miércoles 17 de agosto de 2022
POLITICA Juntos por el Cambio

Ramón Lanús, otro halcón que apoya a Bullrich, deja un cargo de Larreta y busca ser intendente en San Isidro

La interna en el PRO está cada vez más caliente y obligó a Lanús a dejar el CEAMSE. Quiere terminar con la hegemonía de los Posse en San Isidro y apoya a Iguacel o Ritondo como gobernadores de la provincia. El año pasado fue candidato de Manes.

22-07-2022 18:33

La mayoría de dirigentes del PRO no quieren tomar partido públicamente entre Patricia Bullrich y Horacio Rodríguez Larreta como los posibles candidatos a una interna para las elecciones del 2023. Sin embargo, son los gestos y la rosca interna lo que va definiendo el perfil de cada uno. Y también están los que ya se animan a decirlo, como Ramón Lanús, que hace tres semanas decidió dejar su cargo como sindico en la Coordinación Ecológica Área Metropolitana Sociedad del Estado (CEAMSE), que organiza la recolección de residuos en el AMBA. 

Los motivos eran obvios: no se sentía cómodo en un lugar que administra Horacio Rodríguez Larreta mientras apoya el modelo de "los halcones", que conduce la ex ministra de Seguridad de la Nación y titular del Partido Republicano. Y encima, el jefe de gobierno de la Ciudad apoya la hegemonía de Gustavo Posse en San Isidro, -intendente desde 1999- para los próximos comicios del 2023. Una estructura que lideraría Diego Santilli y que Lanús no quiere sumarse mientras exista una interna con su candidato Javier Iguacel, o en su defecto Cristian Ritondo, si fuera el elegido para disputar esa interna. "Si esa es la interna, yo sé de qué lado voy a estar", aseguró.

El futuro de JxC en Tigre podría decidirse entre un "halcón" de Bullrich o una "paloma" de Larreta

En diálogo con PERFIL, Lanús aclaró que no recibió ninguna presión directa desde el gobierno porteño: "Yo tengo buena relación con Horacio (Rodríguez Larreta) de hace muchos años y lo que me pasó es que yo hoy estoy trabajando con Patricia (Bullrich), yo quiero ser intendente y Gustavo (Posse) está con Horacio. A mí no me pidieron la renuncia, me senté con Horacio hace un mes, nos dimos la mano. De mi parte no tengo reproches". 

ramon lanus 22072022

El final de sus dichos va sin mención pero dedicado a Nicolás Massot, a quien sí fueron a buscar directamente desde la Ciudad para pedirle una señal de apoyo hacia Larreta o una renuncia como director del Banco Ciudad. Su apoyo a Bullrich lo hizo inclinarse por la segunda opción. Y esos modos no gustaron para nada en el entorno de la presidenta del PRO. 

Pasado con Manes y el pedido de "alternancia" en San Isidro

Lanús ya había comenzado su carrera en el distrito de zona norte de la provincia de Buenos Aires, aunque de al lado de Facundo Manes, en las elecciones del año pasado. Hoy reconoce un buen vínculo, pero cruzó de la vereda radical al PRO. "Tengo muy buena relación en lo personal y político, yo fui candidato suyo el año pasado. Fue Joaquín de la Torre, a quien respeto mucho, quien hizo un puente con Manes".

Encuesta: Patricia Bullrich se perfila como la opositora de mejor imagen sobre Rodríguez Larreta y Javier Milei

Y volvió a hablar de la interna de San Isidro: "Pero nunca sabés con Gustavo cuál va a ser su juego. Yo tengo una hipótesis, que es que siempre los años pares simula que se va de San Isidro y en los impares lo usa para elegir la boleta que mejor le queda, en San Isidro. Es que él saca muchos menos votos que JxC, él es quien los pierde, por eso es importante estar en el PRO. Pero bueno, Santilli le ganó a Manes cómodo en San Isidro".

"Mi relación con el universo radical es muy bueno. Gustavo también especula con esa relación, pero al final negocia a nivel local y lo que pesa es el PRO", agregó.

Sobre la histórica gestión de la familia Posse, es crítico de la falta de alternancia: "El padre estuvo desde el 83' y él desde el 99'. Yo tengo una mirada crítica de esos procesos, mas allá de un intendente bueno, hay que forzar restricciones con elecciones indefinidas. Estoy contento de que a futuro ya no será así, la alternancia es un valor. Llevan 40 años, hay un montón de oportunidades para mejorar, podría estar mejor, no es un desastre San Isidro, pero podría estar mejor.

JD / cp