sábado 03 de diciembre de 2022
BLOOMBERG Economía

Reino Unido, el país rico que menos crecerá en 2022-2023

Según la OCDE, el país europeo se contraerá un 0,4% en 2023 y se expandirá solo un 0,2% en 2024 en un período de estancamiento que ningún otro gran país industrializado experimentará.

22-11-2022 12:11

Gran Bretaña caerá al final de la tabla de posiciones del Grupo de los Siete en términos de crecimiento en los próximos dos años, a medida que la alta inflación y tasas de interés reduzcan el gasto, según la OCDE.

La producción del Reino Unido se contraerá un 0,4% en 2023 y se expandirá solo un 0,2% en 2024 en un período de estancamiento que ningún otro gran país industrializado experimentará. Alemania es el único otro país del G7 para el que se pronostica una contracción el próximo año, de un 0,3%, pero se proyecta que se recuperará con un crecimiento del 1,5% en 2024.

Todos los británicos deberán pagar más impuestos

El club de países ricos con sede en París señaló que las tasas de interés deberán aumentar al 4,5%, donde permanecerán hasta fines de 2024, para lidiar con la inflación más alta en cuatro décadas. Hace un año, las tasas se ubicaban en un 0,1%.

El Reino Unido se enfrenta a una crisis doble por el impacto de los precios del gas que está experimentando Europa y un mercado laboral ajustado que seguirá impulsando los salarios, dijo la OCDE. Sin embargo, los salarios no seguirán el ritmo de la inflación, condenando a los hogares del Reino Unido a una restricción del costo de vida durante dos años que desencadene la recesión.

Si bien es pesimista, el pronóstico no es tan malo como el del Banco de Inglaterra o el de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria del Gobierno del Reino Unido, que este mes proyectaron recesiones aún más agudas. Ambos estiman que el PIB caerá alrededor de un 1,5% el próximo año, y el Banco de Inglaterra prevé más contracción en 2024.

Por la fortuna de su esposa, Rishi Sunak es más rico que Carlos III

En su perspectiva económica, la OCDE dijo que la inflación caerá lentamente desde el actual máximo de 11,1% a 4,5% para fines del próximo año y a 2,7% para fines de 2024. Como resultado, “se espera que continúe el ajuste de política monetaria”.

La OCDE estima que las tasas de interés, actualmente del 3%, alcanzarán un 4,5% “para el segundo trimestre de 2023 y que se mantendrán en ese nivel durante todo el período de proyección”. Las tasas “afectarán el gasto de los consumidores y el aumento de las tasas de interés a largo plazo conducirá a una desaceleración en el mercado de la vivienda”.

La inversión empresarial también se verá afectada debido al mayor costo del capital y una persistente incertidumbre.