29 nov 2020
COLUMNISTAS |opinión
sábado 6 junio, 2020

La conferencia de Sérgio Moro (II)

Sérgio Moro Foto: Cedoc Perfil
sábado 6 junio, 2020

Muchas prohibiciones hacen más atractivo lo prohibido. Sucede en el terreno individual que estudia la psicología: “La prohibición convoca al deseo”, como a nivel social: la antropología estructural de Lévi-Strauss coincide con Freud sobre la condición inaugural de la cultura que tienen las prohibiciones.

Como la prohibición también hace “notorio” lo prohibido al conocerse la cancelación de la conferencia del ex juez de Brasil Sérgio Moro titulada “Democracia, Estado de derecho y combate a la corrupción”, a raíz de la “desinvitación” de la Facultad de Derecho de Buenos Aires –producida paradójicamente por su Centro de Estudios sobre Transparencia y Lucha contra la Corrupción–, aparecieron otras instituciones ofreciendo sustituir a la Facultad de Derecho de Buenos Aires.

"La libertad es siempre libertad para quien piensa diferente" (Rosa Luxemburgo)

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, le escribió a Sérgio Moro ofreciendo organizar su conferencia. También el presidente del Colegio de Abogados de Buenos Aires, Máximo Fonrouge, le envió una nota formal invitándolo a realizar su conferencia en esa institución. Sérgio Moro declinó ambas invitaciones argumentando que no quería que se interpretara su conferencia como un hecho político opositor al gobierno aumentando la incomprensión sobre la causa del Lava Jato, que a la distancia lleva a no pocos argentinos a simplificarla asociándola solo con la condena a Lula cuando el ex presidente de Brasil tiene condena de otro juez federal que no es Moro en otra causa, además de haber sido condenado por dos cámaras federales diferentes, en algunos casos aumentando la pena impuesta en primera instancia, y el Supremo Tribunal, equivalente a nuestra Corte Suprema. 

En la causa del Lava Jato, Sérgio Moro condenó también al líder de la oposición de Lula y presidente de la Cámara de Diputados, que produjo el impeachment a Dilma Rousseff, junto al gobernador del estado de Paraná, también de signo contrario a Lula. Y además de a funcionarios del Partido de los Trabajadores, Moro condenó a veinte diputados y senadores de todos los partidos de la oposición del PT: 7 del PMDB, 5 del PP, 4 del PTB, 2 del SD y 2 del PSDB. Y lo más importante: condenó a sesenta empresarios de las principales proveedoras del Estado que pagaban sobornos desde mucho antes de que Lula fuera presidente.

Pero al mismo tiempo que Moro desechaba los ofrecimientos de Bullrich y Fonrouge, el decano de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad del Litoral, Javier Aga, quien semanas antes me había invitado a dar una conferencia sobre la crisis mundial, me escribió para proponer trasladar la invitación a Moro y que esa Facultad de Derecho sustituyera a la de Buenos Aires. 

Fundada en 1889, la Universidad del Litoral es una de las más tradicionales universidades públicas argentinas: dos de los cinco miembros de nuestra Corte Suprema son egresados de su Facultad de Derecho: Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, y en el edificio del rectorado de la universidad se realizó la última Convención Nacional Constituyente, que dio origen a nuestra Constitución de 1994, y también fue elegido para el primer debate presidencial realizado en el interior del país, en 2019.

Tratándose de una institución académica, Sérgio Moro aceptó mantener su conferencia y partir de allí varias otras universidades se fueron sumando: la Universidad Católica de Córdoba, la Universidad Blas Pascal, la Facultad de Derecho de la Universidad Austral, la Universidad de Belgrano, la Universidad del Salvador. Además de las universidades mencionadas, que estarán representadas por sus rectores o decanos, a título personal adhirieron al evento el rector de la Universidad Nacional de Córdoba, Hugo Juri; el rector de la Universidad Católica Argentina, Miguel Schiavone; el rector de la Universidad Caece, Alberto Allemand; la decana de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de UADE, Silvia Toscano, y la directora del Centro de Estudios Anticorrupción de la Universidad de San Andrés, Érica Pedruzzi. Cuando el miércoles se realice la conferencia, habrá más casas de estudios y académicos que sumarán su adhesión.

La ponencia mantendrá la fecha y el horario planeados originalmente: las 10 de la mañana del miércoles 10 de junio. Será organizada por Perfil Educación y transmitida por Zoom para 200 académicos mientras que para el público en general se transmitirá en vivo a través de Facebook live/perfilcom, Youtube live / perfiltv, o directamente en Perfil.com, y en forma diferida por NET TV en el espacio de Periodismo puro el fin de semana siguiente.

Un adelanto de la línea argumental de la conferencia de Moro surge de la primera columna de opinión que publicó hace tres días y comienza así: “El emperador romano, en la tradición política y jurídica de la época, era considerado dominus mundi y legibus solutus. Él era el señor del mundo y estaba por encima de la ley, más que eso, era la ley misma”.

“En la evolución histórica, pasamos por las monarquías absolutistas del ‘Estado soy yo’ de los siglos XVII y XVIII y por el totalitarismo de derecha e izquierda en la primera mitad del siglo XX, pero desde entonces hemos avanzado con el reconocimiento de los derechos fundamentales, la separación de poderes y la supremacía de la Constitución”.

“Dentro del modelo del Estado de derecho, el gobierno es el de las leyes, no a discreción del gobernante o de intereses especiales. Es esencial separar el Estado de la persona del gobernante. Las instituciones estatales, aunque están sujetas a ciertas pautas políticas, están sujetas a la aplicación neutral y no partidista de la ley”.

“Esto es especialmente relevante para las agencias de aplicación de la ley que también tienen un papel en el control de las acciones del propio gobierno, y es esencial para el modelo del Estado de derecho garantizar la independencia de los tribunales de justicia y del Ministerio Público”.

"Si no creemos en la libertad de expresión de quienes despreciamos, no creemos en ella" (Noam Chomsky)

“También es necesario garantizar la autonomía funcional incluso de organismos vinculados al Poder Ejecutivo. Los cuerpos policiales, encargados ​de investigar crímenes, a veces de los propios gobernadores, no pueden estar sujetos a la discreción del funcionario de la ocasión. El mismo razonamiento es válido para varios otros sectores en los que se requiere la aplicación neutral de la ley por parte de los agentes públicos, como en asuntos fiscales, sanitarios o medioambientales”. (...)

* * *

Hoy, 7 de junio, se celebra en Argentina el Día del Periodista: me alegra doblemente poder compartir con la audiencia el anuncio sobre que no pudo ser consumado un acto de censura, independientemente de compartir o no el contenido de lo que se impedía expresar.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5194

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.