sábado 01 de octubre de 2022
POLITICA detenidos e imputados

Montiel y Uliarte más complicados por nuevas imágenes y una carpeta segura

La Justicia avanza en los movimientos de los detenidos por el intento de asesinato de la vicepresidenta. Fernando Sabag Montiel aparecería en las inmediaciones del departamento de la vicepresidenta los días anteriores al ataque. Su novia se negó a dar la clave de su celular pero ya se llegó a un archivo con 120 gigabytes.

10-09-2022 00:44

Con los elementos que tiene en la mano el fiscal Carlos Rívolo, la Justicia avanza sobre la posibilidad de que Fernando Sabag Montiel y Brenda Uliarte planificaron, con inteligencia, y ejecutaron el atentado contra Cristina Fernández de Kirchner en su domicilio del barrio de Recoleta la noche del jueves 1 de septiembre.

Las imágenes que salieron a la luz en los últimos días, que muestran a la pareja en los días previos al intento de magnicidio por Juncal y Uruguay, le dan fuerza a la hipótesis judicial. También, el video, que difundió C5N, que se ve al atacante a escasos metros de Axel Kicillof el sábado 27 de agosto, el día marcado por los incidentes de las vallas que colocó el Gobierno porteño.

Con barbijo blanco, Montiel aparece justo en el momento en que el mandatario bonaerense bajaba de su auto y saludaba a la militancia. Hay otro componente que aportan las imágenes de esa jornada: aparecen los copitos de azúcar que vendía Uliarte por la zona, que la Justicia ya identificó gracias a aportes privados y de canales de noticias.

Paralelamente, la jueza María Eugenia Capuchetti y el fiscal trabajan sobre la información de los celulares de los implicados, con un dato sorpresivo: Uliarte tenía una carpeta segura en su dispositivo, un segundo filtro para impedir el fácil acceso a su contenido que los peritos lograron desbloquear.

Sabag montiel y Uliarte 20220910
ARMADOS. Montiel y Uliarte posaron con el arma con la que atacaron a la vice. FOTOS: Agencia NA

 

En total, se analizan 120 gigabytes de información de este teléfono móvil que, en un principio, costó desencriptar ya que la joven de 23 años se negó a proporcionar la clave durante su declaración indagatoria, en la que dijo ser inocente y respondió preguntas de su defensor oficial Gustavo Kollman. En esa oportunidad, mencionó que solo fue hasta la casa de Kirchner para acompañar a su novio, que lo que él hizo le pareció aberrante y que no sabía que él llevaba un arma. Intentó, a su vez, exhibir un perfil despolitizado aunque reconoció tener diferencias con las ideas del oficialismo.

No obstante, sus dichos entran en contradicción con las fotos que ella misma había publicado en sus redes sociales cuando participó el 18 agosto pasado de una “marcha de antorchas” en la que se tiraron piedras contra la Casa Rosada. Según Télam, podría existir un vínculo entre Uliarte y las ideas de partidos libertarios aunque no hay elementos que la vinculen a algún espacio político en particular. También se muestran contradicciones en sus apariciones televisivas. Aseguró ante las cámaras que cobraba planes pero dejó de hacerlo porque recibir ayuda social es “fomentar la vagancia”. PERFIL pudo averiguar que nunca fue beneficiaria de un plan social, ni ella, ni Montiel.

Hasta el momento, en la causa también figuran los nombres de Gabriel Nicolás Carrizo, Sergio Orozco, Leonardo Volpintesta, Miguel Ángel Castro Riglos y Lucas Acevedo, quienes aparecen, al menos por ahora, en calidad de testigos. Supuestos vendedores de copos de azúcar, conocidos como la banda de los copitos, se trata de trazar una presunta vinculación entre el grupo y el ataque. De acuerdo a fuentes del expediente, se analiza también si Uliarte recibió contención por parte de la banda en las horas posteriores al ataque, tiempo en el que se habrían utilizado vías de comunicación alternativas como perfiles falsos de Facebook para evitar ser detectados; a la vez que se apunta a determinar quién les dio apoyo logístico y financiero.

Quienes siguen el expediente de cerca no descartan que, eventualmente, la defensa de Uliarte vaya a intentar que la declaren inimputable: en las últimas horas, su padre, se entrevistó con el defensor oficial Gustavo Kollman que ya pidió que se lleve a cabo un informe socio ambiental que incluirá la visita de psicólogos en la cárcel y un análisis de su situación familiar.