SOCIEDAD
Exige justicia

Desgarrador testimonio: su mujer murió por dar a luz en su casa con parteras no profesionales

El hombre se animó a contar la dolorosa pérdida de su esposa, quien falleció el pasado 31 de octubre tras un parto domiciliario. El caso se viralizó en las redes y ya hay una denuncia.

Diego y Yamila
Diego y Yamila | Cedoc Perfil

Una pareja en octubre del año pasado la llegada de su tercera hija. Pero ese momento, que debía ser uno de los más felices de sus vidas, se convirtió en una pesadilla. Tras malas experiencias previas por violencia obstétrica en dos partos anteriores, en esta última oportunidad decidieron averiguar por un parto domiciliario. Después de analizarlo, eligieron a Espacio M para que los acompañe en el nacimiento del nuevo bebé. 

La pareja tuvo una reunión con dos parteras del lugar y la propia embarazada, quien había sufrido un aborto previamente, expresó: "Fueron dos horas de mucha charla, me gustó la mirada integral y holística de la mujer y la fisiología, su formación fuera del sistema molesto y opresor, y todo cerró cuando hablamos del aborto que había tenido antes de este embarazo; y M me dijo: 'A veces esas almitas vienen un ratito para enseñarnos algo; que sí podemos, detrás de la muerte se abre un nuevo comienzo'. Después de escuchar eso dije: 'Es por acá'".

Una nena de 12 años fue al hospital por un dolor de panza: dio a luz y detuvieron al padre por abuso

Pero ella tenía un acretismo placentario y no lo sabía. De haberlo sabido, nunca hubieran accedido a un parto domiciliario, porque es inviable dar a luz en una casa con este diagnóstico. Según su relato, una obstetra recomendada por las parteras alertó sobre esto y mandó a la mujer a hacerse una eco-doppler (ecografía Doppler), pero la respuesta de ellas, identificadas como M y N, fue la siguiente: "Qué boluda, qué ganas de asustarte, esto pasa una vez en un millón".

La mujer dio a luz a su bebé en su casa pero su salud se complicó y murió horas después de parir. Tiempo después se confirmó que la madre tenía un acretismo placentario. Hace meses el hombre denunció a las parteras, porque sostiene que no eran profesionales.

El desgarrador relato 

"Y tengo la bendición de verla salir 16:47 hs y recibirla bajo la lluvia de la ducha que pegaba en nuestras caras, es una nena, nació Canela", escribió  para contar la llegada de su hija al mundo.

Y siguió: "N (una de las parteras) ayuda a mi mujer a acomodarse en el borde de la bañera, le dice que se siente y no sé, si yo o N, le damos a Canela. Inmediatamente mi esposa la agarra y se la pone en el pecho, Mi hija agarra la teta. Ella con cara cansada, pero feliz, plena, radiante y pregunta si nuestra beba está bien".

"Mi mujer les agradece a las chicas el trabajo que hicieron y ellas responden 'las agradecidas somos nosotras por este momento que nos regalaste'”. M sale del baño con el celular. N le dice: “Bueno, ahora falta la placenta, te van a venir contracciones un poco menos dolorosas y vas a expulsar la placenta. Para esto sentate en el bidet, así no se ensucia todo'", contó el marido.

Parto respetado: estos son nuestros derechos al momento de dar a luz

Acto seguido, relató el momento en que se dio cuenta de que todo empezaba a ir mal: "Cuando se levanta miro el bidet y por lo menos había tres dedos de profundidad de sangre. La miro a N y le pregunto si era normal, si estaba todo bien y me dice que sí, y se explaya, el tema que como mi bebé es grande, casi de cinco kilos, la placenta es grande y es lógico que genere esa cantidad de coágulos para expulsarla. De todas maneras la llamó a M y le mostró el bidet".​

"Vuelvo al cuarto, ella vuelve a tener una contracción y la placenta no bajó, ahí la miro y veo que sus labios se ponen pálidos. N me dice trae sal, le bajó un poco la presión, pero es normal. Le busco la sal y N le pide algo a M. Le trae un frasquito homeopático y le agregan una gotas en la boca, se recupera rápido. N le dice: 'Vamos, te quiero despierta, cada contracción baja sangre y te va a bajar un poco la presión, te quiero acá, dale fuerza'. N se levanta y se va también con el celular a la cocina. A esta altura las notaba a las dos pálidas, escribiendo en el celular, como si estuviesen hablando con alguien y pidiendo consejos, entonces le digo a: 'Perdoname, pero ya nos vamos al hospital'”.

Su hija murió en un parto domiciliario y los imputaron por homicidio culposo

”Voy a la cocina y le digo a M que ya voy a llamar a la ambulancia. M me dice: “sí, mejor, ahora sí”. Y me aclara que tengo que decir. Me dice: 'Decí que parió en la casa y que esta con una amiga'”. 

”18:50 hs. vuelvo a llamar a la ambulancia y reclamo que no había llegado, para esto yo había bajado para ver si llegaba y nada, subo corriendo, le digo de pasada a mi suegra que no suban los chicos por nada en el mundo y le comento lo que estaba sucediendo.

”Cuando subo las dos en la cocina con el teléfono, ella con la beba en el cuarto. Veo que se  incorpora de rodillas y cae violentamente sobre la almohada y se incorpora nuevamente  violentamente. La llamo a las chicas, N revuelve su bolsa de frasquitos y prácticamente se lo vacía en la boca. M habla por teléfono. En un instante quedo solo con mi mujer y le digo: 'Ya viene la ambulancia' y me dice: 'Me voy'. Y le respondo: 'Adónde te vas a ir amor, vos te quedas acá'”.

Argentina, el 'nuevo Miami': por día, casi 30 embarazadas rusas llegan al país para tener a sus bebés

”Mi mujer falleció por acretismo placentario. Un caso en un millón dijeron M y N", concluye el desgarrador testimonio, quien contó que dos días después las parteras lo llamaron por teléfono y luego borraron todas sus redes sociales.

¿Cómo sigue el caso en la Justicia?

En diálogo con Para Ti  el hombre contó que la causa no avanza. "Yo estoy furioso, porque fui antes de la feria judicial y volví a ir ahora cuando se habilitó la fiscalía y me dijeron que la causa sigue parada porque hay que esperar un examen toxicológico, porque como hay una sola morgue judicial para todos los juzgados en casos de muerte dudosa, puede llegar a demorar un año o más", explicó.

En ese sentido, sumó: "Ellos (la fiscalía) tienen mi celular y el de mi esposa, donde hay fotos del proceso de parto, hay mensajes... Y lo mismo, me dijeron que todavía no estaba designado el perito informático y que a partir de que se designe, son de 6 meses a un año para tener los resultados... O sea que no hay nada... Los celulares de las parteras seguramente no están retenidos porque las dos desaparecieron después de la muerte de mi mujer".

La Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Argentina por un caso de violencia obstétrica

El comunicado de la familia de la mujer 

Pese a que en un primer momento el relato del marido de la mujer fallecida decidió contra el caso, la familia de ella publicó un extenso comunicado.

"En las últimas horas se ha viralizado el caso de Yamila a partir de un relato donde su marido y padre de sus hijas e hijo narra el hecho de su fallecimiento. Llevado por sus emociones compartió ese texto a sus conocidos y en sus redes sociales sin consultarlo previamente con el resto de la familia; dadas las repercusiones y habiéndose replicado junto a imágenes sensibles e información no verídica, tanto él como nosotros: la madre, el padre y los hermanos de Yamila, no estamos de acuerdo ni hemos prestado ningún tipo de consentimiento o autorización para su publicación y difusión", comienza el texto.

Y sumaron: "Hemos redactado juntos este comunicado para dejar en claro que:
Nosotros, su familia, consideramos que la difusión de ese relato, el contenido generado y las opiniones vertidas en pos de una supuesta búsqueda de justicia no ayudan a Yamila si no que la revictimizan post mortem exponiendo sus circunstancias sin derecho a réplica".

"También nos somete a nosotros, su familia, a una revictimización constante: la difusión desenfrenada de ese contenido prácticamente nos obliga a ver, leer, escuchar opiniones no solicitadas de todo tipo de personas ajenas a los hechos y a nosotros como familiares, sometiéndonos al escarnio público y vulnerando nuestro deseo de transitar estos momentos difíciles y hacer el duelo en privado, en familia, sin estar expuestos a la mirada y al juicio de otros".

Y concluye el escrito: "Solicitamos entonces que por favor cesen en la difusión y generación de contenido que aluda directamente a Yamila o a los acontecimientos relatados; que dejen de difundir fotografías de ella y su familia; que dejen de utilizarla y utilizarnos para operar por aquello que consideran 'justo' o 'el bien'.
No queremos ser parte de eso. Permítannos llorar a nuestra hija, hermana, esposa o madre como podemos, y ocuparnos de que su muerte no sea en vano como nosotros consideremos adecuado. Gracias por leernos y por comprender"

¿Qué es el acretismo placentario?

PERFIL se contactó con el obstetra y ginecólogo Ignacio Pérez Tomasone para que explicara qué es el acretismo placentario. "El acretismo placentario se da cuando hay una placenta que queda fija, firmemente unida a la pared interna del útero endometrio, la cual no se puede separar, y todo esto conlleva a una hemorragia posterior al nacimiento y con o tener que hacer una resección parcial de esta zona del útero o tener que hacer una histerectomía y sacar el útero", comienza.

Al ser consultado sobre las causas que provocan el acretismo placentario, Tomasone comenta: "En general se da en úteros que tengan una cicatriz anterior. Esto se puede diagnosticar cuando por ecografía una ve como que hay unas lagunas vasculares al nivel de la placenta, o una falta de continuidad de la línea endometrial del útero cerca de una cicatriz uterina previa".

Y aclara: "El problema no es la placenta, el problema son las cicatrices que tiene el útero. En la mayoría de los casos se da por tener cesáreas anteriores. A mayor número de cesáreas, mayor probabilidad de que esto suceda si es que la placenta se ubica cerca de la cicatriz. Esto lo podemos empezar a sospechar si es una placenta baja, que esté cerca del cuello uterino, o una placenta oclusiva, cuando está tapando el cuello del útero".

El obstetra explica que los acretismo no se da exclusivamente en mujeres que hayan tenido cesáreas, sino que también puede surgir cuando hay cicatrices anteriores, "que pueden ser por resección de tabiques, sacar un mioma o fibroma o puede ser en el caso de pacientes que hayan tenido raspados uterinos muy abrasivos y que hayan lastimado la cara interna del útero".

Eliana Otero, Licenciada en Enfermeria de la UBA, puericultora y fundadora de Crianza y lactancia feliz explica que el acretismo placentario "es una patología obstétrica infrecuente que se caracteriza por la adherencia anormal de una parte o de toda la placenta más allá del útero, pudiendo adherirse también a órganos vecinos".

Se fue a hacer una cesárea y está desaparecida desde hace diez días

"Quien tiene acretismo placentario está frente a un embarazo de altísimo riesgo y durante el momento del parto pueden surgir múltiples complicaciones, siendo la más grave y frecuente la hemorragia másiva, cuya pérdida de sangre es de tres a cinco litros", comenta la especialista.

Lo particular de esta patología es que "se cursa de manera asintomática", señala Otero. "Ante la sospecha se recomienda la realización de una ecografía transvaginal Doppler a color y, si la sospecha persiste, es recomendable realizar una resonancia magnética", suma.

"La sospecha de que pueda a llegar a darse el acretismo es frecuente en pacientes con placenta previa y cesáreas o cirugías uterinas anteriores", dice.

Otero comenta que un embarazo de estas características jamás puede culminar con un parto domiciliario: "Una vez hecho el diagnóstico se debe realizar el parto en una institución de salud porque es una patología de resolución quirúrgica que, en general, se procede siempre a la histerectomía como parte del manejo del acretismo placentario".

En último lugar, cierra: "En estos casos se debe planificar una cesárea programada aproximadamente entre la semana 35 y 36 de embarazo para evitar una cesárea de urgencia. Es importante que se realice la maduración pulmonar fetal y siempre que el nacimiento sea asistido, como te dije anteriormente, en una institución de salud, por un equipo multidisciplinario, en el que se encuentran ginecólogos y urólogos, porque la placenta puede adherirse a otros órganos. También es necesario que esté preparada toda la parte de hemoderivados por los altos riesgos de la paciente de requerir transfusiones de sangre".

JP/ff