jueves 06 de mayo de 2021
POLITICA A la luz
18-06-2020 16:07

Los movimientos secretos de Cambiemos que reveló el coronavirus

Más allá de la pandemia, Larreta mandó un mensaje a los "duros" de la oposición. Antigrieta junto a María Eugenia Vidal (PRO), Martín Lousteau (UCR) y la "pata peronista", Emilio Monzó. 

18-06-2020 16:07

La reunión que el viernes lideró Horacio Rodríguez Larreta en la sede del gobierno porteño y de la cual participaron Martín Lousteau, María Eugenia Vidal y Emilio Monzó no había trascendido a los medios. Los cuatro estuvieron de acuerdo en mantenerlo así. No era el momento. Pero la noticia de que Vidal contrajo coronavirus obligó a hacerla pública. Y dejó al descubierto algunas cuestiones y enojos, sobre todo del expresidente Mauricio Macri.

Larreta es hoy el dirigente más importante de la oposición. Si bien la política es muy dinámica -el ejemplo de la candidatura de Alberto Fernández es el último y más gráfico de todos-, de no haber sorpresas irá por la Presidencia en 2023. Su mensaje siempre es el mismo: "Todos adentro, nadie afuera". Quiere ampliar Cambiemos. Su línea de acción atenta contra los dirigentes más duros de su espacio, como son la titular del PRO, Patricia Bullrich o los diputados Waldo Wolff y Fernando Iglesias. El jefe de gobierno apuesta a un discurso anti grieta y la reunión fue con tres dirigentes que buscan la apertura y renovación de Cambiemos. Mucho más amplio que en 2019 cuando lo máximo que aceptó Macri fue tener de vice al siempre oficialista Miguel Ángel Pichetto.

La segunda figura más importante es María Eugenia Vidal. A pesar de su estrepitosa derrota frente a Axel Kicillof es joven en política, mantiene una alta imagen positiva y en el mundo PRO todos la observan liderando la lista para Diputados en Buenos Aires en 2021. Cristian Ritondo, jefe del bloque del PRO en Diputados, hasta la ubicó como candidata a Presidenta. El exministro de Seguridad aspira a ser gobernador, al igual que el intendente de Vicente López, Jorge Macri. Vidal se lanzó a la cancha -o al Zoom- hace varias semanas y comenzó a liderar reuniones con dirigentes de todo el país. Trabaja al lado de Larreta en el armado opositor. 

Las reuniones de Vidal con políticos encendieron alarmas por temor al contagio

Lousteau, por su parte, es hoy el dirigente con mayor proyección e imagen del radicalismo a nivel nacional. Durante la presidencia de Macri fue uno de los pocos dentro de la UCR que planteó críticas en público, lo que le valió una guerra constante con Marcos Peña, en ese momento el hombre más poderoso detrás del expresidente. El senador aspira a ser jefe de gobierno en 2023. Para eso espera el apoyo explícito de Rodríguez Larreta, aunque hay un círculo que rodea al hombre del PRO que desconfía de él. ¿Por qué? Consideran que Lousteau "juega para Lousteau y solo para él". La otra aspirante a suceder a Larreta es nada menos que Patricia Bullrich, quien mantiene un discurso absolutamente combativo para con el gobierno de Alberto Fernández. ¿Interna o acuerdo? Hoy es imposible saberlo. La instalación de Bullrich en el margen, más un discurso de "mano dura", es ideal para el electorado porteño, aunque hay quienes le piden "humanizarse". Bajado al territorio, es intentar que el otro sector porteño, progresista, no la deteste. Algo que logró Larreta pero no Macri.

El cuarto dentro de la reunión fue Monzó. El bonaerense fue una figura importante -no clave- en el armado del 2015. Pero luego fue quitado del medio por Peña y, sobre todo, por Vidal. La última vez que se habían visto fue al momento del cierre de listas del 2019. Allí, la entonces gobernadora lo barrió del mapa y el peronista salió masticando bronca. Cosas de la política, casi un año después volvieron a verse en las oficinas de Larreta. La presencia de Monzó no es por solo por lo que él representa, sino por un sector que lidera el exministro del Interior, Rogelio Firgerio.

¿Se terminaron las diferencias con Vidal? De ninguna manera. Pero hoy en la Argentina existen dos frentes. No hay terceros. De un lado el peronismo y afines. Del otro el PRO, los radicales y la Coalición Cívica. A partir de allí, la idea que tiene Larreta y los que se reunieron con él es ampliar Cambiemos todo lo que se pueda para tener chances de volver al poder. Sea Margarita Stolbizer, Miguel Pichetto o Ricardo López Murphy.