex subsecretario de Energía Eléctrica Federico Basualdo, que se peleó con Martín Guzmán y terminó siendo nombrado como presidente de YPF Gas. Además, está el economista que lidera el centro CEPA, Hernán Letcher, conocido por sus columnas en programas del Grupo América

Ola de renuncias en YPF a días de la llegada de Horacio Marín a su directorio

En diálogo con PERFIL, Desiré Cano cuestionó a los empleados de YPF que filtraron la información por "violar el acuerdo de confidencialidad" que cualquier empleado firma en el caso de la petrolera estatal. "Estamos hablando de una empresa que cotiza en la bolsa de los Estados Unidos, y violar ese acuerdo implica un perjuicio para la firma", denunció, y agregó que por ese mismo motivo no podía dar información porque podría tener "serios problemas legales". "Son normas internacionales de la bolsa de Wall Street", concluyó.

Asimismo, este medio pudo saber que Cano estaría dentro de quienes pretenden retirarse con un acuerdo mutuo, pero que no se tratarían de 100 mil dólares, sino una cifra cercana a los 40 mil dólares, y que está contemplada y avalada por la nueva gestión que ya trabaja desde el 1 de diciembre en YPF. Esto significa que a pesar de las internas camporistas en YPF, en este caso "nadie quiere quedarse o irse por ser despedido" y que "los acuerdos mutuos son los mismos que tuvieron los directivos bajo la gestión macrista", según precisaron fuentes de la compañía. 

En este caso, habría unidad de los camporistas para irse de YPF, y todos consideran que es legítimo el acuerdo mutuo de su salida. Esto mismo fue ratificado por la nueva gestión para que todos los que quieran irse con acuerdos mutuos puedan hacerlo. No obstante, PERFIL confirmó que Santiago Carreras y "Patucho" Álvarez ya presentaron su renuncia y decidieron irse sin cobrar este acuerdo, considerándolo un "gesto" de transición para que, en todo caso, sea la gestión de Marín la que asuma y resuelva la situación contractual de cada uno de los empleados. En el caso de Letcher, director de YPF Litio y coordinador de presidencia de YPF, no respondió los mensajes de este medio. 

Milei ya no piensa en privatizar YPF y pone un ojo en Vaca Muerta

Esta iniciativa transformaría a Carreras y Álvarez como una de las cuatro excepciones históricas de directivos que se van sin cobrar ningún acuerdo. "Todo el resto de los casos siempre se fueron llegando a acuerdos mutuos", explicaron a PERFIL. Los casos anteriores fueron los de Nicolás Arceo y Rodrigo Cuesta, vicepresidente de Administración y Finanzas y director de Legales, respectivamente. Ambos de la órbita de Axel Kicillof, renunciaron en 2015 alegando que fueron elegidos por la política, no por perfiles técnicos, por lo que al terminarse el gobierno deberían irse sin cobrar un acuerdo. 

Este es el debate que por estos últimos días se instaló internamente a nivel nacional, entre el gobierno actual y saliente y la gente de Javier Milei, que, alertados por este tema, salieron a pedirle al oficialismo que detenga estos pagos: si un cargo político merece una "indemnización" al igual que un cargo técnico, entendiéndose este último por un cargo a designar a quien tuviera expertise y/o formación profesional en determinado rubro que justifique un cargo, en este caso, en la petrolera argentina. 

Lo cierto es que Horacio Marín conoce a la gestión actual y hasta ha compartido trabajo en Tecpetrol con algunos de ellos, como Pablo Iuliano, directivo saliente, y no ha mostrado señales de querer destruir estos acuerdos en los primeros días de su gestión.

Hasta ahora, los planes de Milei para con YPF son los que dijo en diálogo con A24 luego de su triunfo en el balotaje: "Necesitamos tanto a Enarsa como a YPF para hacer la transición energética (…) vamos a racionalizar la empresa, y eso nos va a permitir ponerla en valor y venderla de una mejor manera", afirmó.

JD /