21 oct 2020
SALUD |Lo volvió a hacer
martes 19 mayo, 2020

Especialistas cuestionan a Trump por recomendar hidroxicloroquina como remedio para el coronavirus

El presidente reveló que consume esta droga, que tiene efectos secundarios graves como arritmias, paro cardiaco y muerte súbita. La explicación de los expertos.

Donald Trump reveló que consume hidroxicloroquina como remedio. Foto: AFP
martes 19 mayo, 2020

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, vuelve a activar las alarmas de los especialistas en medicina. El líder republicano reveló que toma hidroxicloroquina, un fármaco contra la malaria que sus propios expertos asesores dicen que no es adecuado, para combatir el nuevo coronavirus. 

Tomo una pastilla (de hidroxicloroquina) todos los días", reveló Trump a un grupo de periodistas en la Casa Blanca ayer lunes 18 de mayo, y añadió que la combina con zinc. Los expertos en salud consultados por PERFIL cuestionaron al mandatario por sus declaraciones a las que calificaron de “irresponsables” debido a que sin una correcta indicación médica este fármaco puede causar efectos secundarios graves.

“Lo que hace Trump está fuera de toda recomendación médica, porque además estos medicamentos no tienen indicación para la prevención, que es lo que está haciendo él. Y de hecho no se debe aconsejar el uso de ninguna droga de modo indiscriminado”, criticó Ricardo Tejeiro, infectólogo del Hospital Pirovano e integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (MN: 58065).

En esa misma línea se expresó el toxicólogo del Hospital Gutiérrez y asesor de Toxicología del SAME, Héctor Berzel, (MN: 83577): “Es una barbaridad lo que dijo Trump. Lo único que tuvo es el criterio de decir que su médico se lo recomendó. Pero aconsejar su uso es un acto irresponsable desde todo punto de vista”.

Especialistas llaman a no automedicarse con cloroquina ni hidroxicloroquina por Covid-19

La hidroxicloroquina es uno de los cuatro fármacos que están en estudio en la iniciativa llamada ‘Solidarity’ (en español, solidaridad), el estudio clínico gran escala que lanzó la Organización Mundial de la Salud (OMS) para investigar de forma simultánea y coordinada en diez países a la vez (entre los cuales se encuentra Argentina) la eficacia de ciertas drogas para combatir el coronavirus. 

Este medicamento es un derivado de la cloroquina, el antipalúdico utilizado desde hace varias décadas contra la malaria. La hidroxicloroquina se administra en los pacientes con enfermedades articulares de origen inflamatorio, como la artritis reumatoidea, en forma de comprimidos.

Berzel explicó: “Es una droga absolutamente segura pero no ha habido estudios que justifiquen la utilización para los pacientes de COVID-19, hay algunos pero ninguno es concluyente. Las veces que se empleó fueron medidas de última instancia en pacientes que se estaban muriendo sin saber qué podía pasar”.

La hidroxicloroquina es uno de los cuatro fármacos que están en estudio en la iniciativa llamada ‘Solidarity’ 

“El efecto terapéutico de esta droga es rayano con el tóxico, especialmente sobre el corazón. Por eso la mayoría de las personas que la consumieron han tenido problemas cardiacos cuando no se usó coherentemente, incluso los hay cuando se administra adecuadamente”, alertó el infectólogo y director del Centro de Enfermedades Tropicales de Córdoba, Hugo Pizzi (MN:54101).

“Al paciente que se le receta un tratamiento basado en esta droga se le hacen electros todos los días para visualizar cómo se está comportando, así que no es tan sencillo. La persona que toma esta medicación tiene que ser porque se lo ha indicado un médico y estar controlada por el profesional porque tiene muchos efectos secundarios adversos”, sumó Tejeiro.

La persona que toma esta medicación tiene que ser porque se lo ha indicado un médico y estar controlada, dijo Tejeiro

Los infectólogos afirman que la hidroxicloroquina puede producir alteraciones a nivel cardiológico en pacientes, que pueden derivar en arritmias ventriculares, paro cardiaco y muerte súbita. “Lo que hace es bloquear los canales críticos de potasio y eso hace que se produzca una sobrecarga eléctrica del corazón, por eso no se recomienda que lo use cualquiera”, precisó el toxicólogo Berzel.

Otros efectos secundarios de este fármaco que se detectaron de forma más aislada son alteraciones hematológicas y hepáticas, visión borrosa, pérdida de la capacidad auditiva o problemas neurológicos.

Coronavirus: Trump insiste en ignorar las medidas de prevención

No es la primera vez que Trump hace declaraciones cuestionables con respecto a tratamientos para enfrentar el coronavirus. En marzo, cuando se empezó a estudiar el empleo de este fármaco para tratar la COVID-19, el jefe de Estado lo calificó como “un regalo del cielo”, tras lo cual un hombre murió en Arizona al ingerir fosfato de cloroquina.

Asimismo, a fines de abril, el mandatario estadounidense sugirió inyectarse desinfectante o la aplicación de rayos ultravioletas en el organismo. Estas afirmaciones fueron rechazados por los expertos de su país, entre ellos el director de la Agencia de Medicamentos y Alimentación (FDA, por sus siglas en inglés) y miembro del grupo de trabajo sobre el COVID-19 de la Casa Blanca, Stephen Hahn. Incluso Reckitt Benckiser, la empresa que produce los desinfectantes Lysol y Dettol, advirtió a la población que "bajo ninguna circunstancia" estos deben "administrarse dentro el cuerpo humano (a través de inyección, ingesta o cualquier otra vía)".


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5155

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.