POLITICA
Cómo capitalizar al electorado

¿Interna familiar? Cristina y Máximo Kirchner diferencian sus discursos sobre lo que hacer con el FMI

La Vicepresidenta va por la moderación y su hijo, por el discurso duro. Además, Massa no es Guzmán: el kirchnerismo no le puede pegar directamente.

frente de todos 14032023
El Frente de Todos diversifica su discurso sobre el FMI. | Cedoc

El acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) volverá a ser protagonista en los discursos que el kirchnerismo prepara para estas elecciones del 2023. Sin embargo, dentro de la coalición gobernante las diferencias son mucho más específicas que el mero diálogo inexistente entre el presidente Alberto Fernández y la vice Cristina Kirchner: Máximo Kirchner y Sergio Massa también son protagonistas en este tema, y a pesar de que ellos sí mantienen un diálogo fluido, tienen miradas extremamente distintas, o al menos así intentarán dejarlo en claro desde La Cámpora, agrupación que el diputado nacional lidera. 

¿Qué hacer con el FMI? Cristina Kirchner va por la moderación y Máximo Kirchner por el votante duro

Si hubiera que analizar los discursos públicos de Cristina Kirchner y su hijo, parecería que no están del todo alineados en sus diagnósticos respecto de lo que hacer con la deuda que tomó la gestión de Mauricio Macri y renegoció, con Martín Guzmán y Sergio Massa a la cabeza -en distintas instancias-, el gobierno de Alberto Fernández. Pero lo cierto es que la mejor manera de entender el tono electoral es buscando capitalizar desde el moderado al más extremista.

Y ese es el rol que ahora se dividirán: como en cada año electoral, Cristina comienza a virar hacia la moderación y el pragmatismo, como por ejemplo cuando habló de revisar el acuerdo con el Fondo pero aclarando que "no para no pagar", y recordando el momento en el que le dio su apoyo al actual mandatario, mientras que Máximo, que "no tiene ninguna candidatura en la que pensar", como dijeron desde un sector de la coalición, se mantendrá en la misma dura postura que lo llevó a pelearse con Alberto y votar en contra del acuerdo en el Congreso Nacional. "Máximo representa a quienes tienen un diagnóstico crítico del acuerdo con el FMI", explicó un analista político a PERFIL, recordando sus diferencias cuando "Alberto lo vendió como algo maravilloso". 

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

El kirchnerismo lanzó el "operativo clamor": no hay otra candidatura posible que la de Cristina Kirchner

Eso explica el comunicado de La Cámpora de ayer lunes 13 de marzo, que horas después de conocerse un nuevo entendimiento entre el gobierno y el Fondo para flexibilizar las metas de las reservas del Banco Central, salió con un mensaje mucho más pesimista que el "aliviante" que vendieron desde el massismo y el albertismo. "Llama la atención y podría ser hasta cómico -si no existieran consecuencias negativas sobre las argentinas y los argentinos- las ideas que a fuerza de extorsión y carentes de razones se imponen en nuestro país a partir del beneplácito dado por el Congreso Argentino", expresa el comunicado. 

"Que los argentinos y las argentinas voten lo que quieran, pero la economía del país la decide el FMI: eso es lo que deja en claro el Comunicado de hoy. ¿La democracia? Bien, gracias", agrega, en otro pasaje. 

Massa no es Guzmán: el kirchnerismo no le puede pegar directamente

A pesar del duro mensaje de la agrupación que lidera Máximo, entre líneas se puede ver que nunca se menciona al ministro de Economía. Tampoco en los discursos de la Vicepresidenta. Y si alguna vez lo menciona, es para respaldar su gestión, como también lo hizo Andrés "El Cuervo" Larroque. Es que Massa no es Guzmán: no es un ministro de Economía que el kirchnerismo quería que se fuera, es un ministro de Economía que puso el kirchnerismo, y con el cual hasta proyectan una posible alianza electoral junto a "Wado" De Pedro, según confiaron fuentes del armado electoral del Frente de Todos a este medio.

"¿La democracia? Bien, gracias", La Cámpora explotó por el nuevo acuerdo de Massa con el FMI

Ese proyecto sigue congelado mientras el Indec anuncia una inflación del 6,6% para el mes de febrero, pero la mejor prueba de que existe fue ver al ministro de Interior tomándose fotografías con altas autoridades del Grupo Clarín, buscando capitalizar al empresariado y dando muestras de moderación. 

De todas maneras, desde el equipo de Massa no se esperaban un comunicado tan fuerte. "Hay diálogo fluido entre Sergio y Máximo, y Sergio sabía que habría un comunicado, sólo que no se esperaba algo tan duro", precisaron a PERFIL.

La diferencia está en que, por lo menos, con Massa hay diálogo y una protección, una barrera que ya se cruzó hace rato con el jefe de Estado, con quien el diálogo está roto y no hay ningún filtro desde el kirchnerismo para referirse a su gestión, públicamente. 

RA / JD / ds