POLITICA
intimidad de olivos

Javier Milei y su primer mes: balance positivo, el juego a su gabinete y su rol ante el mundo

El Presidente tiene listo su discurso para Davos, en donde se cruzará con los principales políticos y empresarios mundiales. Cree que su primer mes al frente del Gobierno fue “excelente” y elogia a su gabinete. Defiende el número de la inflación y admite que todos los meses serán duros. Los roles repartidos para que el Gobierno funcione y cómo impone la autoridad presidencial. Mostró el avance de los caniles para sus “hijitos” en las redes.

Javier Milei 20230114
Javier Milei | Télam

El primer sábado en la quinta de Olivos Javier Milei amaneció a las 6 y media de la mañana. Lo primero que hizo fue dejar escrito el discurso de 22 minutos con el que buscará conquistar a empresarios y jefes de Estado del Foro Económico Mundial. Sabe que va a ser una de las mayores atracciones de Davos: “Les resulto exótico”, dice en la intimidad al aclarar que “solo van a ver un tipo de carne y hueso que viene de afuera, pero perdieron tanto el contacto con la gente que por eso yo les resulto exótico”. El jefe de Estado estará esta semana frente a los principales líderes empresariales y políticos del mundo pero no se siente uno de ellos: los ve con poca vocación de servicio y les critica creerse “emperadores o de la realeza”. Con su celular y el estuche de los anteojos en la mano, Milei llegará a la 54a reunión anual mostrándose como un “tipo” como cualquier otro. 

En su presentación ante el mundo, el Presidente detallará las reformas planteadas en su primer mes de gobierno con el DNU y la “ley Bases” para anunciar que Argentina podría subir noventa puestos en el ranking mundial de libertad económica. En el discurso mostrará como un logro su primer número de inflación y repasará el acuerdo “inédito” con el Fondo Monetario Internacional. 

Para Javier Milei no hay puntos medios. “Excelente”, se adelanta a contestar cuando hace un balance sobre sus primeras semanas como jefe de Estado. Según el Presidente, “pisar la caja, dejar de emitir y comenzar a limpiar el Banco Central funcionó muy bien”. Ante su entorno más cercano detalla que “la inflación se acomodó de un modo increíble” al explicar que pudo cerrar por debajo de lo que muchos preveían. “En la tercera semana de diciembre estábamos para un 30% y cerramos en 25% en la cuarta”, evalúa. El relato M está en marcha desde el inicio de la gestión y, por ahora, da resultados. ¿Cómo no celebrar un 25,5% cuando se venía advirtiendo que podría llegar al 45% y terminar en una hiperinflación?

“Pisar la caja, dejar de emitir y comenzar a limpiar el Banco Central funcionó muy bien”, dice el mandatario

La creación de posibles escenarios mucho más adversos de lo que después terminan sucediendo es una ventaja de la que goza este gobierno. No es la única: al advertir que no llegó para mentir y está dispuesto a decir la verdad, el Presidente logra el acompañamiento de una sociedad que ya siente que el ajuste no solo recae en “la casta”. 

“Todos los meses serán difíciles”, dice el Presidente ya instalado en la quinta de Olivos cuando se intenta mirar hacia febrero y marzo, período que desde la oposición marcan como un deadline en el vínculo con su votante, que va a encontrar en la suba de tarifas otra mala noticia. Milei no promete mejoras inmediatas, que sabe que no va a poder cumplir, y descarta cualquier camino alternativo: “Hay que explicar que podríamos poner las tarifas en cero y financiar con emisión y generar la hiperinflación con caídas de actividad y menores ingresos todavía. Hay que entender que el precio no es un capricho. Podés decir: bueno, que pierdan las empresas, pero se van y te quedás sin producto, y entonces expropiás y ahí volvés a la emisión. O poder poner más impuestos, que es sacarte dinero por otro lado pero con mayor distorsión, por ende… nada es gratis”, explica cuando le advierten sobre los meses difíciles que vendrán. 

En el balance de su primer mes de gobierno, también sobresale el acuerdo con el FMI. Milei asegura que a los funcionarios del organismo internacional “les sorprendió la consistencia del programa y las alternativas que manejamos ante casos no deseados”. ¿Qué significa casos no deseados? Podría ser que el decreto de necesidad y urgencia se trabe (por la vía judicial o por el Congreso) o que la ley ómnibus no sea aprobada. Si esto ocurre, Luis Caputo ya anticipó medidas más duras.

Entre lo positivo, Javier Milei también pone las relaciones internacionales. Celebra que la canciller Diana Mondino se haya reunido con el embajador de China en nuestro país, Wang Wei ,con el objetivo de bajar la tensión generada incluso desde la campaña electoral, cuando el Presidente anunciaba que no haría negocios con “países comunistas”. “Se puede tener vínculos adultos”, reconoce el Presidente aunque mantiene fuertes diferencias ideológicas. Además logró, en tiempo récord, recomponer el vínculo con el papa Francisco y una visita al Vaticano. 

Milei caniles 20240114
Avance de obra. Milei mostró los caniles para sus mascotas. 

El jefe de Estado también elogia los movimientos de su gabinete. La política se la deja a Guillermo Francos (interior), Martín Menem (presidente de la Cámara de Diputados) y a su vicepresidenta, Victoria Villarruel. “División del trabajo”, dice para explicar que él se ocupa de fijar el rumbo y de acompañar después a sus ministros. “El ala política está funcionando muy bien”, se lo escuchó decir sobre el rol de sus funcionarios para conseguir votos en el Congreso. También asegura que el diálogo entre el Congreso y la Casa Rosada a través del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, está aceitado. 

A Milei le gusta que sus ministros tomen protagonismo en la gestión aunque admite que a algunos no les gusta la exposición, como al ministro de Economía, Luis Caputo, y a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello. Elogia a Francos, de quien dice que “se mueve como pez en el agua”, al igual que a Mariano Cúneo Libarona (Justicia), y dice que Luis Petri en Defensa es “eficiencia pura”.

El jefe de Estado evalúa que el gabinete logró entenderse rápido y que “ahora es todo muy distendido”. Describe al jefe de Gabinete como “un obsesivo del orden”, que al inicio incomodó. “Al principio luce como un rompe huevos pero después descubrís que es una máquina de resolver problemas”, es el elogio que Milei suelta en la intimidad para Posse, a quien conoce desde hace más de 15 años. 

Milei marca en cada reunión de gabinete la autoridad presidencial. “Yo pienso el rumbo, propongo acciones y tomo decisiones. Los demás trabajan en la instrucción y en ese momento los apoyo y acompaño”, describe al evaluar de manera positiva su primer mes como presidente.