sábado 21 de mayo de 2022
BLOOMBERG Consumo
25-03-2022 09:37

Brasil: se disparan los precios al consumidor ante el alza del combustible y los alimentos

Los precios en el gigante sudamericano superaron las proyecciones de marzo impulsados por los estragos que causa la guerra en los mercados de productos básicos.

25-03-2022 09:37

Los precios al consumidor de Brasil se aceleraron para superar las proyecciones a mediados de marzo, impulsados por el aumento de los costos de la gasolina y los alimentos, mientras la invasión rusa a Ucrania causa estragos en los mercados mundiales de productos básicos.

Los precios aumentaron un 10,79% frente a un año atrás, por encima de la estimación mediana de 10,69% en una encuesta de Bloomberg. La inflación hasta mediados de mes llegó al 0,95%, informó el viernes el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El desempleo en Brasil supera las expectativas y vuelve a niveles de prepandemia 

Los encargados de política monetaria de Brasil dicen que se están acercando al final de un ciclo de ajuste en el que las tasas de interés aumentaron en 975 puntos básicos frente a un año atrás para combatir una inflación que supera el objetivo. Dichos planes se están poniendo a prueba ahora que el petróleo se disparó a más de US$100 por barril en medio de la guerra en Ucrania, lo que ha elevado aún más el costo de vida.

El 10 de marzo, la estatal Petróleo Brasileiro SA, que sigue los precios internacionales, pero trata de proteger a los consumidores de períodos de alta volatilidad, anunció que incrementaría los precios del combustible en hasta 25%.

Después de elevar este mes la tasa de referencia Selic a 11,75%, el banco central ha señalado que planea aumentar costos de endeudamiento en un punto porcentual adicional en mayo antes de detener las alzas. El presidente del banco, Roberto Campos Neto, dijo esta semana que la inflación llegará a su punto máximo en abril para luego disminuir hacia el objetivo.

Ex rival de Lula podría convertirse en su compañero de fórmula presidencial 

Los encargados de política monetaria apuntan a alzas de los precios al consumidor de 3,5% para 2022 y 3,25% para 2023.

La combinación de una inflación de dos dígitos y condiciones crediticias ajustadas está representando un gran lastre para la economía brasileña. Los analistas encuestados por el banco central estiman un crecimiento de solo 0,5% para este año y de 1,3% para 2023.