sábado 25 de septiembre de 2021
CIENCIA Pandemia de coronavirus
05-09-2021 19:45
05-09-2021 19:45

Prestigioso científico dijo que oyó hablar del Covid-19 antes de que China lo reportara

Ian Lipkin dijo que, a través de un colega, se enteró del incipiente brote del virus en Wuhan 16 días antes de que las autoridades sanitarias chinas lo informaran a la OMS.

05-09-2021 19:45

Mientras EEUU y China siguen enfrascados en una batalla verbal para convencer al mundo de que el otro fue responsable de causar la pandemia de coronavirus, un científico estadounidense especializado en enfermedades infecciosas aseguró que tuvo noticias del Covid-19 más de dos semanas ante de que el régimen chino notificara al mundo sus primeros casos.

En declaraciones al director Spike Lee para una nueva serie documental, Ian Lipkin, epidemiólogo de la Universidad de Columbia reconocido por su trabajo para contener el brote del virus SARS en la década de 2000, dijo que a través de colegas se enteró del brote del virus recién descubierto en Wuhan el 15 de diciembre, 16 días antes de que las autoridades sanitarias chinas informaran a la Organización Mundial de la Salud el 31 de diciembre.

Covid-19: "Quizás nunca sepamos los orígenes del virus", afirmó un experto en murciélagos

En una entrevista separada, el académico dijo que Lu Jiahai, un amigo chino y socio de investigación de la Universidad Sun Yat-sen en Guangzhou, en el sur de China, le había contado sobre el nuevo virus.

Las autoridades médicas chinas solo se dieron cuenta de que estaban lidiando con un nuevo coronavirus a fines de diciembre de 2019, tras la detección de pacientes con síntomas similares, similares a una neumonía grave, que se originaron principalmente en la ciudad de Wuhan a partir del 8 de diciembre o alrededor de esa fecha.

A fines de diciembre, las autoridades sanitarias vincularon los casos a un mercado mayorista de mariscos húmedos, lo que generó sospechas de que el virus pudo haber pasado de los animales a los humanos. Más de un año y medio después, esta calamidad ya causó más de 4,5 millones de muertes, devastó economías de todo el planeta y condujo a los gobiernos a tomar severas restricciones de las libertades personales. Paralelamente, aún no se descubrió el vínculo que demuestre la propagación entre animales y humanos.

China amenaza con represalias por informe sobre origen del Covid

Lipkin, de 68 años, recibió elogios tanto en los su país como en China por su trabajo asesorando a las dos naciones sobre su respuesta al brote de SARS (2002-2003), durante los cuales ayudó al gobierno chino a “evaluar el estado de la epidemia, identificar las lagunas en la ciencia y desarrollar una estrategia para contener el virus y reducir la morbilidad y la mortalidad”. En EEUU se unió a un grupo de trabajo del Departamento de Defensa para ayudar con tareas similares.

En los primeros días del brote de 2019, Lipkin predijo inicialmente que el nuevo virus causaría menos muertes que el SARS y viajó posteriormente a Guangzhou, donde se reunió con asesores médicos chinos de alto nivel. Más tarde contrajo Covid-19 y se trató a sí mismo con hidroxicloroquina, el medicamento contra la malaria que el ex presidente Donald Trump promocionó como una cura milagrosa.

Meses atrás, Lipkin había advertido que que los seres humanos deberán “vivir el resto de nuestras vidas con este virus” ya que “no va a desaparecer”. “Habrá que vacunar a los recién nacidos para siempre y probablemente tengamos que dar dosis adicionales de recuerdos a los ya vacunados. Va a ser un problema recurrente. No creo que la vida vuelva a ser del todo normal”, dijo en una entrevista. Adelantó que solo a partir de 2022, gracias a la vacunación global, “los niveles de infección bajarán drásticamente” y se verá una “reducción dramática de las muertes”. Pero advirtió: “Existen muchos animales por todo el mundo que se van a convertir en reservorios de este virus”.

China amenaza con represalias por informe sobre origen del Covid

China y EEUU: batalla diplomática por el origen del coronavirus

Desde el inicio de la pandema, funcionarios estadounidenses acusaron a China de haber creado el SARS-CoV-2 en un laboratorio de Wuhan, desde donde se filtró a la población.

China negó categóricamente estas afirmaciones y, la semana pasada, las agencias de inteligencia estadounidenses publicaron un breve resumen sin clasificar de una investigación largamente esperada sobre los orígenes de coronavirus, que dice que el virus “probablemente surgió e infectó a los humanos a través de una exposición inicial a pequeña escala que ocurrió a más tardar en noviembre de 2019”, con el primer virus conocido casos que aparecieron en Wuhan en diciembre de ese año.

La investigación de inteligencia ordenada por Joe Biden concluyó que el virus “no se desarrolló como un arma biológica” y dijo que “la mayoría” de sus agencias “evalúan con poca confianza que el SARS-CoV-2 probablemente no fue diseñado genéticamente”, aunque dos agencias creen que no existe suficiente evidencia para hacer una evaluación de cualquier manera”.

 

ds