miércoles 12 de mayo de 2021
POLITICA Opinión
12-08-2020 11:23

Hugo Alconada Mon: "La reforma judicial llega cargada de suspicacias"

El periodista analizó las 10 razones que pueden llevar al "fracaso" a la iniciativa de Alberto Fernández, un proyecto que "exacerba la politización" del Poder Judicial.

12-08-2020 11:23

La reforma judicial que impulsa el presidente Alberto Fernández en plena pandemia de coronavirus promete ser uno de los debates más calientes de 2020. Mientras el oficialismo la reclama como necesaria para mejorar el Poder Judicial y evitar nuevos casos de "lawfare", desde la oposición cuestionan la urgencia de la discusión y critican la politización que implicaría, además del riesgo de impunidad en las causas que involucran a exfuncionarios kirchneristas. En ese marco, el periodista Hugo Alconada Mon opinó que la modificación en la justicia es "necesaria", pero alertó sobre las razones que pueden convertir la iniciativa en un "fracaso".

Según el periodista, la propuesta del jefe de Estado "llegó cargada de suspicacias y no mejora la causa principal de la debacle del poder judicial argentino: su politización". "Al contrario, puede exacerbarla", advirtió en una columna publicada este miércoles 12 de agosto en la edición en español del New York Times. Alconada Mon evaluó que "la iniciativa parece atinada", pero planteó que "el problema comienza cuando se analizan los detalles que hacen sospechar de otra avanzada política sobre un poder del Estado célebre por su maleabilidad hacia la coalición gobernante de turno".

Las 5 razones por las que Juntos por el Cambio se opone a la reforma judicial

En su artículo, el periodista de investigación enumera los puntos conflictivos que fueron señalados en las últimas semanas por la oposición, especialistas en la materia y asociaciones de juristas. Entre ellos señala la ausencia de exministros de la Corte Suprema, del Consejo de la Magistratura y del Ministerio Público Fiscal en la llamada "comisión de notables" que analizará los cambios a aplicarse. También cuestiona la exclusión de representantes de colegios de abogados y la presencia de Carlos Beraldi, abogado defensor de Cristina Fernández de Kirchner. Este cuerpo, además, sí incorpora a "hombres y mujeres con laureles académicos" pero que "en su mayoría" expresó "su afinidad con el kirchnerismo", reprocha el autor.

En cuanto a los puntos técnicos criticados de la reforma, Alconada Mon señala la posibilidad de ampliar la cantidad de miembros del máximo tribunal, que tuvo entre 9 y 3 integrantes en los últimos años, algo que "no sirvió para resolver los problemas de fondo" del Poder Judicial. También se cuestiona la creación de nuevos juzgados mientras se avanza al sistema acusatorio: "¿Para qué, entonces, sumar más jueces si lo que se necesitan más son fiscales?", pregunta.

Alberto Fernández en la presentación de la reforma judicial, en Casa Rosada. Foto: Cedoc.
Alberto Fernández en la presentación de la reforma judicial, en Casa Rosada. Foto: Cedoc.

Entre las restantes críticas, se menciona la concentración que la reforma judicial provocaría en los fueros porteños, la designación de jueces subrogantes hasta que se nombre a los titulares de los juzgados, la posible "dilapidación de recursos" y los problemas que el traslado de magistrados generaría en las causas en curso.

"Para que quede claro, una reforma judicial es necesaria. Las estadísticas del Poder Judicial nos recuerdan la rampante impunidad en la Argentina. La comisión aporta propuestas valiosísimas y el nivel de sus integrantes abre una puerta a la esperanza. Pero una reforma tal como está planteada podría acentuar la politización ya existente en el Poder Judicial", considera el periodista.

"En un país caracterizado por la inestabilidad, la corrupción, la impunidad, es esencial darle certidumbre al Poder Judicial y elegir a los nuevos jueces por su idoneidad. Para lograrlo se necesita un Consejo de la Magistratura más eficiente y transparente. Eso pasa por eliminar la discrecionalidad política, el 'amiguismo' y el contubernio que hace que no siempre los mejores postulantes ganen los concursos y que los jueces que garantizan la impunidad continúen en sus cargos. La pregunta, entonces, es si la política está dispuesta a perder el control de los tribunales", concluye Alconada Mon.

 

FF/FeL

En esta Nota