PROTAGONISTAS
la primera santa argentina

Nunzia Locatelli investigó e hizo pública la vida de Mama Antula

Junto con Cintia Suárez, investigaron e hicieron un libro sobre vida y legado de Mama Antula, una mujer laica del 1700, que se convirtió en la primera santa de la Argentina; el otro es el cura Brochero. Nunzia Locatelli, italiana pero radicada en Buenos Aires, siempre supo que la canonización sucedería, si bien era lógico para la Iglesia que el primer argentino en serlo fuera un hombre y, sobre todo, cura.

2023_02_11_nunzia_locatelli_cedoc_g
Nunzia Locatelli en el Foro Económico de Davos 2024, donde también presentó el caso de Mama Antula. | cedoc

En el Vaticano, este domingo, el papa Francisco canonizará a quien se convertirá en la primera santa argentina: María Antonia de Paz y Figueroa, más conocida como Mama Antula, santiagueña nacida en 1730. Cuando se produce la expulsión de los jesuitas de Argentina, en 1767, ella recorre cuatro mil kilómetros y es en Buenos Aires donde funda en 1795 la Santa Casa de Ejercicios Espirituales. El milagro que se le adjudica a esta mujer laica data de 1905 y fue la curación de la hermana religiosa Vanina Rosa; el segundo, la recuperación de un hombre de un accidente cerebrovascular atribuido también a su intercesión.

¿Qué milagros hicieron posible que Mama Antula sea la primera santa argentina?

Silvia Correale, abogada italoargentina y primera mujer postuladora en el Vaticano de este caso, dijo que, aunque “a lo largo de los años” ha llevado adelante varias causas de beatificación, se siente “felicísima” por promover la canonización de María Antonia de Paz y Figueroa. A su vez en Argentina, Nunzia Locatelli y Cintia Suárez investigaron el caso, escribieron un libro y dieron difusión a la vida de Mama Antula. Y estarán presentes en su canonización. En diálogo con PERFIL, Nunzia Locatelli habló de este hecho histórico para la Iglesia argentina.

nunziaLocatelli2024febrero
Cintia Suárez y Nunzia Locatelli, en la previa de la beatificación de Mama Antula.

—¿Qué sensaciones les genera esta canonización? 

—Nosotras (ella y Cintia Suárez) no generamos la canonización, sí una gran difusión de la historia de Mama Antula ya que hace más de diez años que estamos escribiendo sobre ella, hablando sobre ella en toda la Argentina y en Italia, como no lo hizo nadie en todo esos años. Así se genera la devoción porque no hay devoción sin difusión. Después, el papa Francisco va adelante con todo el tema del proceso de canonización y demás. 

—¿En algún momento dudaron de que sucedería? 

—Cuando conocí la historia de Mama Antula, yo no conocía mucho de los procesos de canonización. Pero cuando escuché de la aprobación del primer milagro de 1905, sí pensé que podía ir adelante con ese tema. Pero era solo el primer paso, los tiempos de la Iglesia son muy largos. Yo nunca pensé que no iba a ser santa porque no podía ser que una mujer laica con tantos dones no pudiera convertirse en una santa argentina.

¿Por qué Nunzia Locatelli y Cintia Suárez tuvieron que ver en que Juan Pablo I fuera santo?

—¿Si tuvieras que explicar, para quien no sabe, cuál es el aporte de Mama Antula como ser social? 

—Se la puede definir como la pionera en la defensa de los derechos humanos. Cuando ella empezó a reunir a la gente para participar de los ejercicios espirituales, reunió gente de todas las clases sociales, algo que en la Buenos Aires colonial no sucedía. Su otro aporte fue como escritora rioplatense. Esto lo dijo Pedro Luis Barcia –expresidente de la Academia de Literatura Argentina– porque, según él, ella produjo un caudal de cartas que ninguna persona, ni hombre ni mujer, en aquella época colonial pudo producir. Y fue una mujer de acción, nunca esperó que le dieran permisos para hacer cosas; fue bastante rebelde e hizo cosas que no estaban permitidas.

nunziaLocatelli2024febrero
"El primer santo argentino es el cura Brochero, Mama Antula, la segunda", dice Nunzia Locatelli.

—¿Mama Antula será la primera argentina canonizada? ¿En América Latina hay otras? 

—Sí, ella es la primera argentina; el primer santo argentino es el cura Brochero; ella, la segunda. Siempre llegan primero los hombres; el cura Brochero tenía todas las características para serlo, y era cura, cerraba muy bien como santo. En cambio Mama Antula era mujer de acción, rebelde y laica; por eso quizá no encasillaba como santa perfecta.

¿Cuál es la conexión entre Juan Pablo I –el papa asesinado–, Mama Antula y la Argentina?

—¿Siendo italiana, como te sentís habiendo participado para que Argentina tuviera su primera santa? 

—Me provoca que me produce el hecho un sentido de justicia porque es más fácil canonizar a una persona europea o de países del Primer Mundo. La canonización es un proceso muy caro porque se realizan muchos viajes, postuladores (que son quienes proponen estas cosas a la Iglesia), historiadores, traducción de cartas... y la Iglesia de América de Sur no puede gestionar todo eso. No obstante, el proceso fue muy largo porque la causa empezó en 1905.

—¿Cómo es la ceremonia de hoy domingo? ¿Habrá alguna imagen de ella presente? 

—Es una ceremonia muy especial por dos temas: uno, porque nunca se canonizó a una persona en febrero. Acá estamos en pleno invierno y hace mucho frío, y el Vaticano suele hacer las canonizaciones en primavera o al final del verano. Esto es excepcional, y también nunca ha pasado en la historia que fuera canonizada una única persona, el Vaticano siempre canoniza a más de una, solo sucedió con Teresa de Calcuta.

—¿Eso significa algo?

—Podría ser que el papa Francisco decidió esta canonización casi como un regalo, canonizándola sola y dando el protagonismo a la mujer laica, y fuera de los lugares tradicionales, siguiendo así la personalidad que ella tenía. 

nunziaLocatelli2024febrero
(De izq. a der.) En Roma, Cintia Suárez, el cardenal Víctor Manuel Fernández, y Nunzia Locatelli.

—¿Y retomando el tema de la ceremonia propiamente dicha... 

—Cuando se canonizan los santos hay un lienzo bien arrollado que luego presenta la imagen oficial de, en este caso, Mama Antula. Sobre esto hay una historia también: esa imagen la pintaron cuando ella ya había fallecido, entonces tuvieron que imaginarla un poquito y modificarla.

—Cintia Suárez y vos escribieron sobre el milagro que en Argentina realizó el papa Juan Pablo I, que en 2023 fue canonizado. Lo mismo sucede ahora con Mamá Antula. ¿Qué sigue? 

— El botánico Gaspar Juárez, cura jesuita que fue exiliado. Su historia será la de uno de los próximos personajes que vamos a tratar de instalar en Argentina. Es que nadie conoce al primer botánico argentino que fundó el huerto Vaticano Índico. Hasta una planta tiene su nombre, su herencia, y nadie lo conoce.