domingo 02 de octubre de 2022
SOCIEDAD atentado contra Cristina Kirchner

El ex vocero del papa Francisco le dio la razón al arzobispo Scheinig: "Metió la pata"

Guillermo Marcó habló sobre la misa celebrada en solidaridad con la paz por el atentado a Cristina Kirchner y analizó los enfrentamientos generados por la grieta.

14-09-2022 14:45

El ex vocero del papa Francisco, Guillermo Marcó, se refirió a la "Misa por la paz y la fraternidad de los argentinos" que se realizó el último sábado en la Basílica de Luján y reconoció que Jorge Eduardo Scheinig, el arzobispo local, cometió un error en la convocatoria. 

No fue lo que él pensó. Metió la pata porque no era una convocatoria de él, era una convocatoria local. No habrá pensado que si era el intendente el que convocaba, no tenían por qué ir el Presidente de la República ni el Gobernador”, reflexionó el ex vocero del Santo Padre, cuando todavía se hacía llamar Jorge Bergoglio. 

La referencia de Marcó se relaciona con el llamado que la municipalidad local hizo sobre la misa celebrada en solidaridad con la paz por el atentado a Cristina Kirchner, que finalmente tuvo la participación de gran parte del Frente de Todos y desató la polémica. Desde la oposición, incluso, se habló de un acto partidario. Luego de ver como repercutió el encuentro, el cura Scheinig pidió disculpas y aseguró: "Metí la pata". 

El arzobispo Jorge Scheinig "se disculpó" por la misa de Luján: “Metí la pata, todo fue muy rápido”

“Acá pasa algo parecido a lo que uno por ahí vive en las calles de Israel. Aunque palestinos y los ciudadanos judíos conviven tranquilamente… Después hay grupos que minoritarios hacen de este enfrentamiento la causa argentina. La misa fue parte de esa inconveniencia”, dijo Marcó en diálogo con Radio Mitre sobre la grieta que se generó a partir de la política. 

Alberto Fernández, saludando a autoridades religiosas antes de la misa en Luján.
Alberto Fernández en la "Misa por la paz"

“Se convoca para que se rece pero no había una convocatoria oficial, y eso generó mucha confusión”, manifestó. El mismo sábado y frente al presidente Alberto Fernández, que se encontraba encabezando la misa, el arzobispo Scheinig pidió perdón y agregó: “De verdad, lo quiero hacer de corazón, porque tal vez yo no invité... por no querer hacer algo tan importante me equivoqué, metí la pata. Quiero pedir perdón, de verdad. Porque así fue, fue rápido y a veces estas cosas nos superan”.

El jefe del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, fue uno de los cambiemitas que salió al cruce y acusó al Frente de Todos de "haber politizado una misa". 

Miguel Ángel Pichetto, auditor general de la Nación y referente de Encuentro Republicano, criticó el encuentro y además cargó contra la iglesia: “Otra muestra de la Iglesia sectaria y clasista”.

Miguel Pichetto: "Si la bala salía, ¿quién se beneficiaba? La oposición no"

Quiénes estuvieron en la "Misa por la paz y la fraternidad de los argentinos"

En el encuentro, el arzobispo Scheinig dijo: "La fraternidad es un don y una tarea, difícil, compleja, pero necesitamos darnos un clima de fraternidad". 

 20220910_misa_lujan_gobierno_presidencia_g
Política y religión en la Basílica de Luján

Horacio Rodríguez Larreta: "Haber politizado una misa es un extremo"

Algunos de los asistentes que escucharon ese mensaje fueron el ex presidente Eduardo Duhalde; el ministro del Interior, Eduardo De Pedro; la titular de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau; el intendente de Luján, Leonardo Boto, y la referente de Madres de Plaza de Mayo, Vera Jarach.

El gobernador bonaerense Axel Kicillof y representantes de organismos de derechos humanos, como Taty Almeida y el premio Nobel de la Paz, Pérez Esquivel, también estuvieron presentes.

Esta semana, el ministro bonaerense Andrés "Cuervo" Larroque contó que le dio un abrazo a Alberto Fernández, a quien había cuestionado por llevarse el gobierno a su mesa de luz. En el mismo lugar confluyeron dirigentes sociales como Esteban ‘Gringo’ CastroJuan Grabois; y sindicales como Hugo Yasky.

GI/fl