BLOOMBERG
Mercado laboral

Crece el empleo en EE.UU. y disminuyen las posibilidades de una fuerte recesión

La Reserva Federal viene aplicando altas tasas para frenar la inflación, lo que podría llevar a una profunda desaceleración económica. Sin embargo, los últimos datos de empleo lucen optimistas.

Transportation Secretary Pete Buttigieg Visits Golden Gate Bridge Infrastructure Project
Transportation Secretary Pete Buttigieg Visits Golden Gate Bridge Infrastructure Project | Photographer: Benjamin Fanjoy/Bloomberg

El exsecretario del Tesoro Lawrence Summers dijo que si bien todavía ve que hay desafíos para que Estados Unidos evite una desaceleración mientras los encargados de la política monetaria luchan contra la inflación, las probabilidades de que así sea están mejorando.

“Estas cifras son consistentes con escenarios muy optimistas”, dijo Summers en el programa Wall Street Week de Bloomberg Television con David Westin, refiriéndose a los datos de empleo de agosto publicados el viernes. “Hay todo tipo de cosas que podrían haber sido señales de alarma en las cifras de hoy y que no sonaron”.

Los empleadores estadounidenses contrataron a 187.000 personas netas en agosto y ampliaron el promedio semanal de horas de trabajo, ambas señales de que la economía sigue “fuerte”, dijo Summers. Al mismo tiempo, los ingresos por hora registraron el menor aumento en más de un año y se sumó más de medio millón de nuevos integrantes al mercado laboral, lo que ayudó a reducir lo que ha sido un desequilibrio históricamente grande entre la oferta y la demanda laboral.

Esto no le gusta a los autoritarios
El ejercicio del periodismo profesional y crítico es un pilar fundamental de la democracia. Por eso molesta a quienes creen ser los dueños de la verdad.
Hoy más que nunca Suscribite

“Estas fueron buenas cifras”, dijo Summers, profesor de la Universidad de Harvard y colaborador remunerado de Bloomberg TV. “Sigo pensando que el camino hacia un aterrizaje suave es muy difícil, pero este fue un paso en esa senda”.

Las ganancias corporativas en Estados Unidos se recuperaron por menor temor a la recesión

De cara al futuro, será importante vigilar las posibles presiones sobre los salarios derivadas de la actividad laboral, afirmó. El reciente acuerdo firmado entre United Parcel Service Inc. y sus trabajadores sindicalizados “probablemente no era consistente con una inflación del 2%”, dijo. Ahora, los fabricantes de automóviles se enfrentan a amenazas de huelga del sindicato United Auto Workers.

“Ese ha sido tradicionalmente un modelo importante en la economía”, dijo Summers sobre las negociaciones salariales de la industria automotriz. Es comprensible que el sindicato UAW sea “muy ambicioso” en sus demandas, dado que hay “muchos trabajadores rezagados” en un momento en que a los fabricantes de automóviles les fue bien.

A diferencia de las tensiones laborales en la industria ferroviaria del año pasado, “el Gobierno federal sólo tuvo roles limitados” con respecto a la influencia en el sector automotriz, dijo el exjefe del Tesoro.

“Estas son situaciones muy difíciles para los Gobiernos”, aseveró Summers. “Si hay una huelga, será algo que la gente deberá vigilar durante el próximo mes, también en términos de presiones inflacionarias”.

Summers reiteró su preocupación por el creciente déficit fiscal de EE.UU. y que a la larga eso lleve a la necesidad de enfrentamientos en Washington para aumentar los ingresos del Gobierno. Una de las razones por las que la economía ha sido tan fuerte frente a las altas tasas de interés ha sido una oscilación fiscal de “quizás el 3%” del producto interno bruto este año en comparación con 2022, dijo.

Estados Unidos: la Bolsa de Valores retrasa su decisión sobre el primer fondo en bolsa invertido en Bitcoin

Advertencia de cierre

“Sería útil si pudiéramos llegar a puntos de vista más realistas sobre el hecho de que vamos a necesitar más ingresos”, afirmó. También advirtió que los legisladores deben aprobar los proyectos de ley de asignaciones anuales que son necesarios para mantener financiado al Gobierno federal después del inicio del nuevo año fiscal el 1 de octubre.

Un cierre causado por un impasse sobre los proyectos de ley de gastos “no ahorra dinero y ayuda a que la gente se desilusione más de Washington”, dijo.

Traducido por Paulina Steffens.