BLOOMBERG
Europa

Según el Banco Central Europeo, la debilidad económica amenaza la estabilidad financiera

El Banco Central Europeo (BCE) subió las tasas 10 veces desde mediados de 2022 y si bien las dejó sin variación el mes pasado, afectó la capacidad de las personas, las empresas y los Gobiernos para pagar su deuda.

European Central Bank President Christine Lagarde Rates Decision News Conference
European Central Bank President Christine Lagarde Rates Decision News Conference | Bloomberg

El lento crecimiento de la economía de la zona del euro amenaza con amplificar los riesgos para la estabilidad financiera que plantean las mayores tasas de interés, advirtió el Banco Central Europeo.

A medida que el impacto de la histórica campaña de ajuste monetario del BCE continúa su curso, los ingresos de los hogares, los ingresos corporativos y las finanzas públicas podrían sentir una presión adicional si la economía continúa mostrando datos decepcionantes, advirtió el banco central en su Informe de Estabilidad Financiera, que publica semestralmente.

“Las débiles perspectivas económicas, junto con las consecuencias de la alta inflación, están poniendo a prueba la capacidad de las personas, las empresas y los Gobiernos para pagar su deuda”, afirmó el vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, en Fráncfort. “Es fundamental que nos mantengamos alerta mientras la economía pasa a un entorno de tasas de interés más altas junto con crecientes incertidumbres y tensiones geopolíticas”.

Proyección de la UE: eurozona evita la recesión ante una menor inflación

Las perspectivas para la eurozona de 20 naciones han empeorado últimamente y es posible que haya una recesión después de que la producción se contrajera un 0,1% en el tercer trimestre. Se espera que la actividad se recupere ligeramente el próximo año, aunque se observaron riesgos a la baja como el impacto incierto de las alzas de tasas y la situación geopolítica, que se consideraron los riesgos dominantes cuando los banqueros centrales se reunieron en octubre.

Aun así, los mercados financieros actualmente esperan un “aterrizaje suave”, donde la inflación se modera sin un impacto significativo en el crecimiento, según el informe. La evidencia histórica sugiere que tal escenario es “difícil, pero no imposible, de lograr en la práctica, especialmente dada la magnitud de los aumentos de tasas en un corto período de tiempo”, señaló, y agregó que las sorpresas negativas para el crecimiento corren el riesgo de una “corrección desordenada”.

Banco Europeo

El BCE ha subido las tasas 10 veces desde mediados de 2022, pero las dejó sin variación el mes pasado. Si bien el efecto de esa campaña se siente cada vez más en sectores como el de bienes raíces, gran parte del ajuste aún no se ha filtrado, ya que los costos de endeudamiento para los hogares, las empresas y los Gobiernos sólo aumentan gradualmente.

Sin embargo, las insolvencias corporativas están comenzando a aumentar y podrían crecer aún más a medida que la desaceleración económica se generalice y los costos del crédito aumenten, indicó el BCE.

Europa ampliará la emergencia energética para frenar la crisis en medio de la guerra

“Podría haber más impagos en el futuro, con posibles efectos en cadena en los balances de los bancos, en los inversionistas no bancarios en deuda corporativa y en las perspectivas de empleo de los hogares”, señaló.

Los banqueros centrales también advirtieron que el ambiente se está volviendo más difícil para los bancos, que hasta ahora se han beneficiado del aumento de las tasas. Los prestamistas ahora enfrentan provisiones de mayor riesgo a medida que más prestatarios enfrentan dificultades para pagar los préstamos.

Los costos de financiación de los bancos también aumentarán a medida que se intensifica la competencia por los depósitos, más clientes transfieren su efectivo a depósitos a plazo de mayor rendimiento y es necesario refinanciar los pasivos que vencen.

La deuda soberana

Para limitar los riesgos, el BCE instó a las autoridades a preservar las reservas de capital macroprudenciales a las que recurrir si las condiciones en el sector empeoran. Los niveles actuales de rentabilidad bancaria podrían incluso permitir un aumento en algunos países, afirmó.

De Guindos destacó que “la situación de los mercados soberanos es buena” y que “no hemos visto ningún tipo de volatilidad excesiva en términos de diferenciales; incluso hemos visto un estrechamiento de los diferenciales”.

El BCE eliminará un recargo de capital sobre los préstamos apalancados a bancos

Sin embargo, el BCE dijo que las negociaciones de la Unión Europea sobre las nuevas reglas fiscales “están induciendo a una incertidumbre significativa” y que llegar a un acuerdo “es fundamental para anclar las expectativas de sostenibilidad de la deuda y un crecimiento sostenible e inclusivo”.

“El peor escenario para el BCE sería que no lleguemos a un acuerdo”, ya que los mercados exigen claridad sobre el “marco y las reglas que se aplican”, dijo de Guindos.

Traducido por Paulina Steffens.