POLITICA

Policía reprimió una protesta en Neuquén

Hubo heridos en el reclamo salarial de estatales. Qué dijo el gobierno. Fotos.

Un trabajador recibió proyectiles durante la manifestación.
| Gentileza de diario Río Negro

Fuertes hechos de violencia con represión policial se vivieron esta mañana frente a la Casa de Gobierno de la provincia de Neuquén durante una protesta de Trabajadores del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) en demanda de una recomposición salarial.

Todo comenzó a las 10:30 cuando personal de la Policía Metropolitana a cargo de Raúl Palacios avanzó sobre la calle Santiago del Estero hacia Belgrano en compañía de una autobomba para apagar las cubiertas encendidas en esa esquina por los manifestantes, según informó La Mañana.

Los efectivos lanzaron gases lacrimógenos y proyectiles anti-tumultos y los trabajadores respondieron tirándoles con baldosas y piedras. El ministro de Seguridad, Gabriel Gastaminza, defendió el accionar judicial e indicó que fue la policía la que respondió a la “lluvia de baldosas y piedras” y que la actitud de la policía fue la de “utilizar la menor violencia posible” para disuadir la protesta.

Varias personas, tanto trabajadores como bomberos, resultaron con heridas de diversa consideración.