viernes 25 de mayo de 2018 | Suscribite
INTERNACIONAL / guerra total con la prensa
domingo 29 abril, 2018

Trump: ¿Por qué voy a ir a cenar con unos liberales que me detestan?

Por segundo año, faltó a la gala de corresponsales de la Casa Blanca. Hizo un acto en un municipio de Michigan, también llamado Washington.

Trump, luchando con el viento al regresar este sábado de Michigan. Foto: AFP

El presidente Donald Trump prefirió reunirse este sábado con un grupo de sus votantes en el estado de Michigan, en lugar que enfrentarse a la "crème" de la prensa, reunida en Washington DC para la prestigiosa cena de corresponsales de la Casa Blanca. En un feroz desplante a los medios de comunicación, que él considera "deshonestos", el presidente estadounidense eligió un municipio de las afueras de Detroit que lleva también el nombre de Washington, para celebrar un acto de campaña, con el fin de elogiar lo que él considera sus logros en materia económica. "Por cierto, ¿no es esto mejor que esa cena falsa de los corresponsales de la Casa Blanca en Washington?", preguntó un animado Trump a la multitud que lo aclamaba.

"Podría estar allí esta noche sonriendo, como si me gustara cuando me disparan un tiro tras otro", ironizó. "Si no sonríes, dirán 'él estuvo terrible'. 'No podía soportarlo'. Si sonríes, se preguntarán por qué sonreía", dijo el mandatario, mientras lo aplaudían. Trump, que ataca frecuentemente a los medios calificándolos de "deshonestos" y tilda de "fake news" (noticias falsas) cualquier información que considera negativa, evitó así por segundo año consecutivo la cena anual de periodistas acreditados en la Casa Blanca.

En el encuentro, tradicionalmente un humorista y el presidente de turno charlan abiertamente ante la prensa de Washington y algunas estrellas de Hollywood. "¿Por qué iba a querer estar encerrado en una sala para cenar con un grupo de liberales que me detesta?", había escrito el presidente en un mail destinado a la recaudación de fondos publicado para el partido republicano. 

El acto político, que se llevó a cabo en un complejo deportivo, fue el quinto de Trump en la región de Detroit desde el lanzamiento de su campaña presidencial en 2015. "Durante demasiado tiempo los trabajadores de Michigan habéis sido pura y simplemente traicionados. Durante décadas habéis recibido un golpe devastador tras otro. Habéis padecido acuerdos comerciales desastrosos que estoy corrigiendo", dijo.

"Los autos están volviendo a Michigan. Las fábricas están volviendo y están creciendo", agregó. "Mucha gente esta noche. Transmitido en directo por televisión", señaló Trump antes del acto, que pretendió hacer la competencia a la cena de corresponsales, también transmitida en directo.

"La ausencia de Trump se enmarca en un contexto más amplio", estimó el historiador Julian Zelizer en el sitio The Atlantic. "El presidente no solo es extremadamente hostil a la prensa y pone en duda su legitimidad acusando a los periodistas de ser enemigos del estado, sino que no acepta a ningún medio, a excepción del entorno de Fox News-Breitbart", los medios ultraconservadores que le apoyan, explica.

El signo más claro de su rechazo a los medios es "su decisión de haber autorizado únicamente una rueda de prensa él solo ante los periodistas, desde su llegada al poder", señala. El mitin de campaña de Trump en Detroit tiene lugar tras una semana particularmente cargada para el presidente, con la visita de Estado del presidente francés Emmanuel Macron, la confirmación por parte del Senado del nombramiento del nuevo jefe de la diplomacia Mike Pompeo y la cumbre histórica entre el líder norcoreano Kim Jong Un y el presidente surcoreano Moon Jae-in, además de haber recibido a la canciller alemana Angela Merkel.

La actriz Michelle Wolf, encargada de animar la cena de corresponsales de la Casa Blanca, se dirigirá a una silla vacía, algo que lamentó este sábado, poniendo en duda el valor de Trump. "Prefiero reírme de la gente en su cara, no a sus espaldas", dijo a la CBS. "Creo que no venir es cobarde. La única persona que faltó fue Ronald Reagan (en 1981) tras sufrir un intento de asesinato y, aun así, se disculpó", dijo la actriz en la reunión de periodistas, realizada en el Hotel Hilton de Washington  DC. “Es el 2018 y soy mujer, así que no me puedens callar”, bromeó Wolf, “a menos que hagas que Michael Cohen me transfiera 130.000 dólares”.

El año pasado no habían ido funcionarios de importancia de la administración Trump, pewro esta vez se vio a personal de la Casa Blanca, como Kellyanne Conway, conocida asesora del presidente, y el secretario de Comercio Wilbur Ross. A la secretaria de prensa Sarah Huckabee Sanders, que estaba sentada a sólo unos metros de Wilf, la actriz la criticó duramente, burlándose de su veracidad, su apariencia y sus raíces sureñas. 


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4275

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 5985-4606 | (5411) 5985-4603 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.