sábado 25 de septiembre de 2021
POLITICA cumbre con dirigentes díscolos
04-09-2021 06:19
04-09-2021 06:19

El Gobierno recibió a piqueteros combativos para frenar protestas

El ministro Zabaleta estuvo con los líderes que encabezaron las principales marchas. Los planes Potenciar Trabajo en la mira.

04-09-2021 06:19

El ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, recibió ayer a representantes de la Unidad Piquetera, que nuclea a las organizaciones sociales más combativas, referenciadas en los partidos de izquierda.

Fue la primera reunión formal que mantuvo Zabaleta, luego de la movilización que realizaron las agrupaciones el 18 de agosto y que repitieron ayer en el Puente Pueyrredón.

En rigor, no era la primera vez que se veían porque Zabaleta los cruzó la semana pasada en las inmediaciones del ministerio, cuando le fueron a llevar el pedido de reunión y los puntos centrales de su propuesta para dar respaldo a los sectores vulnerables en la salida de la pandemia.

Masiva protesta de movimientos sociales en todo el país con epicentro en Avenida 9 de Julio

“Hola ministro”, le dijeron los dirigentes al funcionario, que les retrucó: “No, yo soy Juanchi, la semana que viene nos vemos”, les dijo después de “chocar puñitos”.

Es que el flamante ministro, que asumió tras la renuncia del precandidato a diputado nacional Daniel Arroyo, necesita establecer puentes con este espacio que le reclama en público y en privado por la reapertura de los planes sociales. El foco del conflicto es el programa Potenciar Trabajo, que nuclea a alrededor de un millón de personas y que, según admiten desde el propio ministerio, “no tendrá nuevas altas” porque pretenden empalmar con propuestas para dar “trabajo genuino”.

Como trasfondo está la siempre vigente intención del Gobierno de controlar la protesta social y de tener lo más conformes posible a los grupos disidentes, que insisten con reclamos de puestos de trabajo, de urbanización de barrios populares y de actualización del salario mínimo, entre otros puntos.

Eduardo Belliboni, dirigente del Polo Obrero y uno de los participantes del encuentro que se extendió por más de una hora, sostuvo al término que “en emergencia los planes sociales tienen que estar abiertos y tienen que tener un monto que le permita a un trabajador vivir”. En la actualidad esa cifra es de $ 13 mil y, de acuerdo a lo que cuestionan, “están cerrados para el ingreso de nuevos compañeros”.

Zabaleta asumió en medio de una protesta: "Conmigo no va a hacer falta cortar calles para poder dialogar"

Es por eso que lanzaron la advertencia sobre la continuidad del plan de lucha que “se va a profundizar en los próximos meses porque hay una clara intención de continuar con el ajuste”, indicó Belliboni, con lo que dio a entender la negativa a abandonar las movilizaciones en la calle más allá de las promesas del Gobierno.  

Zabaleta estuvo acompañado por el secretario de Economía Social, Emilio Pérsico, quien a su vez es secretario general del Movimiento Evita, y del viceministro Gustavo Aguilera, mientras que del otro sector estuvieron, además de Belliboni, Oscar Kuperman, Cristina Mena, Leonardo Bianchi, Melina Kuschnir, Federico Alonso, todos del Movimiento Teresa Rodríguez, y Mónica Sulle y Nahuel Orellana, por el MST, entre otros.

Si bien ambos sectores coinciden en la importancia de convertir los planes sociales en trabajo, los movimientos temen que se creen puestos de trabajo precarizado, ligado a la obra pública y a las tareas comunitarias en municipios con una remuneración por debajo del salario mínimo, se anticipan.

Para compensar ciertas preocupaciones, desde Desarrollo les recuerdan el acuerdo que propició Zabaleta para permitir que los trabajadores golondrina que sean contratados en blanco puedan seguir percibiendo los planes sociales, aunque todavía no fue puesto en marcha en forma completa.

Campaña “casa por casa” de agrupaciones K

Agrupaciones sociales alineadas con el gobierno nacional, lideradas por el Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie, harán hoy campaña “casa por casa” en toda el Área Metropolitana de Buenos Aires. Según informaron a PERFIL fuentes de la organización, se trata de una movida de difusión que apuesta a reforzar la presentación de las propuestas del Frente de Todos y de los candidatos hacia las PASO del 12 de septiembre, y contempla el emplazamiento de 10 mil mesas de difusión en 1.500 barrios populares del Conurbano y la Ciudad de Buenos Aires. La precandidata a diputada nacional por el distrito, Victoria Tolosa Paz, será parte de la actividad, que tiene como fin “fortalecer el puerta a puerta hasta el día de la elección” y así “llegar a un millón de hogares para militar la victoria del Frente de Todos”. “Construimos soluciones desde abajo hacia el Congreso. Sabemos que las transformaciones populares vienen desde las organizaciones y desde las calles. Desde ahí construimos consenso y las soluciones que necesita nuestro pueblo. Si hay algo que nos va a distinguir a la hora de intervenir en este proceso político es que la propuesta legislativa de los movimientos populares la discutimos en las calles”, explicó a PERFIL el precandidato a diputado nacional y dirigente social Daniel Menéndez. “Vamos a poner 10 mil mesas en 1.500 barrios de la Provincia para hacer llegar las propuestas del FdT a, al menos, un millón de personas”, agregó.