POLITICA
Camino a octubre

Néstor Grindetti, Diego Santilli, la UCR y la intimidad de una cena clave de JxC para la pelea contra Kicillof

Un asado en el comité radical bonaerense animado por Maximiliano Abad encontró a las principales figuras del frente. Se sumaron Ritondo, Monzó y Sanz. Detalles inéditos, qué planteos hubo y los gestos hacia Bullrich. La estrategia contra el kirchnerismo.

Cena de la UCR con Grindetti y Santilli
Cena de la UCR con Grindetti y Santilli | UCR

El Comité bonaerense de la UCR luce muy distinto al añejo edificio del centenario partido en la calle Alsina. Remodelado a nuevo, con un estilo moderno, fue el escenario que cobijó ayer a la noche a las principales figuras de Juntos por el Cambio en la Provincia para comenzar una nueva etapa con el único objetivo de ganarle a Axel Kicillof y, a la vez, que Patricia Bullrich llegue a la Casa Rosada.

Con el candidato a senador nacional, y titular de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad como anfitrión – quien se ocupó de invitar uno por uno a todos los dirigentes más importantes del frente- tanto Néstor Grindetti, candidato a gobernador, como Diego Santilli se fundieron en un abrazo y hasta se sentaron cerca en medio de una amena cena. La distancia en las PASO finalmente fue de apenas 13 mil votos. 

Pero además se sumaron otras figuras clave de JxC: Cristian Ritondo, jefe del bloque de diputados del PRO y cabeza de la boleta para la reelección en territorio bonaerense, el armador bullrichista Sebastián García de Luca – quien además de ser jefe de la campaña en Provincia ahora sumó la nacional en materia de coordinación -, Emilio Monzó, más el radical Ernesto Sanz. Por su lado, José Luis Espert estaba invitado pero no pudo asistir porque tenía un compromiso en televisión.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

Abad, como dueño de casa, empezó a trabajar en la convocatoria hace una semana. Y contó con la ayuda de Santilli. En esa misma sede de la UCR días atrás el candidato a senador había juntado a todas las corrientes radicales para apoyar a Grindetti.

Escrutinio definitivo: Santilli descontó pero perdió con Grindetti

En la comida Abad planteó que “no son graves” las tensiones dentro de JxC. Conocedor de los procesos de internas, como buen radical, animó a reordenarse camino a octubre para ganarle al oficialismo. “El verdadero enemigo es el kirchnerismo”, dijo ante la mesa.

Una de las obsesiones del titular de la UCR bonaerense es que la unidad se solidifique y se muestre hacia el electorado. Sueña con que la dupla Grindetti-Santilli funcione como un binomio en toda la campaña, cuentan cerca de Abad.

Por su lado, cuando le tocó hablar, el “colorado” dijo que va a “trabajar muy fuerte” para ayudar a Grindetti le gane al kirchnerismo, para evitar que se “refugien” en la Provincia. “Voy a recorrer de punta a punta”, prometió.

Por su parte, el candidato a gobernador pidió “una campaña muy cuerpo a cuerpo”, y destacó que es “en el territorio” donde se gana la elección. “Es hora de llevar adelante más que nunca un estilo de cercanía y contacto con la gente, que siempre ha sido un distintivo en JXC. Estoy convencido que la cercanía será fundamental para consolidar el voto y convocar a quienes no fueron a votar”, expresó, según pudo reconstruir PERFIL.

10 propuestas económicas de Bullrich, Massa y Milei si llegan a la presidencia

A su turno, Ritondo hizo un análisis de la campaña y afirmó que la presencia de Sanz y Monzó, a quienes destacó como “fundadores de JxC”, forma parte de un proceso de construcción que se consolidó como la opción al kirchnerismo.

La cena arrancó con una picada cerca de la parrilla del quincho del comité, luego hubo el clásico asado en la sala de reuniones. Morcillas, chorizos y provoletas. Luego le llegó el turno al vacío y a la tira de asado. El helado de postre terminó de amenizar el encuentro.

De traje – el único vestido con corbata – estuvo también Miguel Pichetto, quien jugó con Horacio Rodríguez Larreta y aún intenta reconciliarse con Mauricio Macri. Además la candidata a senadora nacional, María Eugenia Talerico, la abogada “halcona” ex número 2 de la UIF y cercana a Ricardo López Murphy, quien se llevó más de una mirada de los radicales que no la conocían personalmente.

También el jefe de la campaña de Grindetti, el diputado provincial Adrián Urreli, y la mano derecha de Santilli, Agustín Forchieri, un armador clave para el “colorado”.

Además se sumaron dos lilitos: Maricel Etchecoin, titular del partido de Elisa Carrió en Provincia, y el senador provincial Andrés de Leo.

Un grupo de intendentes se sumaron, varios radicales del interior bonaerense, más Gustavo Posse de San Isidro – el vice de Santilli – y Miguel Fernández –vice de Grindetti- de Trenque Lauquen.

Gi