lunes 15 de agosto de 2022
POLITICA movimientos hacia la pelea por la casa rosada

Larreta busca 1.200 dirigentes para su armado político y relanza su estrategia

El jefe de Gobierno porteño continuará viajando una vez cada quince días al interior y al conurbano bonaerense. Ayer fue el protagonista de un acto por los veinte años del PRO y se escuchó “Horacio presidente”. Sus colaboradores planean una nueva estrategia territorial para hacer pie en todo el país con dirigentes larretistas en cada uno de los pueblos con más de 20 mil habitantes. Además habrá cambios en el esquema de comunicación y estrategia en los próximos días.

10-07-2022 00:31

“Horacio presidente, Horacio presidente”. El cántico de un nutrido grupo de dirigentes en la sede de Gastronómicos fue el escenario de una actividad del PRO porteño por el 9 de Julio con aroma proselitista y donde hubo apelaciones al futuro con otro canto: “Volveremos, volveremos otra vez, volveremos a ser gobierno en el 2023”.

Entre empanadas, locro y pastelitos Horacio Rodríguez Larreta fue protagonista de un acto con 600 militantes donde aparecieron –con videos grabados– desde Mauricio Macri hasta Patricia Bullrich, y en el cual su presencia, para el cierre, fue el condimento central. Se festejaban, también, los veinte años del nacimiento del sello PRO.

Este fue uno de los puntos centrales de la agenda del jefe de Gobierno, quien venía de Tucumán y de Santiago del Estero –donde se encontró con Gerardo Morales, el titular de la UCR y gobernador jujeño–. En el segundo semestre Larreta profundizará la estrategia territorial, continuará con viajes cada quince días al interior y rearmará la comunicación.

Esto se comentó ayer en el locro PRO. Se sentaron en la mesa principal, además de Larreta, Diego Santilli, Jorge Macri y su mujer, Belén Ludueña, el sindicalista y dueño de casa, Dante Camaño, el vicejefe de Gobierno, Emmanuel Ferrario, el jefe de Gabinete, Felipe Miguel, y el legislador bullrichista, Juan Pablo Arenaza.

Las empanadas de carne fueron motivo de las charlas informales. El locro también. Ferrario y Arenaza, compañeros en la Legislatura, pidieron dos platos. Ambos fueron parte de la lista de oradores del convite. Larreta los observó con cara de pocos amigos: se sigue cuidando, entre gimnasio, natación y corridas de una hora a la madrugada.

La presencia de Arenaza, además del video que envió Bullrich desde Gran Bretaña y un grupo de “halconcitos” que lo acompañaron, puso su cuota de adhesión. Pero se vio incómodo al diputado y armador porteño de la titular del PRO, con los cánticos sobre “Horacio presidente”.

Jorge Macri fue uno de los animadores del mediodía y, en su discurso, embarcado en la Capital, pidió “garantizar que el PRO siga gobernando la Ciudad”. También habló la ministra de Educación, Soledad Acuña, otra de las figuras que suena para las boletas de 2023.

En una cena se presentó el plan político y se criticó a Bullrich sin mencionarla

Animado, el jefe de Gobierno cerró el evento: “Los mejores candidatos los tenemos en el PRO y vamos a apoyar a los candidatos del PRO en cada lugar. Tenemos la responsabilidad de sacar al país de este momento. Hagámonos cargo porque sabemos cómo hacerlo”.

Ya venía con una sonrisa de Tucumán, donde estuvo palpitando los festejos del 9 de Julio con el intendente peronista Germán Alfaro y el diputado Omar de Marchi. Incluso, logró meterse en medio de una de las celebraciones sin que esté previsto en la agenda. 

En este marco, para la estrategia nacional comenzó a trabajar De Marchi, para el interior, bajo tres ejes: el armado de una estructura territorial, el análisis del contexto político de cada provincia y el avance de un esquema de penetración comunicacional en cada distrito. 

De estos tres puntos se explayó varios días atrás en una cena en un restaurante porteño sobre la calle Hipólito Yrigoyen, a dos cuadras de Plaza de Mayo, que manejan tres peronistas del PRO. Allí se habló de darle “músculo político” al interior: que los dirigentes reciban información y que puedan divulgarla, que haya más diálogo con esos actores y que el apoyo al jefe de Gobierno sea total.

“El consenso es la única llave para las transformaciones, es el único camino en un sistema democrático, esto es gritar o consenso”, también se planteó en el encuentro. “Todos tienen que convencerse de que Horacio va en serio”,  fue otra de las frases que se escuchó en la comida de casi treinta dirigentes.

El plan tiene como eje que, solo en el interior –sin contar Provincia y Ciudad–, el proyecto Larreta 2023 tenga 1.200 territoriales que sirvan de punto de apoyo para el armado político. Es decir, un responsable electoral, como mínimo, en cada pueblo de más de 20 mil habitantes.

En la comida surgió el debate sobre si los ya instalados precandidatos deberían pronunciarse por Larreta este año. Los facilitadores del PRO, en su mayoría, creen que no es momento: Bullrich podría plantar candidatos propios si eso ocurre. Juan José Méndez, quien se ocupa de la agenda, habló de una “oportunidad” histórica. Molesto, el dirigente Marcelo Wechsler lo frenó delante de todos. “Hace años que venimos laburando en este armado político cuando vos hacías bicisendas”, le espetó.

Por suerte para De Marchi, las demoras que había exhibido el secretario del PRO, Eduardo Macchiavelli, en la entrega de material proselitista, entre otras cosas, se terminaron.

Por otro lado, el jefe de Gobierno decidió que el secretario de Comunicación porteño, Federico Di Benedetto, sea el nuevo coordinador de la estrategia y la comunicación de su esquema de campaña. 

Aunque esto no supondrá ningún cambio de funcionarios, la idea es que el funcionario tenga un rol de seguimiento transversal a todos los temas de campaña. 

La nueva organización, con Di Benedetto como cabeza, implicará dos roles: la estrategia general y, a la vez, el análisis de opinión pública y la influencia en la comunicación bajo el manto del posicionamiento estratégico del jefe de Gobierno.

 

Santilli hace foco en La Matanza y prepara su plan productivo

Otra vez el corazón del poder kirchnerista. Cada 15 días Diego Santilli está recorriendo el municipio más grande, y más oficialista, del conurbano bonaerense con agendas que lo muestran durante todo un día allí. El viernes pasado estuvo en Lomas del Mirador, Laferrere, San Justo, La Tablada y Virrey del Pino. Casi diez horas en el distrito.

Mientras hace equilibrio entre los distintos jugadores de Juntos por el Cambio allí, el Colorado organiza actividades con todos los referentes: Alejandro Finocchiaro, Toty Flores, Hernán Berisso, Florencia Arietto, Jorge Lampa y Lalo Creus, entre otros.

En ese marco, en el santillismo aseguran que las encuestas les sonríen. En las últimas semanas, recibieron varios estudios que muestran una alta intención de voto, alto conocimiento e imagen positiva mejor que la negativa. 

“Somos conscientes de que no hay contexto de campaña en la sociedad, pero el Colo arrasa en las recorridas. Se percibe un clima diferente al que expresan los medios y las redes. Es el único conocido y el único que tiene el potencial para pelear de igual a igual con Kicillof el año que viene”, afirman cerca del diputado.

Este análisis forma parte del plan productivo que viene armando Santilli con el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela. El lanzamiento del plan está previsto para las próximas semanas mientras sigue recorriendo el Conurbano y el interior tres veces a la semana.