viernes 07 de mayo de 2021
POLITICA Coronavirus
23-06-2020 15:20

Los intendentes se niegan a ser "comisarios" de una cuarentena estricta

Los jefes distritales no quieren "cerrar todo". Admiten que hoy el acatamiento del aislamiento es bajo pero apuntan al transporte público.

23-06-2020 15:20

“¿Qué vas a cerrar? Acá los contagios no están en la fila de la panadería, los contagios están en el transporte público”, dice un intendente peronista de la primera sección electoral sobre el avance del coronavirus. El nivel de acatamiento del aislamiento en este distrito es actualmente del 60 por ciento y coincide con otros jefes distritales de los municipios más poblados que un endurecimiento de la cuarentena será de imposible cumplimiento.

“No puedo salir a clausurar comercios que apenas subsisten”, dice otro intendente ante la posibilidad de que se defina el cierre total de los distintos rubros que desde el inicio del aislamiento se fueron habilitando. El 70 por ciento de los infectados en su distrito tiene que ver con trabajadores de la salud que en su mayoría contrajeron coronavirus en sus empleos en Capital Federal.

Hasta ahora, estos intendentes no fueron consultados sobre un retroceso de la fase 3 (segmentación geográfica) de la cuarentena en la que están, medida que podría anunciar el Presidente Alberto Fernández junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta antes del fin de semana. En caso de ser consultados, advertirán sobre el imposible complimiento en los distritos bonaerenses del Área Metropolitana de Buenos Aires.

Cuarentena: Fernández, Kicillof y Larreta acordaron volver atrás si se aceleran los contagios

“Tienen que encontrarle una vuelta al transporte público. Larreta abrió y mis vecinos van a trabajar a Capital. Lo que tiene que hacer es reforzar los trenes con colectivos y una flexibilización seria sobre el ingreso al trabajo para que no se amontonen”, pide otro intendente.

Los alcaldes reconocen que “en el conurbano la gente está en la calle”, pero enseguida remarcan que nadie conoce como ellos sus propios sistemas de salud. “Ahora el pico pasó para fines de agosto, entiendo que ante un futuro inmediato de colapso nos juntemos los intendentes con el gobierno nacional, provincial y de la ciudad junto con empresarios y hagamos un pacto de cierre total por 15 días, pero no es un escenario para esta semana. Yo no tengo un solo respirador en uso”, reflexiona uno de los intendentes con llegada a la Quinta de Olivos.

Cuarentena, testeos y seguimiento de casos. “La cuarentena ya no podemos controlarla”, reconocen la mayoría de los intendentes, por lo que los jefes distritales avanzaron en las últimas semanas con el control de la temperatura y testeos para prevenir posibles focos de contagio. Hay municipios en donde por la falta de personal, secretarios y subsecretarios municipales tienen un termómetro en mano con el que le miden la temperatura a los vecinos. Los propios intendentes compraron test PCR y algunos hasta contrataron laboratorios privados de Capital Federal ante la demora de hasta cuatro días que están teniendo en los laboratorios de la provincia de Buenos Aires.

"Cerrar y abrir, cerrar y abrir", la estrategia que juega Alberto

El enojo de los intendentes es con el Gobierno nacional que no escucha de su voz sobre lo que sucede en el Conurbano, pero también con las flexibilizaciones en las que avanzó Larreta. Siguen denunciando que los contagios se dan por los trabajadores que tienen que llegar a la Ciudad desde sus distritos pero también señalan que el mensaje de mayor relajación en Capital Federal hizo que se relaje a cuarentena en los distritos en donde hay pocas actividades exceptuadas. Un jefe distrital lo graficó así: “Los nuestros miraban por televisión como los de la vereda de enfrente podían salir y empezaron a salir. Yo tengo poco nivel de acatamiento en todos los niveles sociales, desde los que viven en country y hacen entrar a sus empleadas domésticas hasta el pibe que sale a vender huevos porque no puede más”.

Hoy algunos de estos intendentes participan de una reunión virtual con los expertos en salud que asesoran al gobernador Axel Kicillof sobre cómo debe continuar la cuarentena. Pero allí tampoco hay voz para los jefes distritales, quienes no pueden hacer preguntas ni plantear lo que sucede en sus distritos.

En esta Nota