26th de February de 2021
SOCIEDAD ya hay dos generaciones en argentina
15-09-2019 02:49

Barberías y sabores del Caribe, en la 'Pequeña Dominicana' porteña

Es una de las diez comunidades que más se asentó en el país en la última década. En Balvanera hay peluquerías que hacen el corte favorito de futbolistas y músicos, y restaurantes donde juegan al dominó.

15-09-2019 02:49

Al barrio de Balvanera se lo suele llamar Once, aunque no sea ese su nombre oficial. Pero en los últimos años también podría conocerse como la “Little Dominicana” porteña. Es que en esa zona, desde la avenida Córdoba hasta Rivadavia, se asentó en los últimos años una de las comunidades migratorias más numerosas que llegaron al país y allí crearon un nuevo rincón caribeño en medio de la Ciudad: las tradiciones gastronómicas, claro, pero también un fenómeno más reciente, las barberías, donde los cortes de pelo que eligen músicos y futbolistas son furor.

Según datos de la Dirección Nacional de Migraciones, entre 2011 y 2015 los dominicanos ubicaban el noveno puesto en el ranking de radicaciones en el país, con un total de 5.609. Hasta ese entonces, superaban a chinos y senegaleses. En 2017 fueron 1.737 los inmigrantes registrados, y en los últimos dos años ya superaron esa cifra. La mayoría de ellos decidieron establecerse en la Ciudad, donde instalaron sus emprendimientos junto con una segunda generación de dominicanos.

Las historias. “Nosotros sabíamos que existía un país que se llamaba Argentina, pero no teníamos idea de cómo era. Pero en Dominicana había algunos argentinos que me contaron de su cultura y emprendí un viaje para conocerlo”, cuenta Jon Fernández (43), que vive aquí hace 19 años y, desde entonces se dedica a la peluquería. “Nosotros trajimos el concepto de barbería”, asegura Fernández, que trabaja en un local ubicado en Boulogne Sur Mer y Corrientes desde hace una década junto con otros diez compatriotas. “Fuimos los primeros”, asegura.

“La peluquería es parte de nuestra cultura. Estos cortes que hoy son moda en Argentina, en Dominicana existen hace treinta años”, explica Fernández sobre el look que hacia los costados de la cabeza es rapado y, en degradé, aumenta su grosor hacia la parte superior. Sin embargo, dice que “cada corte es una obra de arte; somos pintores y el cráneo es un lienzo”.

De 9 a 20, en el local suena reguetón al máximo volumen y siempre está repleto. Al frente, unos cinco peluqueros trabajan en fila. Mientras que en el fondo, Yanina García (28) se ocupa de las mujeres. “Nosotros somos el país más coqueto del mundo. Los hombres vienen una vez por semana a arreglarse el pelo y las mujeres vamos un mínimo de tres veces por semana a ocuparnos de la belleza”, asegura García, manicura.

Daniel Hernández (21) emigró de República Dominicana cuando tenía seis años, junto con su madre y hermanos. Trabaja en una peluquería sobre Sarmiento y recuerda que, de chico, le costó adaptarse: “En la escuela me miraban por mi color de piel. Pero con el tiempo me acostumbré”, dice.
“Aquí no sentí discriminación como en otros países. Me siento libre”,  dice  Yahaira de Jesús (39), otra dominicana que llegó al país hace tres años para ayudar en los negocios de su hermano que se estableció la década pasada. Ahora, la mujer es la encargada de un restaurante de comidas típicas del Caribe.

De Jesús cuenta que “no tenía idea” cómo era Argentina, pero se acercó a la cultura por la serie Rebelde Way. “Sueño con viajar a Bariloche”, dice. En su local, sus compatriotas “comen los platos típicos como La Banderita (arroz blanco, carne guisada y porotos). Además, juegan dominó y charlan de sus negocios”, cuenta. Y admite: “A pesar de la crisis, Argentina es un buen país para trabajar”.     

 

Un estilo de Santo Domingo que se impuso en el mundo

En los últimos años se puso de moda el típico corte de pelo dominicano y cada vez más jóvenes lo usan, a partir de que las grandes estrellas del deporte, la música y el teatro lo impusieron como el look moderno. Según La Barbería de Santo Domingo, una academia de peluquería en esa ciudad, el modelo se llama “fade” o “desvanecido”. Algunas de las figuras que eligen ese look son los músicos Ricky Martin y Maluma. En el reciente videoclip que hicieron los artistas por el tema No se me quita se observa cómo adaptaron el modelo del pelo en dos vertientes diferentes. Mientras el puertorriqueño se dejó más largo en la parte superior de su cabeza, el colombiano tiene un estilo más corto. Por otro lado, el futbolista Sergio “Kun” Agüero también tiene un “fade”. El también decidió teñirse de rubio para que varios niños admiradores se hagan el mismo corte de pelo.  

 

En esta Nota